Portada - François Joseph Navez, ‘La matanza de los inocentes’, 1824 (Sharon Mollerus/Flickr)

El infanticidio: una antigua y terrible práctica considerada normal en el pasado

Hoy en día, la idea del infanticidio – el asesinato intencionado de niños – nos llena de horror, pero en muchas sociedades antiguas esta práctica no sólo estaba permitida, sino que era considerada un hecho normal de la vida. Desde escapar a profecías para evitar la vergüenza, había innumerables razones por las que unos padres del mundo antiguo podían creer necesario dar muerte a sus hijos, o abandonarlos a merced de los elementos para que perecieran de una muerte ‘natural’.

El infanticidio en la mitología

El infanticidio es un motivo recurrente en la mitología de la antigua Grecia. En la Teogonía de Hesíodo, por ejemplo, el titán Cronos practica el infanticidio devorando a sus hijos tan pronto como nacen. Lo hacía para evitar que se cumpliera la profecía según la cual algún día sería destronado por sus propios hijos.

‘Saturno (Cronos) devorando a su hijo’, óleo de Pedro Pablo Rubens (Dominio público)

Saturno (Cronos) devorando a uno de sus hijos, óleo de Pedro Pablo Rubens ( Dominio público )

La asociación entre profecía e infanticidio está también presente en otros mitos griegos, como por ejemplo el de Edipo, rey de Tebas, y el del héroe Perseo. En el primero, el padre de Edipo, Layo, rey de Tebas, fue advertido por un oráculo de que algún día sería asesinado por su propio hijo, quien también se casaría con su propia madre. Por lo tanto, cuando su esposa Yocasta dio a luz un hijo, Edipo, el rey dio el bebé a un sirviente para que lo abandonara en un monte cercano. Edipo, sin embargo, fue rescatado por un pastor, y para su propia desgracia acabó cumpliendo la profecía.

Podemos ver un argumento similar en el mito de Perseo, en el cual su abuelo Acrisio, rey de Argos, recibe una profecía del oráculo de Delfos según la cual será asesinado por el hijo de su hija. Aunque el rey encarcela a su hija, ella ya estaba embarazada de Zeus, y da a luz a Perseo. Acrisio encierra entonces a su hija y a su nieto, aún un bebé, en un arca, y los abandona en el mar con la esperanza de que así encuentren la muerte. El arca, sin embargo, alcanza la costa de una isla, y Perseo y su madre son rescatados por un pescador. Como en el mito de Edipo, también se cumple la profecía recibida por Acrisio.

Dánae y el pequeño Perseo son abandonados en el mar por su abuelo Acrisio (CC by SA 1.0)

 

Dánae y el pequeño Perseo son abandonados en el mar por su abuelo Acrisio ( CC by SA 1.0 )

La triste suerte de los enfermos y deformes en Esparta

No solo encontramos el infanticidio en la mitología griega, sino también entre los propios griegos, aunque por razones diferentes. En la Vida de Licurgo de Plutarco, el antiguo escritor informa de que en Esparta se llevaba a los recién nacidos a un lugar llamado Lesche, donde eran examinados minuciosamente por los ancianos de la tribu. Si el bebé era calificado como sano, se permitía a sus padres criarlo. En cambio, los niños considerados enfermizos o deformes eran enviados al monte Taigeto, donde eran arrojados a un barranco llamado Apótetas (que significa ‘Depósitos’). Mediante esta práctica, los espartanos se aseguraban de que solo los individuos sanos tuvieran un lugar en su sociedad.

