Portada - Una nueva investigación sugiere que la extinción de los neandertales fue anterior a lo que se creía hasta ahora. Fuente: procy-ab/Adobe Stock

Nuevas evidencias cuestionan el momento y el lugar de la extinción de los neandertales

En los últimos años ha habido una serie de hallazgos que han revolucionado nuestra comprensión de los neandertales y su extinción en Eurasia. En los círculos académicos está extendida la idea de que los neandertales lograron sobrevivir en la región de la actual península ibérica durante más tiempo que en ningún otro lugar. Sin embargo, un nuevo examen de algunas herramientas halladas en un yacimiento muy importante de España podría demostrar que éste no fue el caso, y que fueron reemplazados por el hombre moderno en Europa mucho antes de lo que se creía hasta ahora.

El último bastión Neandertal

Los neandertales eran una subespecie de humanos que florecieron en una gran área de Eurasia durante cientos de milenios. Considerados en el pasado primitivos y poco inteligentes, eran de hecho muy avanzados, y se adaptaron con éxito a un entorno hostil. Se extinguieron en algún momento hace entre 40.000 y 32.000 años. Se cree que la llegada de los humanos modernos (Homo Sapiens) provocó la extinción de los neandertales desde Asia Central hasta Europa Occidental. Se cree que el Homo Sapiens era más competitivo que los neandertales en una época de cambio climático, lo que habría llevado a la desaparición del Neandertal en Europa.

 ‘El hombre primitivo’. (Kovalenko I/Adobe Stock)

 ‘El hombre primitivo’. (Kovalenko I/Adobe Stock)

Según la web New Scientist, se creía hasta ahora que “la península ibérica fue el último bastión de los neandertales.” Esto se debe a que los humanos modernos entraron en Europa a través de las estepas euroasiáticas y no podían cruzar el estrecho de Gibraltar. Muchos investigadores sostienen que los humanos modernos solo llegaron a Iberia hace unos 35-32.000 años, y esto significaría que los neandertales continuaron prosperando allí incluso cuando estaban siendo llevados a la extinción en el resto de Eurasia. Cuando los humanos modernos penetraron en Iberia, esto llevó a la desaparición definitiva de la subespecie de los humanos Neandertal hace aproximadamente 34-32.000 años.

Esta teoría estaba basada en hallazgos arqueológicos realizados en cuevas, especialmente en la cueva de Gorham, ubicada en Gibraltar. Los expertos encontraron en sus yacimientos herramientas musterienses asociadas con los neandertales datadas en 32.000 años de antigüedad. Sin embargo, ninguna de las distintivas herramientas ‘auriñacienses’, típicamente asociadas con los humanos modernos, ha sido descubierta en estas cuevas hasta después de esa época. Este hecho era considerado la prueba de que Iberia fue el último bastión de los neandertales en Europa.

Herramientas de piedra neandertales, Bad Urach, Wittlingen, 50.000 – 70.000 años de antigüedad - Landesmuseum Württemberg - Stuttgart, Alemania. (Dominio público)

Herramientas de piedra neandertales, Bad Urach, Wittlingen, 50.000 – 70.000 años de antigüedad - Landesmuseum Württemberg - Stuttgart, Alemania. (Dominio público)

Humanos modernos en Iberia

Sin embargo, los recientes hallazgos realizados en la famosa cueva del Bajondillo, situada cerca de Málaga, en el sureste de España, han desafiado esta idea. Un equipo multinacional estaba reexaminando algunos objetos hallados en la cueva e hicieron un descubrimiento asombroso. Muchas de las herramientas eran más típicas del Homo Sapiens que de los neandertales, y New Scientist informaba de que “[los arqueólogos] pueden ver el momento en que las herramientas de estilo neandertal dan paso a herramientas de estilo distintivamente humano.” Estas herramientas fueron datadas mediante carbono en unos 43.000 años de antigüedad aproximadamente. El descubrimiento podría refutar la idea de que los neandertales sobrevivieron en la moderna Iberia hasta mucho más tarde que en el resto del continente.

