Portada-Sección reconstruida del Salón de Ámbar (Wikipedia)

El tren del oro Nazi podría contener el desaparecido “Salón de Ámbar” del Palacio de Charlottenburg

Los titulares de la semana pasada hablaron en todo el mundo del descubrimiento por parte de dos cazadores de tesoros de un tren Nazi repleto de oro y riquezas, oculto en un túnel olvidado durante largo tiempo en las montañas de Polonia, la localización del cual ha sido confirmada por el gobierno polaco. Ahora se ha informado de que este tren podría también contener el desaparecido Salón de Ámbar del Palacio de Charlottenburg, una estancia de principios del siglo XVIII construida con ámbar, oro y joyas preciosas, cuyo valor se calcula en unos 385 millones de dólares.

El Ministerio de Cultura de Polonia ha anunciado que la localización del tren Nazi fue revelada a un polaco y un alemán, cuyas identidades se han mantenido en secreto, a través de la confesión de un moribundo en su lecho de muerte. The Telegraph informó de que dos cazadores de tesoros habían descubierto un tren acorazado de 100 metros de largo e inmediatamente habían enviado una reclamación al gobierno polaco – según las leyes polacas quien encuentra un tesoro tiene derecho a conservar el 10% del valor de su descubrimiento. El gobierno polaco ha confirmado ahora la localización del tren utilizando un georradar.

Al parecer el tren se encuentra en un túnel subterráneo construido por los Nazis a lo largo de un tramo de vía férrea de 4 Km de longitud en la línea que une Wroclaw con Walbryzch. No obstante, su localización exacta se está manteniendo en secreto, entre otras cosas porque se cree que podría estar lleno de trampas ocultas o incluso minado, por lo que deberá ser investigado cuidadosamente en una operación en la que colaborarán el Ejército, la Policía y los Bomberos.

Túnel subterráneo bajo el castillo polaco de Ksiaz, parte del proyecto “Riese” de la Alemania Nazi (Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia / Flickr)

Túnel subterráneo bajo el castillo polaco de Ksiaz, parte del proyecto “Riese” de la Alemania Nazi ( Ministerio de Asuntos Exteriores de Polonia / Flickr )

Tesoro Nazi

Cuenta la leyenda que los alemanes ocultaron al Ejército Rojo Soviético los tesoros que habían saqueado  como política de seguridad para ayudar a criminales de guerra huidos a escapar y empezar una nueva vida tras acabar la Segunda Guerra Mundial.

Aunque los funcionarios del gobierno han declarado que desconocen el contenido exacto del tren Nazi, Piotr Zuchowski, viceministro de conservación, declaró a Radio Jedynka que su contenido “probablemente sea equipo militar, aunque también es posible que contenga joyas, obras de arte y documentos archivados,” informa Yahoo News . El comunicado del Ministerio en el día de ayer especulaba con la posibilidad de que también contuviera el desaparecido Salón de Ámbar del Palacio de Charlottenburg de San Petersburgo, desmantelado por los Nazis en 1941.

El Salón de Ámbar

El Salón de Ámbar fue instalado originalmente en 1701 en el Palacio de Charlottenburg, hogar de Federico I, primer rey de Prusia. Durante una visita de estado a Prusia, el Salón de Ámbar cautivó la atención del Zar de Rusia, Pedro el Grande. Viendo una oportunidad de ganarse el favor del Zar, Federico I ofreció el Salón de Ámbar al Zar como obsequio el año 1716, a fin de consolidar de este modo la reciente alianza formada entre Prusia y Rusia para combatir a Suecia. El Salón de Ámbar fue desmantelado y enviado a Rusia en 18 grandes cajas, para ser reconstruido en el Palacio de Invierno de San Petersburgo como parte de su colección de arte europeo. En 1755, la zarina Isabel trasladó el Salón de Ámbar al Palacio de Charlottenburg, donde permaneció hasta que fue robado y desmantelado por los Nazis en 1941 y enviado al museo del castillo de Königsberg.

Aunque el Salón de Ámbar estuvo en exposición los dos años siguientes, la guerra empezó a no ir muy bien para los alemanes, y se aconsejó al director del museo, Alfred Rohde, que desmantelara el salón y lo embalara para su posterior transporte. Menos de un año más tarde, los bombarderos aliados destruyeron la ciudad de Königsberg, y el castillo y su museo quedaron en ruinas. Tras la destrucción del castillo, el rastro del Salón de Ámbar sencillamente se desvaneció.

El Salón de Ámbar original, 1931 (Wikipedia)

El Salón de Ámbar original, 1931 ( Wikipedia)

Muchos creen que los alemanes ocultaron el Salón de Ámbar en algún lugar seguro antes de la destrucción del castillo de Königsberg y, por esta razón, ha habido muchos intentos de dar con su paradero, todos ellos infructuosos hasta ahora.

Si el recién descubierto tren del oro nazi realmente contiene los pedazos del mundialmente famoso Salón del Ámbar, su hallazgo habrá supuesto el retorno y la reconstrucción de un muy valioso capítulo de la historia.

Imagen de portada: Sección reconstruida del Salón de Ámbar ( Wikipedia)

Autor: April Holloway

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article