All  
Revelando los secretos de las riquezas sumerias: tesoros del cementerio real de Ur

Revelando los secretos de las riquezas sumerias: Tesoros del cementerio real de Ur

El Cementerio Real de Ur recibió su nombre por la gran cantidad de tesoros que se descubrieron allí durante las excavaciones encabezadas por Sir Charles Leonard Woolley entre 1922 y 1934. Entre otras cosas, este tesoro incluye joyas, armas, instrumentos musicales, así como algunos artefactos curiosos. Aunque los tesoros no reflejan necesariamente la vida cotidiana de los antiguos mesopotámicos ordinarios, nos brindan una idea de los lujos que disfruta la élite, así como de su visión del mundo.

Tumbas para un "rey" y una "reina"

El Cementerio Real de Ur es el nombre que recibe un sitio arqueológico ubicado en la antigua ciudad mesopotámica de Ur, en la actual gobernación de Dhi Qar, en el sur de Irak. La campaña de Woolley en Ur resultó en el descubrimiento de unas 2500 tumbas. De estos, 16 se consideraron 'tumbas reales' debido a su excepcional riqueza. Además, se pensó que dos tumbas, PG 789 y PG 800, pertenecían a monarcas, la primera a un rey cuyo nombre ahora se ha perdido, mientras que la segunda a una reina (aunque su estatus social actual ha sido objeto de debate) por parte del nombre de Puabi.

 

 

Cilindro-sello de la "Dama" o "Reina" (NIN sumerio) Puabi, uno de los más difuntos del Cementerio Real de Ur, c. 2600 antes de Cristo. Escena de banquete, típica del período dinástico temprano. (Nic McPhee / CC BY SA 2.0)

Indudablemente, se encontraron grandes cantidades de metales preciosos en estas "tumbas reales". Se creó una amplia gama de artefactos de las tumbas utilizando oro y plata. Por ejemplo, el material principal utilizado para crear el elaborado tocado de Puabi fue de oro. También se utilizó oro, en forma de láminas, para cubrir los marcos de madera de algunas de las liras encontradas en las tumbas.

Además, varias de estas liras tienen la cabeza de un toro barbudo que decora su frente, que se hace envolviendo una lámina de oro alrededor de una base de madera. En el caso de la Lira de Toro, toda la cabeza está hecha de oro. En cuanto al uso de la plata, quizás el mejor ejemplo sea el llamado 'Cabeza de León' o 'León de Ur'. Un par de estos fueron descubiertos cerca uno del otro y Woolley especuló que alguna vez podrían haber sido los remates de los brazos de una silla. También se hizo una variedad de vasijas, armas y joyas con oro y plata.

La lira de la reina y la lira de plata, del Cementerio Real de Ur, en el sur de Mesopotamia, Irak. Museo Británico de Londres. (Osama Shukir Muhammed Amin FRCP (Glasg) / CC BY SA 4.0)

Tesoros con piedras semipreciosas

Aparte de los metales preciosos, muchos de los tesoros del cementerio real de Ur contienen piedras semipreciosas. El más común es el lapislázuli, que tuvo que traerse desde Afganistán. El uso de esta piedra se puede ver, por ejemplo, en el 'Estándar de Ur', un objeto bastante curioso, cuya función original aún no está clara.

Woolley opinaba que este objeto se transportaba en alto durante las procesiones reales, de ahí su designación como "estandarte". El 'Estandarte de Ur' también es interesante por sus decoraciones, que representan escenas de guerra por un lado y celebraciones de victoria por el otro. Estas escenas son esencialmente mosaicos que se crearon con piezas de lapislázuli, piedra caliza roja y concha cortada.

 

Estándar de Ur. (Dominio público)

Más señales de riqueza y estatus social

Por último, aunque no son tesoros en sí mismos, los rituales funerarios realizados en algunas de las tumbas pueden considerarse una demostración de la riqueza y el estatus social del difunto. Uno de estos rituales que ha dejado restos físicos es el del sacrificio humano. En la tumba de Puabi, por ejemplo, los arqueólogos encontraron los restos de las asistentes femeninas sacrificadas. Como Puabi, estos asistentes estaban ricamente adornados con joyas y un elaborado tocado.

También se sacrificaron soldados, identificables por sus cascos y lanzas de cobre. Además, también se encontró que los conductores de carros de bueyes y los criados de los animales habían sido víctimas de sacrificio. Se ha sugerido que estas víctimas de sacrificio estaban destinadas a acompañar y servir a los difuntos en la otra vida. El control que algunos de los enterrados en el cementerio de Ur tenían sobre la vida y la muerte de otros es sin duda un indicio del alto estatus social del que gozaron en vida.

Un asistente que fue sacrificado y encontrado en el Gran Foso de la Muerte de Ur. (Shakespeare sumerio)

Imagen de portada: Una reconstrucción del tocado y collar de Puabi, el Museo Británico. (JMail / CC BY SA 3.0) Una cabeza de león encontrada en el cementerio real. (Shakespeare sumerio) Cabeza de toro de la lira de la reina de la tumba de Pu-abi PG 800, el cementerio real de Ur, en el sur de Mesopotamia, Irak. Museo Británico de Londres. (Osama Shukir Muhammed Amin FRCP (Glasg) / CC BY SA 4.0)

Autor: Wu Mingren

Referencias

Hirst, K. K., 2018. Artifacts of the Royal Cemetery of Ur. [Online]
Disponible en: https://www.thoughtco.com/artifacts-royal-cemetery-of-ur-171678

Sumerian Shakespeare, 2018. Exploration of the Royal Tombs of Ur. [Online]
Disponible en: https://sumerianshakespeare.com/117701/117801.html

The Metropolitan Museum of Art, 2003. Ur: The Royal Graves. [Online]
Disponible en: https://www.metmuseum.org/toah/hd/urrg/hd_urrg.htm

Zettler, R. L., 2018. Treasures From The Royal Tombs Of Ur. [Online]
Disponible en: https://oi.uchicago.edu/museum-exhibits/special-exhibits/treasures-royal-tombs-ur-1

Imagen de dhwty

Dhwty

Soy un estudiante universitario de la facultad de arqueología. Mis intereses incluyen interpretaciones convencionales" y "radicales" de datos arqueológicos/textos/ilustraciones. Creo que una visión larga y abierta pueda ayudar a mejorar la comprensión de nuestro pasado. Además, estos argumentos pueden llevar... Lee mas
Siguiente Artículo