All  
¿Qué pasó con la ciudad hundida de Cuba?

¿Qué pasó con la ciudad hundida de Cuba?

Hace poco más de una década, un equipo de exploradores estaba trabajando en una misión de exploración y reconocimiento en la costa occidental de Cuba, cuando su equipo de sonar detectó una serie desconcertante de estructuras de piedra que se encuentran a unos 650 metros bajo la superficie. Las estructuras parecían completamente análogas al árido "desierto" del fondo del océano y parecían mostrar piedras organizadas simétricamente que recuerdan un desarrollo urbano. Pronto se produjo una oleada de medios con sitios de noticias con titulares como 'Atlantis descubierta en Cuba' y 'Ciudad perdida del Caribe encontrada'. Sin embargo, el hallazgo también atrajo la atención del gobierno, el museo nacional y el National Geographic, quienes hicieron promesas de investigar las extrañas imágenes del sonar. Ahora, diez años después, la historia ha desaparecido en la oscuridad. ¿Qué pasó con las 'ruinas' hundidas de Cuba? ¿Fueron investigados a fondo alguna vez? ¿Y por qué los medios de comunicación han guardado silencio sobre este inusual descubrimiento?

El descubrimiento se hizo por primera vez en 2001 cuando Pauline Zalitzki, ingeniera marina, y su esposo Paul Weinzweig, propietarios de una empresa canadiense llamada Advanced Digital Communications (ADC), estaban trabajando en una misión de reconocimiento junto con el gobierno cubano en la punta de la península de Guanahacabibes en la provincia de Pinar del Río de Cuba. ADC era una de las cuatro empresas que trabajaban en una empresa conjunta con el gobierno del presidente Fidel Castro para explorar las aguas cubanas, que albergan cientos de barcos cargados de tesoros de la época colonial española. El equipo estaba utilizando un equipo de sonar avanzado para escanear un área de 2 kilómetros cuadrados del fondo del mar cuando notaron una serie de estructuras de piedra simétricas y geométricas que se asemejaban a un complejo urbano.

 

 

Mapa que muestra la ubicación de la supuesta ciudad antigua descubierta por Paul Weinzweig y Pauline Zalitzki. Fuente de la imagen.

Mapa que muestra la ubicación de la supuesta ciudad antigua descubierta por Paul Weinzweig y Pauline Zalitzki. Fuente de la imagen.

Al estudiar las imágenes del sonar, Zalitzki observó lo que parecían ser formaciones inusuales de bloques lisos, crestas y formas geométricas. Algunos de los bloques parecían construidos en forma de pirámide, otros eran circulares. 

En julio de 2001, regresaron al sitio con el geólogo Manuel Iturralde, investigador principal del Museo de Historia Natural de Cuba, esta vez equipado con un Vehículo Operado a Distancia para examinar y filmar las estructuras. Las imágenes revelaron grandes bloques de piedra que se asemejaban al granito tallado, que medían alrededor de 8 por 10 pies. Algunos bloques aparecieron apilados deliberadamente unos sobre otros, otros parecían aislados del resto. Zalitzki dijo que las imágenes parecían reflejar las ruinas de una ciudad sumergida, pero se mostró reacio a sacar conclusiones sin más pruebas.

"Son estructuras muy peculiares y han capturado nuestra imaginación", dijo Iturralde, quien ha estudiado innumerables formaciones submarinas. "Pero si tuviera que explicar esto geológicamente, lo pasaría mal".

Estimando que habrían tomado 50000 años para que tales estructuras se hubieran hundido hasta la profundidad a la que se decía que fueron encontradas, Iturralde agregó: "hace 50000 años no existía la capacidad arquitectónica en ninguna de las culturas que conocemos para construir complejos edificios". Un especialista en arqueología subacuática de la Universidad Estatal de Florida agregó: "Sería genial si tuvieran razón, pero sería realmente avanzado para cualquier cosa que veamos en el Nuevo Mundo para ese período de tiempo. Las estructuras están fuera de tiempo y fuera de lugar".

