All  
La cueva del jinete en Beit Shearim

Antigua necrópolis judía recibe reconocimiento mundial

Un comité de la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad a una antigua necrópolis ubicada fuera de Haifa en Israel, lo cual le proveerá protección especial.

La Necrópolis de Beit Shearim es un pueblo antiguo que lleva el mismo nombre y ahora se encuentra en abandono. La necrópolis o cementerio, consiste "de una serie de catacumbas que se desarrollaron desde el siglo II de la era corriente como el principal lugar judío para sepelios fuera de Jerusalén, luego del fracaso de la segunda revuelta judía contra el gobierno romano," afirma un comunicado de prensa en el sitio web de la UNESCO. "Ubicado al sureste de la ciudad de Haifa, estas catacumbas son un tesoro de arte e inscripciones en griego, arameo y hebreo. Beit Shearim da luz a un testimonio único del judaísmo antiguo bajo el liderazgo del rabino Yehudá el Patriarca, a quien se le atribuye la renovación judía después del año 135 de la era corriente."

El sitio está localizado en lo que hoy es un parque dentro de la Galilea Occidental, a unos 20 kilómetros (12.4 millas) de Haifa y tiene muchos sarcófagos y tumbas, algunas para familias y otras que sirvieron de lugares públicos de sepelio. Las tumbas fueron hechas entre las laderas de las colinas del suroeste del pueblo. Algunas son sencillas y pequeñas, pero otras son grandes y bien elaboradas, particularmente las cuevas públicas. Con el paso de los siglos las cuevas fueron dañadas y saqueadas, dice el sitio web Jewish Virtual Library.

Las paredes de las cuevas y los pasillos están decorados con altorrelieves, grabados y pinturas del arte popular judío e influencias griegas. Los retratos incluyen símbolos judíos de la menorá, el shofar y otros; también hay motivos geométricos, humanos, animales y detalles arquitectónicos.

Un altorreliave de una menorá en Beit Shearim

Un altorreliave de una menorá en Beit Shearim (Fotografía de Hanay Wikimedia Commons)

En las inscripciones, pinturas en las paredes y placas de piedra se mencionan a famosos rabís, comerciantes, funcionarios del pueblo y de la nación así como a líderes comunitarios. Judíos de lugares lejanos como Egipto, Líbano y Siria fueron enterrados allí y sus nombres quedaron inscritos.

La mayoría de las inscripciones están en griego y hebreo, unas pocas están en arameo. A continuación hay algunos ejemplos de inscripciones típicas tal como aparecen en la Jewish Virtual Library:

En hebreo:

Este es el lugar de reposo de Yudan, hijo de Leví, para siempre en paz. Que su lugar de reposo sea [¿dejado?] en paz. De Yudan, hijo de Leví
Este lugar pertenece a sacerdotes. ¡Ay!

En arameo:

Quien está sepultado aquí es Shim'on, hijo de Yohanán, y un juramento, quienquiera que lo exhume tendrá un final maldito.

En griego:

Nosotros [somos los hijos] de Leoncio de Palmira, el banquero
La tumba de Edesio, líder del concejo de los ancianos de Antioquía
Esta es la tumba de Leoncio, el orfebre, padre del Rabino Paregorios y de Julián, el palatino
Benjamín, hijo de Julio, el comerciante textil, hijo del excelente Macrobio

El jefe de la autoridad de parques, el arqueólogo Zvika Zuk gestionó el proceso de nombramiento por cuatro años. El arqueólog Zvika Gal escribió la nominación.

"Este es un testimonio emotivo de nuestros ancestros, de los cuales prácticamente no hay otro ejemplo en el mundo," dijo Zuk. "Al visitar la necrópolis de Beit Shearim, puede sentirse el latido del pueblo judía."

Zuk dijo que los hallazgos en Beit Shearim le han proporcionado información arqueológica física para complementar textos históricos. Las catacumbas tienen objetos judíos sagrados, entre los que hay docenas de relieves de menorás.

Otros sitios añadidos en el Comité de Patrimonio de la Humanidad a principios de julio en Bonn, Alemania, son el lugar bautismal de Betania, más allá del Jordán (al-Maghtas), Meymand y Susa en Irán, y otros 15 sitios en los Estados Unidos y en varios países europeos y asiáticos.

Cueva del Hejal en Beit Shearim

Cueva del Hejal en Beit Shearim (Fotografía de Hanay/Wikimedia Commons)

"La inclusión de Beit Shearim en la lista ayuda a posicionar a Israel como un centro tanto para civilizaciones antiguas como para la preservación de patrimonio mundial," informó el Jerusalem Post. "Beit Shearim es el noveno sitio israelí que está en la lista de Patrimonio Mundial, uniéndose así a Masada, la Antigua Ciudad de Acre, la Ciudad Blanca de Tel Aviv, los sitios bíblicos de Megido, Hazor y Beerseba; la ruta del incienso de ciudades desiertas en el Neguev, Bahai, lugares santos en Haifa y Galilea Occidental; las cuevas Nahal Me’arot en el Carmelo; y más recientemente el Parque Nacional de Beit-Guvrin.

Imagen: La cueva del jinete en Beit Shearim (Fotografía de Hanay/Wikimedia Commons)

Por Mark Miller

Traducido por Andrés González

Traducido por Andrés González
Traducido por Andrés González
Siguiente Artículo