Los romanos acusan a los cartagineses de sacrificar niños

Se ha acusado a los cartagineses de practicar el infanticidio con la finalidad de sacrificar niños. Según los autores romanos, y coincidiendo con los autores del cristianismo primitivo, los cartagineses sacrificaban niños regularmente a sus dioses quemándolos vivos. Las excavaciones arqueológicas han revelado la existencia de un cementerio especial en el yacimiento de Cartago, conocido como Tofet, donde se conservan las urnas con los restos incinerados de miles de bebés. La interpretación del descubrimiento, sin embargo, divide a los arqueólogos. Mientras que algunos consideran el Tofet evidencia de que los cartagineses practicaban sacrificios de niños, otros sostienen que el cementerio era utilizado no sólo para enterrar restos de niños, sino también de fetos y bebés nacidos muertos. Si los cartagineses realmente sacrificaban a sus hijos o esta afirmación no es más que un bulo de la propaganda romana es algo aún objeto de debate.

Ofrenda a Moloc en la que se arroja a un bebé al fuego (Dominio público)

 

Ofrenda a Moloc en la que se arroja un bebé al fuego ( Dominio público )

Infanticidio en Asia

El infanticidio era practicado también en otras regiones del mundo antiguo. En la cultura tradicional China, por ejemplo, las niñas eran consideradas menos deseables, ya que sólo los hijos varones podían perpetuar el linaje familiar. En tiempos de pobreza y hambruna las niñas llegaban incluso a ser consideradas una carga, lo que conducía a la práctica del infanticidio.

En la cultura india tradicional, los padres de una muchacha estaban obligados a aportar una dote adecuada cuando ella se casaba. Por esta razón, las niñas eran consideradas cargas financieras, lo que permitía a los padres justificar su asesinato al nacer. La discriminación contra las niñas también se daba, según parece, en la Arabia preislámica. Era normal por aquel entonces enterrar a las niñas. Esta práctica, sin embargo, fue prohibida con la llegada del Islam.

Entierro de bebés en China (Dominio público)

Entierro de bebés en China ( Dominio público )

En la mayoría de las sociedades actuales el infanticidio ya no es considerado aceptable, y es casi siempre ilegal. Sin embargo, el asesinato de recién nacidos aún se practica en algunas regiones del mundo, especialmente en las zonas más pobres, donde una boca más que alimentar es considerada una pesada carga para la familia.

Imagen de portada: François Joseph Navez, ‘La matanza de los inocentes’, 1824 (Sharon Mollerus/Flickr)                                        .

Autor: Wu Mingren

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Referencias:

Dianne R. Moran, 2019. Infanticide. [Online]
Disponible en: http://www.deathreference.com/Ho-Ka/Infanticide.html

Ghose, T., 2012. Ancient Baby Graveyard Not for Child Sacrifice, Scientists Say. [Online]
Disponible en: https://www.livescience.com/23298-carthage-graveyard-not-child-sacrifice.html

Hesiod, Theogony [West, M. L. (trans.), 1988. Hesiod’s Theogony and Works and Days , Oxford: Oxford University Press.]

Milner, L. S., 2007. A Brief History of Infanticide. [Online]
Disponible en: https://www.sott.net/article/125410-A-Brief-History-of-Infanticide

New World Encyclopedia, 2018. Infanticide. [Online]
Disponible en: http://www.newworldencyclopedia.org/entry/Infanticide

Plutarch, Parallel Lives: Lycurgus [Online][Perrin, B. (trans.), 1914. Plutarch’s Parallel Lives: Lycurgus .] Disponible en: http://penelope.uchicago.edu/Thayer/E/Roman/Texts/Plutarch/Lives/Lycurgus*.html

The Editors of Encyclopaedia Britannica, 2017. Oedipus. [Online]
Disponible en: https://www.britannica.com/topic/Oedipus-Greek-mythology

The Editors of Encyclopaedia Britannica, 2018. Infanticide. [Online]
Disponible en: https://www.britannica.com/topic/infanticide

The Editors of Encyclopaedia Britannica, 2018. Perseus. [Online]
Disponible en: https://www.britannica.com/topic/Perseus-Greek-mythology

University of Oxford, 2014. Ancient Carthaginians really did sacrifice their children. [Online] Disponible en: http://www.ox.ac.uk/news/2014-01-23-ancient-carthaginians-really-did-sacrifice-their-children

Next article