portada: El famoso busto de Nefertiti, descubierto por Ludwig Borchardt, es parte de la colección del Museo Egipcio de Berlín (The Red List)

La Tumba de la Reina Nefertiti Podría Hallarse tras los Muros de la Cámara Funeraria de Tutankamón

Un arqueólogo que se encontraba estudiando las imágenes registradas mediante escáner electrónico de los muros de la antigua tumba del faraón egipcio Tutankamón, cree que ha descubierto en ella una puerta falsa que podría conducir a la tumba de Nefertiti, la famosa sucesora de Akenatón y probable madre de Tutankamón. La localización de la tumba de Nefertiti ha sido uno de los mayores misterios de la Egiptología desde siempre, y el arqueólogo Nicholas Reeves opina que una futura exploración tras los muros de la tumba de Tutankamón en las Tumbas Reales de Amarna, en el Valle de los Reyes, estaría más que justificada.

“El concienzudo análisis de las imágenes registradas por el escáner de Factum Arte en el curso de varios meses ha posibilitado que obtuviéramos estos más que intrigantes resultados: indicios de dos puertas desconocidas hasta ahora, una de ellas integrada en una partición de muro de mayor tamaño y ambas aparentemente intactas desde la antigüedad,” escribe Reeves en un nuevo artículo sobre su estudio de estas imágenes. “Las implicaciones son extraordinarias, ya que, si lo que aparece en clave digital se corresponde con la realidad física, puede que no solo hayamos encontrado una posible nueva cámara de la era de Tutankamón al oeste; también al norte aparece señalada una continuación de la tumba KV 62 y en el interior de estas profundidades inexploradas una cámara real más antigua—la de la propia Nefertiti, célebre consorte, co-regente y finalmente sucesora del faraón Akenatón.”

La Placa de Wilbour del Museo de Brooklyn. Nefertiti aparece retratada con un tamaño casi idéntico al de su marido (Fuente: Museo de Brooklyn)

La Placa de Wilbour del Museo de Brooklyn. Nefertiti aparece retratada con un tamaño casi idéntico al de su marido, lo que pone de manifiesto su importancia. Fuente de la imagen: Museo de Brooklyn


Las pinturas murales de la cámara funeraria del faraón Tutankamón, escaneadas por Factum Arte y estudiadas por Reeves, de la Universidad de Arizona, ocultan la superficie pétrea de los muros. Pero según asegura Reeves hay señales reveladoras en las grietas y fisuras de las paredes que pueden ser indicio de otras cámaras tras los propios muros, considerados de sólida piedra caliza.  

Howard Carter descubrió la tumba de Tutankamón intacta en 1922, con más de 5.000 objetos en su interior.

“Las pinturas del interior de esta [cámara funeraria] documentan las principales fases de la transición física y espiritual de Tutankamón de este mundo al reino de los dioses. Aunque afectadas seriamente por el moho, estas superficies pintadas se mantienen sólidas e intactas. Al cubrir las pinturas virtualmente cada centímetro de las paredes, la arquitectura subyacente queda oculta casi por completo. Carter, seguido de todos los egiptólogos desde entonces, parece haber dado por hecho que tras las pinturas y el muro no había otra cosa que roca, influido en esta idea por el hecho de que cuatro amuletos excéntricamente situados interrumpían la decoración para dejar al descubierto la sólida piedra caliza del muro.”

Imagen de la cámara funeraria del faraón Tutankamón registrada por el escáner de Factum Arte (Factum-arte.org scan)

Imagen de la cámara funeraria del faraón Tutankamón registrada por el escáner de Factum Arte. Detrás de estas paredes, según un investigador, puede encontrarse la tumba de Nefertiti (Factum-arte.org scan)

Reeves plantea como posibilidad que cuando Tutankamón murió en el año 1332 a. C., su tumba desplazara a la que iba a ser la tumba de Nefertiti y pasara a ocupar parte de su espacio, llevándose también a su cámara algunos objetos del futuro ajuar funerario de la reina a causa de la prematura e inesperada muerte del joven faraón. A continuación, aunque aclara que este punto no puede ser probado por ahora, especula con que la propia Nefertiti “pudo haber heredado, adaptado y utilizado la totalidad de las instalaciones funerarias oficialmente destinadas en un principio a Akenatón.”

Aunque la tumba de Tutankamón estaba ricamente decorada y debidamente identificada, era pequeña para ser la de un rey. Reeves cree que podría ser una extensión de la tumba de Nefertiti, de mayor tamaño.

Nefertiti es una de las más famosas reinas del antiguo Egipto, solo por detrás de Cleopatra, y aunque bastantes aspectos de su vida están bien documentados, muchos misterios aún rodean a su muerte y enterramiento. A pesar de que cientos de momias reales se han descubierto ya en Egipto, la de Nefertiti sigue, por ahora, en paradero desconocido.

Diagrama del Theban Mapping Project (Proyecto de Cartografiado de Tebas) en el que podemos observar en gris la tumba de Tutankamón, y en amarillo dos posibles nuevas cámaras

Diagrama del Theban Mapping Project (Proyecto de Cartografiado de Tebas) en el que podemos observar en gris la tumba de Tutankamón, y en amarillo dos posibles nuevas cámaras, una de las cuales, según un investigador, podría ser la cámara funeraria de Nefertiti.

Neferneferuaten Nefertiti vivió del 1370 a. C. al 1340 a. C. Estaba casada con el faraón Akenatón, que le otorgó numerosos títulos, entre ellos los siguientes: Gran Esposa Real, Princesa Heredera, Grande entre Alabanzas, Señora de la Gracia, Dulce de Amor, Señora de las dos Tierras, Gran Esposa del Rey, Señora de todas las Mujeres y Señora del Alto y el Bajo Egipto. Nefertiti era conocida por ser muy bella, y su nombre significa “la bella ha llegado.” Aunque poco se sabe de los orígenes de Nefertiti, se cree que procedía de una ciudad egipcia llamada Akhmim y que era pariente cercana de un alto oficial de nombre Ay. Otros creen que Nefertiti era extranjera.

En una entrevista concedida a The Economist, Reeves declara: “Si me equivoco, me habré equivocado; pero si estoy en lo cierto, puede ser el mayor descubrimiento arqueológico realizado jamás.”

Imagen de portada: El famoso busto de Nefertiti, descubierto por Ludwig Borchardt, es parte de la colección del Museo Egipcio de Berlín, y actualmente se encuentra cedido al Altes Museum de la misma ciudad para su exposición. (The Red List).

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo