Portada-Los trabajos continúan en la investigación del hasta ahora inexplicado impacto positivo de la bacteria sobre los seres vivos, concretamente células humanas de la sangre, ratones, moscas del vinagre y cultivos. Foto: Vesti.ru

Científicos Rusos Más Cerca del Secreto de la Vida Eterna

Un grupo de científicos siberianos ha logrado decodificar el ADN de una bacteria encontrada viva en una antigua capa de permafrost, y está ahora intentando comprender el secreto de los genes que le otorgan una longevidad tan extraordinaria.

El trabajo en curso también estudia el por ahora inexplicado impacto positivo de esta bacteria sobre los seres vivos, concretamente células humanas de la sangre, ratones, moscas del vinagre y cultivos. El profesor Sergey Petrov, jefe de investigadores del Centro Científico de Tyumen, declaró: ‘En todos estos experimentos el Bacilo F estimuló el crecimiento y también fortaleció el sistema inmunitario. Los experimentos realizados sobre eritrocitos y leucocitos también dieron resultados que invitan al optimismo.’

Esta bacteria fue descubierta originalmente en Mamontova Gora, - la Montaña del Mamut -, en la república siberiana de Sajá, también conocida como Yakutia, en el año 2009 por el profesor Anatoli Brouchkov, jefe del Departamento de Geocriología de la Universidad Estatal de Moscú. Bacterias similares fueron descubiertas por el científico siberiano Vladimir Repin en el cerebro de un ejemplar del extinto mamut lanudo conservado gracias al permafrost.

El Dr. Anatoli Brouchkov, jefe del Departamento de Geocriología de la Universidad Estatal de Moscú, en Mamontova Gora. Foto: Anatoli Brouchkov

El Dr. Anatoli Brouchkov, jefe del Departamento de Geocriología de la Universidad Estatal de Moscú, en Mamontova Gora. Foto: Anatoli Brouchkov

“Realizamos un montón de experimentos con ratones y moscas del vinagre, y observamos el claro impacto de nuestra bacteria en la mejora de su longevidad y fertilidad.’ explica el Dr. Brouchkov. ‘Pero no sabemos aún exactamente cómo funciona. De hecho, ni siquiera sabemos cómo funciona la aspirina, por ejemplo, pero lo hace. Lo mismo se puede aplicar aquí: no podemos comprender el mecanismo, pero sí apreciar sus resultados.’

El epidemiólogo Yakuto Dr. Viktor Chernyavsky, que ha descrito estos descubrimientos como ‘hito científico’ y ‘elixir de la eterna juventud’, ha declarado al respecto: ‘La bacteria libera sustancias biológicamente activas a lo largo de toda su vida, y estas sustancias activan el sistema inmunitario de los animales sometidos a experimentación.’ Como resultado, ‘algunas abuelitas ratón no solo se pusieron a bailar, sino que también dieron a luz’.

Si se suministrara la misma sustancia a seres humanos, podría provocar una mejora significativa de su salud, lo que nos conduciría al descubrimiento de un ‘elixir de la eterna juventud’,  explicó el Dr. Chernyavsky.

Se han realizado diversas afirmaciones recientemente sobre el potencial de tres diferentes cepas de bacterias descubiertas en el permafrost, siendo una de ellas la que tiene la capacidad de rejuvenecer a otros seres vivos. Otra permitiría el desarrollo potencial de organismos capaces de destruir las moléculas de petróleo y transformarlas en agua, con la posibilidad de crear algún día un nuevo sistema para limpiar los vertidos de crudo. Una tercera cepa de antiguas bacterias es capaz de eliminar las moléculas de celulosa.

‘La cuestión clave es qué es lo que proporciona la vitalidad a esta bacteria, aunque resolverla resulta tan complicado como saber qué genes humanos son responsables del cáncer y cómo curarlo.’ Fotos: Anatoli Brouchkov

‘La cuestión clave es qué es lo que proporciona la vitalidad a esta bacteria, aunque resolverla resulta tan complicado como saber qué genes humanos son responsables del cáncer y cómo curarlo.’ Fotos: Anatoli Brouchkov

‘La cuestión clave es saber qué es lo que proporciona la vitalidad a esta bacteria, aunque resolverla resulta tan complicado como saber qué genes humanos son responsables del cáncer y cómo curarlo.’ Fotos: Anatoli Brouchkov

El Dr. Brouchkov declaró a The Siberian Times: ‘Hemos completado la decodificación del ADN del bacilo, y lo que es más importante, hemos restaurado por completo una de sus secuencias de genes. Este trabajo se ha venido desarrollando a lo largo de varios años, y concluyó a finales del año pasado. Ahora nos enfrentamos a la tarea más complicada – intentar descubrir qué genes son los que aportan longevidad a la bacteria y qué proteínas protegen la estructura del ADN contra un posible deterioro.’