Cueva del Bajondillo y bahía de Malága (España) a finales de los años cincuenta. Las imágenes en primer plano muestran los cráneos de un Neandertal (La Chapelle-aux-Saints, Francia, izquierda) y un humano moderno (Abri Cro-Magnon, Francia, derecha). La herramienta lítica de la izquierda corresponde a la tecnología neandertal musteriense, y la de la derecha a la auriñaciense, típica de los humanos modernos. Ambas herramientas fueron recuperadas en la cueva del Bajondillo. (Crédito: Profesor Chris Stringer y Musée de l’Homme)

Cueva del Bajondillo y bahía de Malága (España) a finales de los años cincuenta. Las imágenes en primer plano muestran los cráneos de un Neandertal (La Chapelle-aux-Saints, Francia, izquierda) y un humano moderno (Abri Cro-Magnon, Francia, derecha). La herramienta lítica de la izquierda corresponde a la tecnología neandertal musteriense, y la de la derecha a la auriñaciense, típica de los humanos modernos. Ambas herramientas fueron recuperadas en la cueva del Bajondillo. (Crédito: Profesor Chris Stringer y Musée de l’Homme)

Si la datación de las herramientas de los humanos modernos es correcta, ello indicaría que nuestra especie llegó a lo que hoy es España y presionó a la población neandertal en una época mucho más temprana. Esto significaría que los neandertales probablemente se extinguieron en Iberia hace unos 40.000 años, basándonos en lo que sabemos de otras regiones. Los resultados de la investigación podrían implicar que los neandertales desaparecieron de Europa hasta unos 10.000 años antes de lo que se creía hasta ahora. Por otro lado, también puede significar que ambas especies humanas arcaicas coexistieron durante muchos milenios.

Yacimientos arqueológicos seleccionados de Europa occidental con industrias auriñacienses cuya antigüedad potencial o confirmada es mayor de 42.000 años, incluida la cueva del Bajondillo (España). Las flechas naranjas indican posibles rutas de expansión por Europa con un nivel del mar bajo. Las imágenes de la izquierda muestran un cráneo neandertal (La Chapelle-aux-Saints, Francia) y una herramienta musteriense recuperada en la cueva del Bajondillo. A la derecha, las imágenes muestran un cráneo de humano moderno (Abri-Cro-Magnon, Francia) y una herramienta auriñaciense recuperada también en la cueva del Bajondillo. (Universidad de Sevilla)

Yacimientos arqueológicos seleccionados de Europa occidental con industrias auriñacienses cuya antigüedad potencial o confirmada es mayor de 42.000 años, incluida la cueva del Bajondillo (España). Las flechas naranjas indican posibles rutas de expansión por Europa con un nivel del mar bajo. Las imágenes de la izquierda muestran un cráneo neandertal (La Chapelle-aux-Saints, Francia) y una herramienta musteriense recuperada en la cueva del Bajondillo. A la derecha, las imágenes muestran un cráneo de humano moderno (Abri-Cro-Magnon, Francia) y una herramienta auriñaciense recuperada también en la cueva del Bajondillo. (Universidad de Sevilla)

¿Qué nos dice el descubrimiento sobre la extinción de los neandertales?

Un comunicado de prensa del Museo de Historia Natural (Reino Unido) sostiene que la evidencia “reaviva la idea de que el estrecho de Gibraltar podría haber sido una posible ruta de dispersión para los primeros humanos modernos que salieron de África.” Si los humanos modernos estaban ya en el sur de España hace unos 42,000 años , ello indicaría que podrían haber cruzado el estrecho de Gibraltar en lugar de entrar desde Eurasia. Parece que los Homo Sapiens podrían haber hecho uso de rutas costeras para emigrar desde África. Según el Museo de Historia Natural de Londres, los hallazgos demuestran que “la ocupación por parte de los humanos modernos de la cueva del Bajondillo no estuvo asociada con un evento Heinrich (enfriamiento severo).” Este hecho apunta a que los cambios medioambientales no contribuyeron a la extinción definitiva de los neandertales tanto como se creía hasta ahora.

El descubrimiento realizado cerca de Málaga podría transformar nuestra visión de cómo los humanos modernos desplazaron a los neandertales y refutar la teoría de que Iberia fue el último bastión de aquella especie de humanos arcaicos. Hay expertos que disputan la datación de las herramientas del Homo Sapiens y sostienen que los neandertales de hecho sobrevivieron en Iberia hasta la llegada de los humanos modernos. Sin embargo, también hay evidencias procedentes de otros lugares según las cuales el Homo Sapiens ya estaba reemplazando a los neandertales en España hace 40.000 años, o incluso antes.

Imagen de portada: Una nueva investigación sugiere que la extinción de los neandertales fue anterior a lo que se creía hasta ahora. Fuente: procy-ab/Adobe Stock

Autor: Ed Whelan

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo