Portada-Pirámide Acodada. Fuente: Christopher Rose / CC BY NC 2.0

Misión Scan Pyramids: desvelando los misterios ocultos en el corazón de las pirámides de Egipto

Los investigadores han comenzado a analizar las partículas cósmicas llamadas muones captadas por la Pirámide Acodada de Egipto. El equipo científico internacional espera que su ambicioso proyecto ayude a desvelar el misterio de cómo fueron construidas las pirámides. Actualmente no disponemos de una explicación concreta al respecto, no sabemos cómo se construyeron: como apunta Hany Helal , vicepresidente del Heritage Innovation Preservation Institute (Instituto para la Innovación y la Conservación del Patrimonio Histórico), “Para la construcción de las pirámides no existe una única teoría que esté probada o demostrada al 100%; todo son teorías e hipótesis.”

El análisis mediante radiografía de muones es el trabajo más reciente de la misión Scan Pyramids , iniciada en octubre del 2015. Esta expedición es una colaboración del Ministerio de Antigüedades egipcio, la Facultad de Ingeniería de El Cairo y el Instituto para la Innovación y la Conservación del Patrimonio Históricos (HIP: Heritage, Innovation and Preservation), con la ayuda de investigadores de la Universidad Laval de Quebec y la Universidad Nagoya de Japón.

En la web de la expedición se afirma que su objetivo es “sondear el corazón de las mayores pirámides de Egipto, sin realizar la más mínima perforación.” Para conseguirlo, los investigadores están empleando una amplia variedad de tecnologías de vanguardia para explorar cuatro antiguas pirámides: En primer lugar las pirámides Roja y Acodada de Dahshur, a las que seguirán la pirámide de Khufu (también conocida como Gran Pirámide y pirámide de Keops), y la pirámide de Kefrén en Guiza.

Localización geográfica de las cuatro pirámides que están siendo estudiadas por la expedición Scan Pyramids. (Scan Pyramids Mission)

Localización geográfica de las cuatro pirámides que están siendo estudiadas por la expedición Scan Pyramids. ( Scan Pyramids Mission )

Las investigaciones se han iniciado con dos exploraciones mediante termografía de infrarrojos para crear un mapa térmico de las pirámides. El objetivo de estos estudios es detectar diferencias y variaciones de densidad y examinar cualquier tipo de hueco existente bajo la superficie de las pirámides. (Uno de estos estudios es un proyecto cuya duración prevista es de un año).

Los primeros resultados de los escaneos termográficos ya están aportando algunos detalles interesantes. Matthieu Klein, de la Universidad Laval de Canadá, ha afirmado en una conferencia de prensa que “Hay una clara variación de temperatura en la cara oeste de la Pirámide Roja. Su parte inferior está más fría que su cúspide. Esto es interesante. Aún no tenemos la respuesta… ¿Podría ser por el viento? Podría ser, pero sigue siendo interesante.” Klein añade que esta diferencia de temperatura es de entre tres y seis grados Celsius.

Asimismo, Klein ha explicado que los escaneos han detectado dos anomalías localizadas en el flanco norte de la pirámide de Keops, en la que los expertos ya habían hallado “ puntos de interés ” similares sobre su cara este en el pasado. Los puntos más fríos de la imagen térmica también podrían indicar la presencia de una corriente de aire tras los muros, lo que podría incluso conducir a alguna cámara secreta, tal y como informa Tech Times .

Anomalía térmica detectada a nivel del suelo en la cara este de la Gran Pirámide, también conocida como Khufu o Keops. Imágenes: Philippe Bourseiller / HIP Institute, Facultad de Ingeniería de El Cairo / Ministerio de Antigüedades.

Anomalía térmica detectada a nivel del suelo en la cara este de la Gran Pirámide, también conocida como Khufu o Keops. Imágenes: Philippe Bourseiller / HIP Institute, Facultad de Ingeniería de El Cairo / Ministerio de Antigüedades.

La misión Scan Pyramids también incluye dos exploraciones en las que se realizarán radiografías de muones. Los investigadores explican en la web que estos estudios tienen como objetivo “verificar y visualizar con precisión la presencia de estructuras desconocidas en el interior de los monumentos.” Esto es parte de la investigación que se está llevando a cabo en la actualidad en la Pirámide Acodada.

Mehdi Tayoubi, presidente del Instituto para la Innovación y la Conservación del Patrimonio Histórico, ha explicado acerca de esta técnica:

Las placas colocadas en el interior de la pirámide el mes pasado han recopilado datos sobre las partículas radiográficas conocidas como muones procedentes de la atmósfera terrestre. Estas partículas atraviesan los espacios vacíos, pero pueden ser absorbidas o desviadas por superficies más densas. Incluso si encontramos tan solo un metro cuadrado vacío en algún lugar de la pirámide, esto planteará nuevos interrogantes e hipótesis y quizás ayudará a resolver algunas cuestiones definitivas.

Explicación visual de la detección mediante radiografía de muones. (Scan Pyramids Mission)

Explicación visual de la detección mediante radiografía de muones. ( Scan Pyramids Mission )

Los investigadores analizarán estas acumulaciones de partículas en un intento de aprender más acerca de la estructura de la Pirámide Acodada, cuya construcción fue ordenada por el faraón Snefru en torno al 2600 a. C. La Pirámide Acodada se encuentra a 25 millas (40 kilómetros) al sur del Cairo, y podría potencialmente ocultar dos cámaras . También “se cree que fue el primer intento en el antiguo Egipto de construir una pirámide de caras lisas.” [en declaraciones a The Guardian ]

Finalmente, la misión Scan Pyramids incluirá una campaña de fotogrametría en la que se emplearán drones. Las imágenes captadas se utilizarán para “reconstruir la meseta de Guiza y el entorno de Dahshur con todos sus monumentos en tres dimensiones, con una excepcional precisión de centímetros,” leemos en la web de Scan Pyramids. Además añaden que “El Instituto para la Innovación y la Conservación del Patrimonio Histórico pondrá estos modelos a disposición de investigadores y público en general como ‘datos abiertos’.”

A la investigación por medio de muones en la Pirámide Acodada le seguirán un análisis de la Pirámide Roja y a continuación la exploración de las dos grandes pirámides de Guiza: la de Keops y la de Kefrén. En la web de la misión Scan Pyramids podemos leer que en total el proyecto debería al menos prolongarse hasta finales del 2016. Asimismo, plantean la seductora pregunta: “¿Se resolverá el misterio milenario que intriga a arqueólogos y amantes de la egiptología?”

“La clave es seguir adelante mediante la puesta en marcha de nuevos métodos,” apunta Mehdi Tayoubi. Por tanto, aún si no se resuelve el gran misterio, esta investigación debería ayudarnos a acrecentar nuestros conocimientos acerca de estos monumentos. “Muchas expediciones anteriores han intentado desvelar los misterios de las pirámides, y aun si fracasaron, resultaron de ayuda a la hora de avanzar en nuestros conocimientos.”

Imagen de portada: Pirámide Acodada. Fuente: Christopher Rose / CC BY NC 2.0

Autor: Alicia McDermott

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article