Portada - Caldero de Gundestrup. (CC BY 2.0)

El discutido origen del caldero de Gundestrup: la más magnífica pieza de plata de la Edad del Hierro europea

(Leer articulo en una sola página)

El Caldero de Gundestrup es un antiguo recipiente de plata que fue descubierto hace ya más de un siglo en una turbera de Dinamarca. Este caldero es notable por ser la mayor pieza de plata de la Edad del Hierro europea. Por esta razón, los expertos han prestado gran atención a este antiguo objeto. Esto es especialmente cierto en relación con la alta calidad de su artesanía y su compleja iconografía, características que han alimentado el debate sobre el origen de esta pieza. En el presente, hay dos corrientes principales en este debate: una de ellas afirma que el caldero es de origen galo, mientras que según la otra es un recipiente de origen tracio.

El 28 de mayo de 1891, el Caldero de Gundestrup fue descubierto cuando se estaba procediendo a realizar una extracción de turba en Raevenose, pequeña turbera situada cerca de la población de Gundestrup, distrito de Aars, Himmerland, Jutlandia (Dinamarca). Cuando el Caldero de Gundestrup fue descubierto se encontraba desmontado, con cinco largas placas rectangulares, otras siete más cortas, una redondeada y dos elementos tubulares. Estas piezas fueron reconstruidas al año siguiente por el arqueólogo danés Sophus Müller, con lo que el caldero adoptó su reconocible aspecto actual.

Fotografía de Sophus Müller (Public Domain)

Fotografía de Sophus Müller ( Public Domain )

Se asumió desde el principio que la placa redonda era la base del caldero, por lo que fue conocida desde entonces como ‘placa base’. Las cinco placas más largas fueron colocadas en la cara interior del caldero, con un espacio de 2 centímetros entre cada una de ellas, mientras que las siete más cortas (se ha planteado la posibilidad de que en su origen fueran ocho) se dispusieron en la cara externa del recipiente. Una vez reconstruido, el caldero medía 69 centímetros de diámetro y 42 de altura.

Medallón central de la placa base de una réplica del Caldero de Gundestrup (CC BY-SA 3.0)

Medallón central de la placa base de una réplica del Caldero de Gundestrup ( CC BY-SA 3.0 )

Por lo general se acepta que el Caldero de Gundestrup fue manufacturado en el período comprendido entre los siglos II a. C. y I a. C. Se ha descubierto, a raíz de la investigación paleobotánica de la turba en la que se encontró, que cuando el caldero fue depositado la tierra estaba seca, y la capa de turba se formó gradualmente con el paso del tiempo. Se ha sugerido asimismo, por la forma en que sus piezas estaban amontonadas, que se intentó ocultar el caldero a la vista al enterrarlo.

Aunque por lo general hay consenso respecto a la antigüedad del Caldero de Gundestrup, su origen ya es una cuestión más controvertida. Se ha determinado que el caldero no fue fabricado en la zona, por lo que habría sido llevado hasta allá desde algún lugar del extranjero. Existen dos teorías principales respecto a cuál sería realmente este ‘país extranjero’. Según la primera de ellas el caldero es de origen galo y procede de algún lugar del mundo ‘céltico’.

Placa interior C del Caldero de Gundestrup (Public Domain)

Placa interior C del Caldero de Gundestrup ( Public Domain )

Los defensores de esta teoría aducen que la iconografía del caldero apunta a un origen celta. Entre las imágenes que aparecen en su decoración hay torques, carnyx (antiguo instrumento musical celta) y una figura antropomorfa con cuernos. Se ha indicado que estos motivos se encuentran habitualmente en el arte ‘céltico’ descubierto en diversos puntos de Europa. Hay incluso quien ha identificado a esta figura con cuernos, aportando de este modo una localización más específica del origen del caldero. Son los que, por ejemplo, han identificado a esta figura con el dios ‘céltico’ Cernunnos. Basándose en esta afirmación, se ha propuesto que el caldero procedería del norte de la Galia, ya que se han encontrado en esa región representaciones similares.

Caldero de Gundestrup: antiguos heraldos haciendo sonar sus ‘carnyx’ (CC BY-SA 3.0)

Caldero de Gundestrup: antiguos heraldos haciendo sonar sus ‘carnyx’ ( CC BY-SA 3.0 )

La segunda teoría afirma que el Caldero de Gundestrup es de origen tracio, y que fue fabricado en algún lugar del Bajo Danubio, en el sudeste de Europa. Este razonamiento estaría basado en el estilo y artesanía del recipiente. Se ha asegurado por ejemplo que ciertas técnicas de platería utilizadas en la manufactura del Caldero de Gundestrup, como su repujado en relieve, el punteado y trazado de sus dibujos, y su dorado parcial, no eran empleadas en el mundo celta en la época en la que se cree que fue producida la pieza.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article