En la tormenta mediática que siguió al anuncio del descubrimiento, los sitios de noticias se apresuraron a establecer paralelismos con la legendaria ciudad perdida de Atlantis. Sin embargo, Zelitsky y Weinzweig no estaban dispuestos a hacer tales comparaciones. La historia es un mito, dijo Zelitsky. "Lo que hemos encontrado son restos de una cultura local", una vez ubicado en un "puente terrestre" de 160 kilómetros que unía la península de Yucatán en México con Cuba. Iturralde agregó que existen leyendas locales de los mayas y nativos yucatecos que hablan de una isla habitada por sus antepasados ​​que desapareció bajo las olas. Sin embargo, Iturralde no descarta la posibilidad de que las formaciones rocosas sean simplemente el resultado de las maravillas de la Madre Naturaleza. "La naturaleza es capaz de crear algunas estructuras realmente inimaginables", dijo.

A pesar de cientos de medios de comunicación que informan sobre ciudades hundidas, civilizaciones avanzadas, la ciudad perdida de Atlántida y ruinas sumergidas, hay otros que no están tan dispuestos a aceptar este punto de vista. Keith Fitzpatrick-Matthews del sitio web de desacreditación Bad Archeology, afirmó que la profundidad de los supuestos restos es el mayor problema para los defensores de la ciudad hundida. Durante el Pleistoceno, que se caracterizó por una serie de glaciaciones, el nivel del mar descendió significativamente, pero la caída máxima fue de alrededor de 100 metros.

"En ningún momento durante la Edad de Hielo habría estado por encima del nivel del mar a menos que, por supuesto, la tierra en la que se encuentran se haya hundido. Ésta es la afirmación de la Atlántida: según el relato de Platón, fue destruida por violentos terremotos e inundaciones. Sin embargo, si tomamos la palabra de Platón, como debemos hacerlo si asumimos que la Atlántida fue un lugar histórico, la violencia de su hundimiento hace que sea improbable que una ciudad entera haya sobrevivido sumergiéndose más de 600 metros en un abismo", escribe Fitzpatrick-Matthews.

Si asumimos que tiene razón y que estas estructuras de piedra no reflejan una antigua ciudad sumergida, sino que son simplemente productos de la naturaleza, entonces seguramente los geólogos y otros científicos se apresurarán a saltar sobre el hallazgo e investigar qué extraño evento de la naturaleza causó tan peculiares formaciones. Curiosamente, sin embargo, no se ha informado de investigaciones de seguimiento y los medios de comunicación han guardado un silencio sepulcral al respecto. ¿Qué pasó con todas las promesas del gobierno, el museo nacional, National Geographic y otros científicos de realizar más estudios?

El rápido rechazo de la historia ha llevado a algunos a cuestionar si ha habido una supresión de información sobre el hallazgo. Sin embargo, Fitzpatrick-Matthews afirma que la historia simplemente se enfrió y que, al final, los expertos no estaban convencidos de que Zelitsky realmente hubiera descubierto una ciudad hundida.

Imagen de portada: Reconstruida Imagen tomada del sonar del fondo marino frente a las costas de Cuba.

Autora: Joanna Gillan

Referencias:

Bauza, Vanessa (Oct 27, 2002).  "Submerged Cuban Ruins May Be Manmade, Experts Say"Daily News, Bowling Green, Kentucky. Retrieved 3 October 2012.

Evans, Marcel (2012). ‘Lost city’ found beneath Cuban waters. Costa Rica Star

Fitzpatrick-Matthews, Keith. (2012) An underwater city west of Cuba , Bad Archaeology

Handwerk, Brian., New Underwater Finds Raise Questions About Flood Myths, National Geographic News, May 28, 2002.

Lost city' found beneath Cuban waters, BBC News, 7 December 2001.

Imagen de Joanna Gillan

Joanna Gillan

Joanna Gillan es copropietaria, editora y escritora de Ancient Origins. Por razones de privacidad, anteriormente ha escrito en Ancient Origins con el seudónimo de April Holloway, pero ahora está eligiendo usar su nombre real. Joanna completó una licenciatura en ciencias (psicología)... Lee mas
Siguiente Artículo