All  
Portada-El dios cocodrilo Sobek. Fotografía: Ministerio de Antigüedades de Egipto

Descubierta en Egipto interesante colección de estatuillas de antiguos dioses

En el yacimiento arqueológico de Tel Al-Tabla, situado en la gobernación egipcia de Dakahliya, se ha descubierto una colección de antiguas figuritas y estatuillas de dioses.

Según Ahram Online, en el transcurso de las excavaciones los arqueólogos continuaron otros trabajos realizados con anterioridad en el cementerio grecorromano. Entre los típicos objetos hallados en dicho lugar, como amuletos de alabastro y vasijas de arcilla, desenterraron además una colección de singulares figuritas.

Estas estatuillas fueron labradas en ladrillos de adobe, y aunque no han podido identificarse en su totalidad, es seguro que entre ellas se encuentra la efigie de Sobek: el dios cocodrilo y una de las deidades más importantes de la historia antigua de la región del Nilo.

Además, también se encontró en el yacimiento una colección de joyas de bronce, fayenza (un tipo de cerámica fina de acabado exterior vítreo) y marfil. Todos los hallazgos han sido datados en la época grecorromana.  

Estatuilla de lo que según los arqueólogos sería un dios pez del antiguo Egipto. (Xinhua/Egyptian Ministry of Antiquity)

Estatuilla de lo que según los arqueólogos sería un dios pez del antiguo Egipto. (Xinhua/Egyptian Ministry of Antiquity)

Los objetos recién descubiertos han sido almacenados en las galerías arqueológicas de Dakahliya para su restauración. El yacimiento se encuentra cerca de las antiguas ciudades de Avaris y Tanis, en el delta del Nilo.

Sobek, el poderoso dios del Nilo

Sobek era un dios fuertemente vinculado al río Nilo. Estaba relacionado con el poder del cocodrilo del Nilo, y por tanto se le representaba como un cocodrilo o como un ser humano con cabeza de cocodrilo. Sobek, al igual que el animal que le identificaba, era un dios aterrador para los antiguos egipcios, y se le creía fuerte y misterioso.

La existencia de Sobek era una alegoría del poder del faraón y del poder militar en general, pero también de la fertilidad y de la protección contra los peligros que acechaban en torno a las fronteras de Egipto y también en el interior del país.

Cocodrilos momificados ofrecidos a Sobek por sus adoradores. (Fanny Schertzer/ CC BY SA 4.0)

Cocodrilos momificados ofrecidos a Sobek por sus adoradores. (Fanny Schertzer/ CC BY SA 4.0)

Sobek era un dios muy importante en todo Egipto, pero especialmente en la región de Fayum (situada en el centro de Egipto) y Kom Ombo, al sur de Egipto. La capital de su culto, Crocodilópolis (en griego), conocida también como Shedet (en el idioma del antiguo Egipto), fue descubierta en la región de Fayum. En la actualidad, la ciudad de El-Fayum ocupa su lugar (y continúa siendo la capital de la región.)

Relieve de Sobek en un templo de Kom Ombo. (Hedwig Storch/ CC BY SA 3.0)

Relieve de Sobek en un templo de Kom Ombo. (Hedwig Storch/ CC BY SA 3.0)

Se creía que Sobek era hijo del dios Seth y la diosa Neith. Su padre, Seth, era el dios de la violencia, los extranjeros, las tormentas, el desierto y el caos. La madre de Sobek, Neith, era una de las deidades más antiguas de Egipto, y estaba vinculada a muchas y muy diversas atribuciones, como la guerra, la caza y el inframundo.

Los templos de Sobek fueron muy populares en el pasado, especialmente durante los períodos romano y ptolemaico. El Libro de El Fayum recoge múltiples historias datadas en los periodos romano y ptolemaico (332 a. C. – 359 d. C.), en los que también se identifica a Sobek con el dios sol Ra, apareciendo en ellas como Sobek-Ra. Se le vincula asimismo con el mito tradicional de la creación relacionado con Hermópolis, lo que le convierte en una manifestación tardía de Ra.

Unos 48 kilómetros al norte del templo de Kom Ombo en Asuán (construido en el año 323 a. C.) fue descubierta una colección impresionante de antiguos cocodrilos del Nilo momificados. Desgraciadamente, el templo quedó dañado por los fuertes vientos de septiembre del 2015.  

El tesoro de Dakahliya

En el transcurso de las últimas temporadas de excavaciones, Dakahliya se ha revelado como un yacimiento sumamente interesante que aún encierra gran cantidad de secretos. En el 2014, una expedición egipcia descubrió otro tesoro de ladrillo de adobe. Por aquel entonces fue una mastaba, que albergaba un sarcófago antropoide de piedra caliza perteneciente a una dama llamada Werty (hija de Rtrs), junto a una vasta colección de 180 figuritas (ushebtis) talladas en madera y piedra caliza.  

Los arqueólogos también han descubierto en este yacimiento tres esqueletos, otra colección de figuritas con más de 700 ushebtis y dos tumbas. Los esqueletos fueron datados en el Período Tardío. Asimismo se encontraron diversos amuletos relacionados con los dioses Amón, Horus y Neftis. Otro conjunto de amuletos incluía un escarabeo y un Udyat (ojo de Horus).

‘Ushebtis’ hallados en Dakahliya en el año 2014. (Nevine El-Aref)

‘Ushebtis’ hallados en Dakahliya en el año 2014. (Nevine El-Aref)

También causó sensación una momia descubierta en uno de los tres ataúdes. Estaba cubierta con cartonaje dorado, decorado con inscripciones jeroglíficas que incluían el cartucho del faraón Psamtiak de la dinastía XXVI. La momia hallada en el interior del ataúd se encontraba en muy mal estado a causa de los altos niveles de humedad.

Tel El-Tabila es una necrópolis del Tercer Período Intermedio y del Período Tardío de la historia del antiguo Egipto. La mayoría de sus tumbas están datadas entre las dinastías XXII y XXVI. Dentro de este período también reinaron los Faraones Negros (dinastía XXV), en una época de grandes cambios para el antiguo Egipto. Las dinastías de esta época intentaron recuperar la grandeza del Imperio Nuevo y la autoridad de la dinastía Ramésida.

Imagen de portada: El dios cocodrilo Sobek. Fotografía: Ministerio de Antigüedades de Egipto

Autor: Natalia Klimczak

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo