Portada - El antiguo bote romano hallado en Londres con crema cosmética de hace 2.000 años. Imagen: © Nature

Descubierta en Londres crema cosmética romana de hace 2.000 años con antiguas huellas de dedos

Cuando los arqueólogos se encontraron un bote que contenía un ungüento desconocido de hace 2.000 años se sintieron satisfechos y asombrados por igual. No fue descubierto en una casa particular como cabría pensar en un principio, sino cerca de un antiguo templo romano de Londres.

La ubicación del descubrimiento inicialmente llevó a los investigadores a creer que se trataba de un ungüento utilizado con fines curativos o rituales. Sin embargo, un análisis detallado fue capaz de revelar sus ingredientes – grasa animal, almidón y estaño para el pigmento – confirmando que era nada menos que una crema cosmética romana para dar color al rostro.

a - El bote romano original con la antigua crema cosmética y b - Recreación del mismo producida por el equipo de Evershed. Imagen: © Nature

a - El bote romano original con la antigua crema cosmética y b - Recreación del mismo producida por el equipo de Evershed. Imagen: © Nature

La crema cosmética romana fue encontrada en un bote de estaño ornamentado que mide 6 por 5 centímetros, y es de tan alta calidad que es comparable a los cosméticos que se producen hoy en día.  Cuando los arqueólogos abrieron el pequeño recipiente, casi caen redondos a causa de su tóxico olor.  Recordatorio: Siempre revise la fecha de caducidad de los cosméticos.

Este tipo de crema cosmética es muy probable que perteneciese a una mujer rica, o posiblemente a una prostituta del templo. Los templos no sólo eran erigidos y utilizados por soldados, sino que también eran utilizados por gentes de muy diversa clase y condición. 

¿La dueña de esta crema cosmética era una mujer romana o britana?  No lo sabemos.  Pero sí sabemos que estaba de acuerdo con Lancôme y decidió “creer en la belleza” - o al menos en la versión romana de la belleza.

Mujer pintando una estatua de Príapo. Fresco romano de la Casa del Cirujano, Pompeya, Italia. (Dominio público)

Mujer pintando una estatua de Príapo. Fresco romano de la Casa del Cirujano, Pompeya, Italia. (Dominio público)

Este hallazgo confirma el hecho de que la cultura romana era floreciente en Londres en aquella época y había un deseo de incorporar todas las costumbres romanas. La crema cosmética romana se preparaba tradicionalmente con plomo para obtener la tonalidad deseada. El plomo no era fácil de encontrar en las islas británicas, pero sí el estaño, y los fabricantes de esta crema se tomaron la molestia de recrear una crema facial similar con ingredientes locales en lugar de importarlos.

Los romanos apreciaban la piel blanca. Así, se ha sugerido que el hallazgo de una crema cosmética con una tonalidad blanca podría indicar que la población de Londres estaba asimilando la cultura romana en todas sus formas, no sólo en la arquitectura.

Debido al hecho de que alguien hace 2.000 años perdió o se deshizo de su crema cosmética, sin duda se ha allanado el camino para que arqueólogos e historiadores consideren ahora la complejidad de la vida en la Londres romana.

Imagen de portada: El antiguo bote romano hallado en Londres con crema cosmética de hace 2.000 años. Imagen: © Nature

Autor: Nicole Callaway, antropóloga y socióloga

Next article