‘Queremos entender los mecanismos de protección del genoma, el funcionamiento de los genes. La cuestión clave es saber qué es lo que proporciona la vitalidad a esta bacteria, aunque resolverla resulta tan complicado como saber qué genes humanos son responsables del cáncer y cómo curarlo. La escala y la complejidad de esta cuestión están casi a la misma altura.’ Y ello implica dificultades técnicas a la hora de afrontar la investigación, añadió.

Brouchkov reveló que la bacteria ha sobrevivido durante millones de años congelada en una profunda capa de hielo siberiano. ‘Para poder averiguar la edad exacta de la bacteria, deberemos datar la roca presente en el permafrost, eso no es fácil,’ explicó. ‘No hay métodos exactos para poder datar el permafrost, pero tenemos sólidas razones para creer que es bastante antiguo.’

‘Siberia Oriental no es un lugar cálido ni siquiera en la actualidad, y hace 3.5 millones de años también era bastante frío. Ya tenía casi el mismo patrón de temperaturas que ahora. Por eso creemos que este permafrost se formó hace unos 3.5 millones de años. Y creemos también que la bacteria no pudo penetrar desde las capas más jóvenes de hielo hasta las más antiguas a través del permafrost. La bacteria se encontraba aislada del mundo exterior dentro del hielo, así que estamos bastante seguros de que esta bacteria realmente se conservó en el permafrost durante un muy largo período de tiempo. Aún estamos trabajando para demostrar esto.’

‘La bacteria libera sustancias biológicamente activas durante toda su vida, lo que activa el sistema inmunitario de los animales de laboratorio.’ Foto: Vesti.ru

‘La bacteria libera sustancias biológicamente activas durante toda su vida, lo que activa el sistema inmunitario de los animales de laboratorio.’ Foto: Vesti.ru

La bacteria también sobrevivió en otras condiciones extremas, observó Brouchkov. ‘Algunas de ellas fueron descubiertas en ámbar, otras incluso en sal gema. Y lo que es aún más sorprendente, en la sal gema se encontró una bacteria con una edad de 500 millones de años.’

Añadió: ‘Me atrevo a decir que existen (en el mundo) bacterias inmortales, seres inmortales. No pueden morir, para ser más precisos, pueden auto-protegerse. Nuestras células son incapaces de protegerse a sí mismas contra un posible deterioro, pero estas bacterias sí pueden hacerlo. Sería fantástico poder descubrir los mecanismos de los que se sirve esta bacteria para prevenir el envejecimiento, el deterioro producido por el paso del tiempo, y utilizarlos para combatir nuestro propio envejecimiento. Es el mayor enigma de la humanidad y creo que debemos trabajar para resolverlo.

‘Ahora tenemos una antigua bacteria que puede ser la clave, que los científicos han descubierto en un paraje extremadamente inhóspito y antiguo.’ Admitió que algunas personas necesitarían convencerse de la importancia de estos hallazgos. ‘Por supuesto, las discusiones son continuas. Hay un montón de escépticos que no creen que la bacteria sea realmente tan antigua.’

‘Pero lo principal es: finalmente vemos la luz al final de un largo túnel sin esperanza. Es un gran logro. Estaría contento si la gente se interesara por nuestra investigación. Es mucho mejor que estar pendiente de la cotización del dólar o el precio del petróleo. Nuestras investigaciones a nivel global acaban de empezar. Los primeros artículos (científicos) aparecieron hace unos diez años, así que apenas estamos en la primera fase de la investigación.’

‘Creo que todos necesitamos empezar a estudiar a estos seres inmortales, pero en este momento no somos muchos los que lo estamos haciendo. Estamos argumentando, discutiendo, en lugar de seguir investigando. Necesitamos aprovechar el hecho de que una bacteria así fuera descubierta en nuestro permafrost. Es algo que nos brinda una gran oportunidad para su estudio. Creo sinceramente que esta bacteria puede ser muy útil.’

‘En el laboratorio obtuvimos muy buenos resultados. La bacteria no sólo estimula el crecimiento, sino que también aumenta la resistencia a la congelación. Estas semillas brotaron a una temperatura de 5°C.’ Foto: SurgutInform TV

‘En el laboratorio obtuvimos muy buenos resultados. La bacteria no sólo estimula el crecimiento, sino que también aumenta la resistencia a la congelación. Estas semillas brotaron a una temperatura de 5°C.’ Foto: SurgutInform TV

Uno de los lugares en los que se está desarrollando una activa investigación es Tymen, en Siberia Occidental, bajo la dirección del profesor Petrov. ‘Estamos llevando a cabo diversos estudios sobre el impacto de la bacteria en los seres vivos,” explicó. “Realizamos experimentos con copépodos, ratones, plantas para el cultivo y células sanguíneas humanas. En todos estos experimentos el bacilo F estimuló el crecimiento y también fortaleció el sistema inmunitario. Los experimentos en eritrocitos y leucocitos también invitan al optimismo.’

‘Ahora nos estamos centrando en los experimentos con cultivos. La bacteria estimula el crecimiento de las plantas, incrementa su productividad. Este año finalizamos los estudios en laboratorio y empezamos con las pruebas de campo. Veremos los resultados. Antes de plantar las semillas les inoculamos una solución que contiene un cultivo de la bacteria. Ya hemos recogido la cosecha pero los resultados de estas pruebas aún no han sido completamente procesados.’ Las conclusiones de estos experimentos se anunciarán en breve.

‘En el laboratorio obtuvimos muy buenos resultados. La bacteria no solo estimula el crecimiento, sino que también aumenta la resistencia a la congelación. Las semillas brotaron a una temperatura de 5°C. Es algo muy importante en nuestro riguroso clima siberiano, en el que puede darse una helada repentina en Mayo o incluso en Junio.’

Petrov añadió: ‘Podemos decir que la bacteria favorece la fotosíntesis. También es algo muy importante para nuestras regiones del norte, en las que disponemos de pocas horas de luz. De este modo las plantas tienen tiempo de madurar plenamente.’

‘Estamos llevando a cabo la investigación bioquímica para poder comprender el mecanismo, cómo influye exactamente esta bacteria en las plantas, a qué fases concretas del metabolismo afecta. En este momento no podemos decirlo con seguridad. Es decir, observamos sus efectos, pero por ahora no podemos explicarlos del todo.’

La bacteria fue descubierta originalmente en Mamontova Gora – la Montaña del Mamut – en la república siberiana de Sajá, también conocida como Yakutia, en el año 2009. Foto: Sergei Goltsov

La bacteria fue descubierta originalmente en Mamontova Gora – la Montaña del Mamut – en la república siberiana de Sajá, también conocida como Yakutia, en el año 2009. Foto: Sergei Goltsov

‘En este momento la utilización de bacterias para estimular el crecimiento parece una dirección muy prometedora. Está claro que esta bacteria es mucho más efectiva que los productos químicos. Nuestro Bacilo F tiene un gran potencial, ya que consiguió sobrevivir en el permafrost. Creo realmente que su potencial es mucho mayor que el de otras bacterias utilizadas para estimular el crecimiento. Además puede ayudar a resistir la congelación, algo muy importante en nuestro clima.

‘Recientemente hemos solicitado una subvención para futuras investigaciones, especialmente en células sanguíneas humanas, y tenemos la esperanza de que nos la concedan, ya que son unas investigaciones muy prometedoras.’

Cerca del lugar en el que fue descubierta la antigua bacteria yacen los restos de varios mamuts y rinocerontes lanudos. ‘Encontramos nuestra bacteria en capas mas antiguas y profundas de permafrost, significativamente más antiguas que aquellas en las que fueron descubiertos los mamuts,’ apuntó el Dr. Brouchkov.

Imagen de portada: Los trabajos continúan en la investigación del hasta ahora inexplicado impacto positivo de la bacteria sobre los seres vivos, concretamente células humanas de la sangre, ratones, moscas del vinagre y cultivos. Foto: Vesti.ru

Autor: The Siberian Times

Traducción: Rafa García

El artículo ‘ Russian scientists make progress on secret of eternal life ’ fue publicado originalmente en The Siberian Times y ha sido republicado y traducido con permiso.

Next article