All  
Diagrama y fotografía de un retazo de algodón hallado en el asentamiento de Huaca Prieta (Perú) y que presenta franjas teñidas de azul índigo. (Splitstoser y colaboradores)

Descubierto en Perú el tejido más antiguo del mundo teñido con azul índigo

Aunque los pantalones tejanos en su forma moderna son una invención de finales del siglo XIX, el procedimiento de teñir el algodón con índigo es una técnica que se remonta a miles de años atrás. Considerada hasta ahora como una tecnología del antiguo Egipto, los investigadores han descubierto ahora una prueba aún más antigua de la utilización del índigo en otro lugar del mundo: un asentamiento preinca de la costa norte de Perú.

Como escriben los investigadores Jeffrey C. Splitstoser, Tom D. Dillehay, Jan Wouters y Ana Claro en su artículo publicado en Science Advances:

Los tejidos de algodón de hace 6.000 años hallados en el asentamiento precerámico de Huaca Prieta, en la costa norte de Perú, conservan rastros de un pigmento azul que ha sido analizado e identificado positivamente como tinte indigoide (indigotina), lo que les convierte en la prueba más antigua conocida de todo el mundo de la utilización del índigo, obtenido muy probablemente de especies del género Indigofera nativas de Sudamérica. El descubrimiento sería anterior en 1.500 años al uso de índigo más antiguo conocido del Nuevo Mundo, datado en la dinastía V del antiguo Egipto [hace unos 4.400 años].

National Geographic informa de que los investigadores analizaron ocho retazos de tejido de algodón cuya antigüedad está entre los 6.200 y los 1.500 años. Mediante la utilización de cromatografía líquida de alto rendimiento el equipo ha identificado la presencia de tinte índigo de origen vegetal en cinco de las ocho muestras examinadas: dos de tejido tafetán y tres de tejido trenzado. Se cree que estos retales, rasgados o recortados, formaron parte en el pasado de bolsas o bolsos de algún tipo.

“Los tejidos se encontraban muy, muy sucios en un principio” afirma el arqueólogo Jeffrey Splitstoser en declaraciones recogidas por National Geographic, añadiendo a continuación que: “Se puede ver azul en algunas de las muestras, pero en ellas predomina el gris. ¿Sabes cómo se desgastan unos tejanos azules con el paso del tiempo? Pues bien, esto es como si fueran tejanos azules de hace 6.000 años.”

En su artículo, el equipo de investigadores escribe que su intención era “comprobar si se podían detectar tintes de índigo en las piezas textiles del contexto arqueológico dado. La conclusión es clara: sí.”

Banda o cinturón de algodón hallada en Huaca Prieta y cuya antigüedad es de 4.100 – 3.500 años. Presenta una franja central de azul índigo y ocre amarillo. (Lauren A. Badams)

Banda o cinturón de algodón hallada en Huaca Prieta y cuya antigüedad es de 4.100 – 3.500 años. Presenta una franja central de azul índigo y ocre amarillo. (Lauren A. Badams)

El artículo de los investigadores sostiene que antes de este estudio “los tintes azules más antiguos identificados en el continente americano procedían de Ocucaje y los Paracas Necrópolis, y estaban datados en unos 2.500 2.250 años de antigüedad. […] Entre las piezas textiles del Viejo Mundo hay tejidos egipcios con bandas teñidas de índigo datadas en la dinastía V (hace unos 4.400 años). También se conocen otras muestras de índigo halladas en Xinjiang, China, donde este tinte ha sido positivamente identificado en tejidos de hace 3.000 años. Se cree que el índigo podría haber sido empleado con anterioridad en el Próximo Oriente. Sin embargo, no disponemos de muestras de identificación positiva de índigo procedentes de esta región que lo confirmen, lo que convierten al índigo detectado en Huaca Prieta en el uso más antiguo conocido de índigo.”

Huaca Prieta es un yacimiento arqueológico que estuvo habitado hace entre 14.500 y 4.000 años. Fue excavado por primera vez en los años 40 por Junius Bird, y costa de un túmulo ceremonial de gran tamaño hecho de piedra y tierra. En este asentamiento se producían “los más antiguos tejidos de algodón decorados con arte reconocible de toda América.” (Splitstoser et al.)

Junius Bird examina elementos textiles, botánicos y de cordaje hallados en Huaca Prieta, 1946-1947. Fotografía de John Collier. (Museo Americano de Historia Natural)

Junius Bird examina elementos textiles, botánicos y de cordaje hallados en Huaca Prieta, 1946-1947. Fotografía de John Collier. (Museo Americano de Historia Natural)

En relación con el uso del algodón en la fabricación de tejidos, parece que al igual que ocurrió con la utilización del índigo, la idea surgió independientemente en diversos puntos del mundo. Aparte de los ejemplos descubiertos en Perú y México, el algodón se cultivaba, hilaba y tejía también en la India, China, Egipto y Pakistán en épocas antiguas.

Sin embargo, en National Geographic podemos leer que la costa norte de Perú alberga asimismo las pruebas más antiguas de cultivo del algodón. Splitstoser explica en National Geographic que “El algodón nativo de la región, Gossypium barbadense, es también conocido como Algodón Pima, y su cepa se convirtió en la espina dorsal de los modernos híbridos industriales del algodón actual.”

Retazo de una prenda de algodón hallada en Huaca Prieta, 2500 a. C. – Museo Americano de Historia Natural, Nueva York, Estados Unidos. (Public Domain)

Retazo de una prenda de algodón hallada en Huaca Prieta, 2500 a. C. – Museo Americano de Historia Natural, Nueva York, Estados Unidos. (Public Domain)

Otra famosa pieza textil del antiguo Perú es uno de los conocidos como Mantos de Paracas, una mortaja funeraria de hace 2.000 años que “ha sido descrita como singularmente compleja, con más de 80 tintes diferentes de colores azul, verde, amarillo y rojo entretejidos en una trama de 32 casillas.” Esta mortaja ocupó los titulares de prensa en el año 2014 cuando fue devuelto a Perú por las autoridades suecas.

La mortaja presenta imágenes de cóndores, ranas, gatos, maíz, mandioca y seres humanos, y podría haber servido en el pasado a la civilización Paracas como calendario para llevar la cuenta de las estaciones agrícolas. Se trata de un manto que fue confeccionado mediante un complejo sistema de tejedura y elaboradas técnicas de trenzado y anudado. Junto con otros bordados de los Paracas Necrópolis, constituye una de las más magníficas muestras de piezas textiles tejidas jamás por las sociedades andinas precolombinas.

Detalle de una pieza textil Paracas hallada en la década de 1920. (Brooklyn Museum)

Detalle de una pieza textil Paracas hallada en la década de 1920. (Brooklyn Museum)

Imagen de portada: Diagrama y fotografía de un retazo de algodón hallado en el asentamiento de Huaca Prieta (Perú) y que presenta franjas teñidas de azul índigo. (Splitstoser y colaboradores)

Autor: Alicia McDermott

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo