All  
Portada - Monasterio de Sumela, Turquía

Los Mil Años de Historia del Espectacular Monasterio de Sumela, Construido sobre una Pared de Roca

El Monasterio de Sumela es uno de los más antiguos e históricos monasterios del mundo Cristiano. No existen registros exactos que nos permitan conocer su fecha de construcción o quién lo edificó, pero se cree que su historia se remonta hasta mil años atrás y que fue construido por los habitantes de la zona para protegerse de los ataques enemigos. Situado sobre una alta y escarpada pared de roca que domina el espeso bosque que la rodea en Trabzon, Turquía, este increíble hito arquitectónico cambió de dueño en muchas ocasiones a lo largo de su prolongada existencia, hasta ser finalmente abandonado en 1923.

El monasterio de Sumela se encuentra en las afueras de la ciudad turca de Trabzon. Ubicado en la cima de una abrupta formación rocosa perteneciente a los montes de Zigana, es conocido coloquialmente como "Meryem Ana" (la Virgen María). Este complejo de edificios, situado a una altitud de 1200 metros, tiene casi 300 metros de alto y sigue la tradición de los monasterios que eran construidos fuera de las ciudades, en medio de los bosques y cercanos a cuevas y fuentes de agua. Para llegar hasta él hay que recorrer unos 45 kilómetros de carretera desde Trabzon, toda ella cuesta arriba. Al llegar al monasterio, el edificio da la impresión de haber sido pegado con cola a la ladera de la montaña. Alcanzaremos su entrada subiendo por una larga, empinada y estrecha escalera coronada por un gran acueducto con muchos arcos, la mayoría de ellos restaurados.

El Monasterio de Sumela desde el otro lado del valle (Wikimedia Commons)

El Monasterio de Sumela desde el otro lado del valle (Wikimedia Commons)

Características del Monasterio de Sumela

Los principales edificios del complejo del Monasterio son su Iglesia de la Roca, las capillas, las cocinas, las habitaciones para estudiantes, una casa de huéspedes, la biblioteca y una fuente en la que, durante la primavera, solía recogerse el agua procedente del deshielo de la montaña, que ya era reverenciada por los antiguos griegos. Los monjes hacían uso de un edificio de gran tamaño que se remonta a 1860 y en el que destaca un balcón que da al precipicio. La influencia del arte turco también puede observarse en el diseño de armarios, hornacinas y chimeneas de las habitaciones de los edificios que rodean el patio.

La Iglesia de la Roca de Sumela

La Iglesia de la Roca de Sumela es una construcción muy extraña. Parece estar incrustada en un rincón de la montaña, pero su ábside es de ladrillo. Pero lo que convierte en única a esta iglesia es que tanto su interior como su exterior se hallan cubiertos de frescos. El tema principal de dichos frescos son diversas escenas bíblicas así como representaciones de la historia de Cristo y la Virgen María. Tanto las paredes del interior como las exteriores, al igual que las de la capilla adyacente, fueron pintadas sobre tres niveles en tres diferentes períodos que se remontan hasta principios del siglo XV.

La iglesia de la Roca de Sumela cubierta de frescos (Wikimedia Commons)

La iglesia de la Roca de Sumela, cubierta de frescos (Wikimedia Commons)

Antiguos orígenes

El Monasterio de Sumela fue fundado en el año 386 d. C. por monjes ortodoxos griegos y consagrado a la Virgen María. La leyenda cuenta que dos monjes llegados de Atenas, San Barnabé y su sobrino San Sofronio, vieron una imagen de la Virgen en una cueva (la actual Iglesia de la Roca) y decidieron construir el monasterio en aquel lugar. Sin embargo, muchos historiadores afirman que ya existía desde mucho antes. Con el paso de los siglos, Sumela prosperó y se convirtió en un importante centro no sólo para monjes, sino también para peregrinos. Con el tiempo recibió el nombre de "Sumela," procedente del término griego "Melas", que significa negro. Aunque se cree que tomó este nombre de "Karadaglar," las Montañas Negras sobre las que está construido, también podría estar relacionado con el color negro del icono de la Virgen María.

Cambiando de manos

Durante su larga historia, el monasterio quedó en ruinas varias veces y fue restaurado por diversos emperadores. En el siglo VI, su restauración corrió a cargo del general Belisario por orden de Justiniano, emperador Bizantino, que pretendía ampliarlo. En el siglo XIII, Trabzon y sus alrededores comenzaron a caer bajo el poder de la dinastía Comneno, que instauró un estado independiente del Imperio Bizantino. Trabzon pasó a ser su capital y sus príncipes se autoproclamaron los verdaderos herederos de Bizancio. Durante el reinado de Alejo Comneno III (1349-1390), el monasterio adoptó su forma actual, y sus ingresos quedaron asegurados gracias a los fondos imperiales. En tiempos de Manuel III, hijo de Alejo III, y durante los reinados de príncipes posteriores, Sumela continuaría enriqueciéndose gracias a nuevas subvenciones imperiales.

El ‘patio trasero’ del Monasterio de Sumela (Wikimedia Commons)

El ‘patio trasero’ del Monasterio de Sumela (Wikimedia Commons)

Cuando los otomanos y el Sultán Mehmet II conquistaron Trabzon en 1461, éste ordenó que se protegiera el Monasterio de Sumela, y los sultanes, obedeciendo su orden, otorgaron una serie de derechos y privilegios especiales al monasterio. Durante el imperio de Trebizond, una gran comunidad griega continuaba habitando la zona, centrada principalmente en diversas actividades comerciales. Pero tras la conquista otomana, las principales iglesias fueron convertidas en mezquitas y los griegos que se habían mantenido fieles a la fe Ortodoxa se vieron obligados a reunirse en iglesias minúsculas, casi a escondidas.

Situado a bastantes millas del pueblo más cercano, el Monasterio de Sumela no era visto por los gobernantes otomanos como un desafío al Islam, así que se permitió a la comunidad griega de Trebizond seguir ayudando a los monjes que habitaban el monasterio.

En el siglo XVIII, algunas partes del Monasterio de Sumela fueron restauradas y las paredes más antiguas de la iglesia fueron decoradas con frescos. Hasta la ocupación rusa de Trabzon (1916-1918), el monasterio se mantuvo activo, siendo visitado por monjes y por peregrinos cristianos y musulmanes. Fue en este período cuando el monasterio adoptó un aspecto mucho más impresionante, al añadírsele edificios de mayor tamaño.

Los impresionantes frescos del interior del Monasterio de Sumela (Wikimedia Commons)

Los impresionantes frescos del interior del Monasterio de Sumela (Wikimedia Commons)

El Abandono de Sumela

En 1923, el Imperio Otomano se derrumbó tras la guerra de Liberación Nacional. Ese mismo año, el Monasterio de Sumela fue abandonado, tras el forzoso intercambio de poblaciones de origen griego y turco establecido en el Tratado de Lausana, en el que se acordó un reasentamiento que afectó aproximadamente a 2.000.000 de personas. En 1930, los emigrantes originales de la zona en la que se encuentra el Monasterio de Sumela fundaron en el monte Vermion, en la región griega de Macedonia, un nuevo monasterio al que denominaron Monasterio de Panagia Soumela. Ese mismo año, un incendio destruyó las secciones construidas en madera del Monasterio de Sumela original y en años sucesivos, los cazadores de tesoros causarían más daños al edificio. En la actualidad el monasterio raras veces está ocupado por monjes, pero se ha convertido en un popular museo al aire libre que recibe visitantes de todo el mundo. El gobierno turco financia las obras de restauración y el monasterio está volviendo a recibir peregrinos procedentes de Grecia y Rusia.

  • A continuación una espectacular visita virtual en 3D del Monasterio de Sumela:

Imagen de Portada: Monasterio de Sumela, Turquía (Wikimedia Commons)

Autor: Bryan Hill

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes

"Sumela Monastery." Atlas Obscura. http://www.atlasobscura.com/places/sumela-monastery.

"Sumela Monastery." Sumela History -. http://www.sumela.com/listingview.php?listingID=4.

"Sumela Monastery." The History of the Sumela Monastery. http://www.singlix.com/karadeniz/sumela2.html.

Piegsa-Quischotte, Inka. "Sumela Monastery: Turkey’s Breathtaking Treasure." Travelandescape.ca. http://www.travelandescape.ca/2013/03/sumela-monastery-turkeys-breathtaking-treasure/.

"The Miraculous History of Soumela Monastery and Its Panagia Soumela Icon." Sumela Monastery History. http://panagiasumela.org/en/soumela-monastery-history_3.

Siguiente Artículo