Portada - El rostro de la adolescente, reconstruido a partir de un cráneo con 9.000 años de antigüedad descubierto en Grecia. (Imagen: Oscar Nilsson)

Científicos forenses recrean el rostro de una adolescente griega de hace 9.000 años

Científicos forenses han reconstruido el rostro de una adolescente de hace 9.000 años basándose en un cráneo descubierto por arqueólogos en una cueva griega. Los expertos aseguran que el rostro reconstruido revela cuánto han cambiado nuestros rasgos faciales a lo largo de los milenios.

El rostro de una muchacha de hace 9.000 años

Según National Geographic , el nombre de la chica es Avgi, palabra que podríamos traducir como “Alba” o “Aurora”, un nombre elegido por los arqueólogos porque la joven vivió durante lo que se consideran los albores de la civilización. Cuando Avgi vivía en Grecia a finales del periodo Mesolítico, alrededor del 7000 a. C., la región estaba en plena transición de una sociedad de cazadores recolectores a otra que comenzaba a cultivar sus propios alimentos.

Los arqueólogos no saben mucho acerca de su vida o las causas de su muerte, a pesar de que ahora pueden ver los prominentes pómulos, espesas cejas y el hoyuelo en la barbilla de aquella muchacha de la prehistoria griega. El rostro de Avgi fue desvelado el viernes pasado por investigadores de la Universidad de Atenas en un evento del Museo de la Acrópolis .

El rostro reconstruido de la joven presenta pómulos prominentes, cejas espesas y un hoyuelo en la barbilla. (Imagen: Oscar Nilsson)

El rostro reconstruido de la joven presenta pómulos prominentes, cejas espesas y un hoyuelo en la barbilla. (Imagen: Oscar Nilsson )

Numerosos científicos han participado en la reconstrucción facial 

A fin de recrear el rostro de la muchacha con exactitud, numerosos expertos han participado en la reconstrucción: se necesitaron un endocrinólogo, un ortopeda, un neurólogo, un patólogo y un radiólogo para reproducir de forma precisa el aspecto de Avgi. El equipo de reconstrucción estuvo dirigido por el ortodoncista Manolis Papagrigorakis, quien afirmaba en el evento del Museo: “Aunque los huesos de Avgi parecen pertenecer a una mujer de 15 años de edad, sus dientes indican que tenía 18 años, año más, año menos,” según informa National Geographic .

Además, la Universidad de Atenas también ha contado con la colaboración de Oscar Nilsson, arqueólogo y escultor sueco especializado en reconstrucciones de este tipo. Nilsson ha reconstruido muchos antiguos rostros, hasta el punto que reconoce tener un período histórico favorito sobre el que trabajar: “La Edad de Piedra,” señalaba en declaraciones recogidas por National Geographic , añadiendo a continuación que: “[La Edad de Piedra es] ese período enormemente largo tan diferente de nuestra época, pero físicamente somos tan iguales.”

El monte donde se encuentra la cueva de Theopetra, rica en hallazgos arqueológicos. (CC BY-SA 4.0)

El monte donde se encuentra la cueva de Theopetra, rica en hallazgos arqueológicos. ( CC BY-SA 4.0 )

Nilsson comenzó a estudiar el cráneo de la joven descubierto en 1993 en la cueva de Theopetra, un lugar del interior de Grecia que lleva siendo habitado de forma continua casi 130.000 años. A continuación, los investigadores tomaron un TAC (Tomografía Computarizada) del cráneo, mientras que una impresora en 3D creaba una réplica exacta de las mediciones obtenidas mediante el TAC. “Sobre esta copia se pegaron las clavijas, reflejando el grosor de la carne en ciertos puntos anatómicos de la cara,” apuntaba Nilsson al respecto. Esto ayudó a recrear el rostro de Avgi, músculo por músculo. Aunque algunos de los rasgos de la muchacha están basados en mediciones del cráneo, otros, como el color de la piel y el de los ojos, se dedujeron basándose en las características generales de la población de la región, según informa National Geographic .

Esqueletos femeninos de una época similar (6740 a. C. – 5680 a. C.) hallados en la isla de Téviec, Bretaña, Francia. (CC BY-SA 2.0)

Esqueletos femeninos de una época similar (6740 a. C. – 5680 a. C.) hallados en la isla de Téviec, Bretaña, Francia. ( CC BY-SA 2.0 )

Se observan en Avgi rasgos faciales desaparecidos en la actualidad

Esta no es la primera vez que el Dr. Papagrigorakis, Nilsson y el equipo de la Universidad de Atenas trabajan juntos. En el año 2010 reconstruyeron el rostro de una niña ateniense de 11 años llamada Myrtis que vivió en torno al año 430 a. C. En el intervalo de casi 7.000 años que transcurre entre Avgi y Myrtis, la estructura facial parece haberse suavizado. “Avgi tiene un cráneo y unos rasgos muy singulares, no especialmente femeninos. Myrtis, aún una niña, no difiere en nada de las características que encontramos a nuestro alrededor hoy en día,” comentaba Nilsson al respecto en declaraciones recogidas por National Geographic .

El investigador sueco añadía a continuación que, “Después de haber reconstruido [los rostros de] una gran cantidad de hombres y mujeres de la Edad de Piedra, creo que algunos rasgos faciales parecen haber desaparecido o haberse ‘suavizado’ con el tiempo. En general, hoy en día tenemos un aspecto menos masculino, tanto hombres como mujeres.”

Reconstrucción del aspecto de Myrtis, Museo Arqueológico Nacional de Atenas. (CC BY-SA 2.0)

Reconstrucción del aspecto de Myrtis, Museo Arqueológico Nacional de Atenas. ( CC BY-SA 2.0 )

En última instancia, los científicos confían en que, a medida que avanza la tecnología de modelado en 3D, se llevarán a cabo cada vez más reconstrucciones de antiguos rostros. Una de las más impresionantes reconstrucciones de este tipo es la de un hombre que vivió hace 9.500 años en la antigua ciudad bíblica de Jericó. Como informábamos en Ancient Origins en diciembre del 2016, un equipo de expertos en reconstrucción facial recreó con éxito el rostro de un hombre que vivió en la ciudad bíblica de Jericó. El proyecto se basó en un análisis avanzado del Cráneo de Jericó - el retrato más antiguo del Museo Británico. Este innovador modelo de yeso permite ver el rostro detallado de un ser humano que vivió hace 9.500 años. La reconstrucción fue exhibida en la exposición del Museo Británico Creating an ancestor: the Jericho Skull (“Creando un antepasado: el Cráneo de Jericó”) entre el 15 de diciembre del 2016 y el 19 de febrero del 2017.

Imagen de portada: El rostro de la adolescente, reconstruido a partir de un cráneo con 9.000 años de antigüedad descubierto en Grecia. (Imagen: Oscar Nilsson )

Autor: Theodoros Karasavvas

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article