All  
Portada - Ánforas hundidas en el fondo marino de uno de los pecios descubiertos en torno a la isla griega de Furnoi. Fuente: Vassilis Mentogiannis/Eforato Helénico de Antigüedades Submarinas

Un punto negro para los naufragios: nuevos hallazgos en la mayor concentración de barcos hundidos del Mediterráneo

En Grecia, arqueólogos marinos han hecho un descubrimiento sin precedentes en una zona del lecho marino del mar Egeo – restos de naufragios en gran número, habiéndose contabilizado hasta el momento 58. Es el mayor hallazgo de este tipo en la historia del Mediterráneo. Los restos de las embarcaciones, que yacen junto a un pequeño archipiélago del mar Egeo, incluyen desde naves de la antigua Grecia hasta barcos de nuestro tiempo. Los expertos sospechan que los naufragios de épocas antiguas podrían albergar muchos objetos valiosos. Se espera que el hallazgo pueda convertirse en uno de los descubrimientos arqueológicos marinos más importantes del siglo XX.

Una antigua ruta comercial

Encontrar restos de naufragios es un hecho habitual, pero no se conocía nada a la escala de este descubrimiento. Los restos fueron hallados en torno al pequeño archipiélago de Furnoi. Se trata de un remoto grupo de islas, pero en el pasado se encontraba situado sobre importantes rutas comerciales y era un refugio para los barcos en sus largas travesías. Furnoi se compone de 20 islotes y arrecifes cercanos a la más conocida y turística isla de Samos. Unas 1.500 personas viven en la isla principal, y son principalmente pescadores.

El submarinista, director y cinematógrafo Anastasis Agathos, de 47 años de edad, filma el ancla de un barco hundido cerca de la isla de Furnoi, Grecia, el 18 de septiembre del 2018. Fotografía: Vassilis Mentogiannis/Eforato Helénico de Antigüedades Submarinas

El submarinista, director y cinematógrafo Anastasis Agathos, de 47 años de edad, filma el ancla de un barco hundido cerca de la isla de Furnoi, Grecia, el 18 de septiembre del 2018. Fotografía: Vassilis Mentogiannis/Eforato Helénico de Antigüedades Submarinas

La causa de la alta concentración de barcos naufragados

La mayoría de las naves podrían haberse perdido debido a las inclemencias del tiempo. Furnoi tiene numerosos arrecifes rocosos y bancos de arena, y hasta los más experimentados marineros podían tener problemas al navegar cerca de las islas. Parece que muchas de las naves se dirigían a la isla principal para descansar durante la noche, pero en lugar de eso acabaron hundiéndose en el fondo del mar Egeo. Los expertos creen que las aguas de la zona son muy susceptibles a las tormentas de viento repentino, lo que las hace particularmente peligrosas. Por otra parte, muchos barcos podrían también haber sucumbido a ataques de piratas, ya que Furnoi era conocida en el pasado por ser un refugio de piratas.

El submarinista y director técnico Markos Garras, de 50 años de edad, inspecciona una antigua ánfora hallada en uno de los barcos naufragados junto a la isla de Furnoi, Grecia, 19 de septiembre del 2018. Imagen: Vassilis Mentogiannis/Eforato Helénico de Antigüedades Submarinas

El submarinista y director técnico Markos Garras, de 50 años de edad, inspecciona una antigua ánfora hallada en uno de los barcos naufragados junto a la isla de Furnoi, Grecia, 19 de septiembre del 2018. Imagen: Vassilis Mentogiannis/Eforato Helénico de Antigüedades Submarinas

El Proyecto para la Investigación de Furnoi

El equipo internacional de submarinistas no sólo ha identificado y trazado un mapa de los pecios, también han comenzado a excavarlos. El Greek City Times informa de que “El equipo ha recuperado más de 300 antigüedades de los barcos naufragados.” Entre ellas hay muchas ánforas o jarras de almacenamiento, que en el pasado contuvieron vino, salsa de pescado, miel y aceite de oliva. Estos antiguos recipientes están permitiendo a los expertos conocer y comprender mejor cómo eran los cargamentos de los barcos que navegaban por el Mediterráneo en la Antigüedad y la época medieval.  Se cree que alrededor del 90% de las naves transportaban ánforas. Según Reuters, el equipo estaba ‘emocionado por las ánforas que habían descubierto, procedentes del mar Negro y el norte de África’, unas piezas que se encuentran muy raramente.

El conservador jefe del Proyecto para la Investigación de Furnoi, Angelos Tsompanidis, de 42 años, y la estudiante del Departamento de Conservación de Antigüedades y Obras de arte Helen Margarita Bardas, de 25 años, transportan un ánfora hallada en un barco naufragado cerca de la isla de Fournoi, Grecia, 19 de septiembre del 2018. Imagen: Vassilis Mentogiannis/Eforato Helénico de Antigüedades Submarinas

El conservador jefe del Proyecto para la Investigación de Furnoi, Angelos Tsompanidis, de 42 años, y la estudiante del Departamento de Conservación de Antigüedades y Obras de Arte Helen Margarita Bardas, de 25 años, transportan una antigua ánfora hallada en un barco naufragado cerca de la isla de Furnoi, Grecia, 19 de septiembre del 2018. Imagen: Vassilis Mentogiannis/Eforato Helénico de Antigüedades Submarinas 

Los pecios suelen encontrarse a profundidades de entre 15 pies (40 metros) y 20 pies (60 metros) y no han sido tocados por saqueadores. Por lo general están en buenas condiciones en la mayoría de los casos. Este hecho ha llevado a algunos miembros del equipo a solicitar la creación de un museo submarino para y estudiantes y aficionados al submarinismo. También se espera que muchos de los hallazgos sean custodiados en el futuro en un museo construido especialmente para ello en la isla principal de Furnoi, algo que podría ayudar enormemente a la industria turística de las islas.

 Importancia histórica del descubrimiento

No debe subestimarse la importancia del hallazgo. El gran número de barcos hundidos implica que será posible estudiarlos para comprender la historia de las rutas comerciales en la zona a lo largo de cientos de años. Los pecios ayudarán a los expertos a conocer con un detalle sin precedentes el desarrollo y la naturaleza del comercio en la región en el mundo antiguo y la Edad Media. Gracias a los objetos recuperados será posible reconstruir la naturaleza del comercio entre el mar Negro, el sur de Europa y el norte de África. Se espera que puedan recuperarse más piezas en el futuro y que se descubran nuevos pecios y objetos preciosos en próximas exploraciones.

Imagen de portada: Ánforas hundidas en el fondo marino de uno de los pecios descubiertos en torno a la isla griega de Furnoi. Fuente: Vassilis Mentogiannis/Eforato Helénico de Antigüedades Submarinas

Autor: Ed Whelan

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo