Portada - Templo de Hathor en Dendera. Los desgastados escalones conducen al tejado. En las paredes podemos observar los numerosos bajorrelieves. Fotografía: Michael Ventura / Alamy

El templo de Hathor en Dendera: el majestuoso hogar de la diosa egipcia del amor

(Leer articulo en una sola página)

Hathor era una importante diosa del panteón del antiguo Egipto que encarnaba los principios de la alegría, el amor femenino y la maternidad, encontrándose el centro de su culto en Dendera, uno de los complejos de templos mejor conservados de todo Egipto. El Templo de Hathor es el mayor y más impresionante edificio de este complejo religioso, y es visualmente imponente por su grandiosa entrada, el gran detalle de sus grabados, sus jeroglíficos y sus techos decorados.

La ciudad de Dendera se encuentra en la margen occidental del Nilo, unos 60 kilómetros al norte de Luxor, en el 6º Nomo del Alto Egipto. El complejo del Templo de Dendera está situado unos 2,5 kilómetros al sudeste de la ciudad del mismo nombre.

Dendera marcaría pues el emplazamiento de un antiguo lugar sagrado, antiguo incluso según los parámetros de los antiguos egipcios. Existen en Dendera evidencias de estructuras religiosas construidas en el lugar durante el reinado del faraón del Imperio Antiguo Pepi I (hacia finales del III milenio a. C.). Hay también las ruinas de un templo construido en la época del Imperio Nuevo, concretamente de la Dinastía XVIII. El complejo actual, que incluye el Templo de Hathor, no obstante, data de los períodos ptolemaico y romano, siendo al menos uno de los edificios algo más antiguo, del Período Tardío. Se trata del mammisi (casa de nacimiento) de Nectanebo II, último faraón nativo del antiguo Egipto que reinó en el siglo IV a. C.

Templo de Hathor, Dendera (Public Domain)

Templo de Hathor, Dendera ( Public Domain )

Los magníficos techos del interior del Templo de Hathor (CC by SA 3.0)

Los magníficos techos del interior del Templo de Hathor ( CC by SA 3.0 )

El Templo de Hathor

El complejo del Templo de Dendera ocupa una extensión de 40.000 metros cuadrados y está rodeado por un gran muro de ladrillo. Dentro del recinto encontramos diversas estructuras, entre ellas el Templo del Nacimiento de Isis, un mammisi romano (atribuido al emperador Trajano o a Nerón), un sanatorium y un lago sagrado. Una de las razones de la fama del templo es un grabado en el que muchos creen ver una bombilla eléctrica. De todos modos, lo más impresionante de todo el conjunto es sin lugar a dudas el Templo de Hathor.

La famosa ‘bombilla de Dendera’ (Public Domain)

La famosa ‘bombilla de Dendera’ ( Public Domain )

El Templo de Hathor fue construido en gran parte durante el período Ptolomaico Tardío, más concretamente durante los reinados de Ptolomeo XII y Cleopatra VII. Se realizaron adiciones posteriores en la época romana. A pesar de haber sido construido por una dinastía de faraones que no era nativa de Egipcio, se puede observar que el diseño del templo es similar al de otros templos egipcios clásicos con la excepción del frontal de la sala hipóstila, que según la inscripción que se puede leer en su entrada fue construido por orden del emperador Tiberio.

Devoción a los dioses

Al igual que los faraones egipcios nativos anteriores a ellos, los reyes ptolemaicos y romanos de Egipto también utilizaron el complejo del templo como propaganda y para demostrar su devoción por los dioses egipcios. De este modo, por ejemplo, en la sala hipóstila del Templo de Hathor hay una representación del emperador romano Nerón ofreciendo una maqueta del mammisi a la diosa. Esta imagen ha sido considerada una prueba de que Nerón fue responsable de la construcción de la ‘casa de nacimiento’ romana. Por otro lado, las inscripciones y decoraciones dedicadas a Trajano en la propia casa de nacimiento sugieren que fue este emperador quien dio orden de construirla.

Imagen de la diosa Nut en el interior del Templo de Hathor (CC by SA 4.0)

Imagen de la diosa Nut en el interior del Templo de Hathor ( CC by SA 4.0 )

Hay además en el complejo del Templo de Hathor escenas en las que aparecen los faraones ptolemaicos. Por ejemplo, grabado sobre la cara exterior de uno de los muros del templo encontramos un relieve de gran tamaño en el que aparecen Cleopatra VII y su hijo (que tuvo con Julio César) y faraón junto con ella, Ptolomeo XV, más conocido como Cesarión. Los dos reyes ptolemaicos están representados vestidos al estilo egipcio y en actitud de ofrecer sacrificios.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article