All  
Portada - La piedra del cocodrilo de Lambityeco fue trasladada y puesta boca abajo, aunque al parecer la gente seguía acudiendo a quemar incienso delante de ella en las ceremonias religiosas. (Fotografía: © Linda Nicholas, Museo Field)

Hallada en México gran piedra ritual zapoteca con el relieve de un cocodrilo

Un equipo de arqueólogos ha desenterrado en la antigua ciudad de Lambityeco, situada en el valle mexicano de Oaxaca, una gran piedra con la imagen de un cocodrilo grabada sobre su superficie y que posiblemente poseyera un importante significado ritual para el pueblo precolombino zapoteca.

La arquitectura de Lambityeco era similar a la de la cercana ciudad de Monte Albán, de mayor tamaño, como podemos leer en este artículo de Phys.org, una clara señal del estrecho vínculo entre ambas urbes. Pero parece ser que las gentes de Lambityeco cambiaron su filiación con el tiempo. Según los arqueólogos la evidencia de este cambio se presenta bajo la forma de modificaciones en su arquitectura, en un principio similar a la de Monte Albán y que más tarde se fue diferenciando de ella al emprenderse toda una serie de remodelaciones.

Basándose en excavaciones anteriores realizadas en la década de 1960, los investigadores suponían que las diferencias entre los diversos objetos hallados en ambas ciudades implicaban que el vínculo entre ellas no era muy estrecho, a pesar de los significativos frescos descubiertos en una y otra ciudad. Precisamente por estas diferencias entre los diversos hallazgos, el equipo de arqueólogos que investigó Lambityeco en los años 60 dató la ciudad en un período posterior al de Monte Albán. Esta teoría prevaleció durante décadas.

“No obstante, un nuevo análisis más reciente de los materiales hallados en Lambityeco ha demostrado que el asentamiento era de hecho contemporáneo al de Monte Albán, lo que plantea nuevos interrogantes,” leemos en el artículo de Phys.org.

Las excavaciones más recientes realizadas en los últimos cuatro años por Gary Feinman y Linda Nicholas, del Museo Field de Chicago y el Instituto Nacional de Antropología e Historia mexicano, han revelado pruebas de la rica historia de Lambityeco, según podemos leer en el artículo de Phys.org.

Dintel de una de las tumbas excavadas en años anteriores en Lambityeco (Wikimedia Photo/HJPD)

Dintel de una de las tumbas excavadas en años anteriores en Lambityeco (Wikimedia Photo/HJPD)

Esta zona cívico-ceremonial de la ciudad se asemejaba en gran medida en el momento de su fundación a Monte Albán. Después de algunos años, fue reformada de tal manera que ya no siguió imitando a su modelo anterior. En el artículo podemos leer que este cambio de estilo arquitectónico podría ser consecuencia de alguna desavenencia entre ambas ciudades.

Uno de los cambios clave fue el del juego de pelota de Lambityeco. Las pruebas arqueológicas demuestran que ambas ciudades disponían de un acceso por el norte a sus canchas de juego de pelota, recintos importantes para los pueblos mesoamericanos, tanto desde un punto de vista deportivo como ritual. Más adelante, en el juego de pelota de Lambityeco se trasladó la entrada a la esquina nororiental, y también se pintó encima de algunos antiguos frescos, al parecer para diferenciar desde entonces ambas ciudades.

La piedra con el relieve del cocodrilo también fue trasladada. Los investigadores creen que formaba parte de una escalinata que conducía al templo que se encontraba en el centro de la zona cívico-religiosa.

“Creemos que esta piedra cocodrilo formaba parte originalmente de una escalinata que conducía a un templo construido en el corazón del centro cívico ceremonial de Lambityeco,” explica Linda Nicholas, arqueóloga del Museo Field. “Sin embargo, cuando este pueblo reconstruyó la zona principal del asentamiento, el acceso al templo quedó bloqueado y se desmontó la escalinata.”

En el artículo podemos leer además que esta piedra sin duda retuvo su significado ritual o religioso, a pesar de haber sido trasladada. Al parecer, se quemaba incienso ante ella.

Escultura de una de las deidades de Lambityeco (Wikimedia Commons/Daderot)

Escultura de una de las deidades de Lambityeco (Wikimedia Commons/Daderot)

Lambityeco abastecía de sal a otras ciudades de la región de Oaxaca. Se cree que las gentes de Lambityeco disolvían la sal en el agua para a continuación hervirla y obtener cristales de sal, como podemos leer en este artículo de MexicoArchaeology.com. Esta sal no era del tipo venenoso que algunos antiguos y crueles pueblos utilizaban cuando querían arruinar la vida de otros pueblos nativos. Era una sal beneficiosa que, de hecho, poseía propiedades capaces de paliar los efectos de las sales venenosas. Y por supuesto, esta sal permitía también dar sabor a los alimentos y ayudar a conservarlos, contribuyendo de este modo al bienestar de quienes la consumían.

En MexicoArchaeology.com leemos además que Lambityeco fue un importante centro de comercio Zapoteca, productor del 90% de la sal del imperio de Monte Albán.

Según MexicoArchaeology.com, existen pruebas que demuestran que hacia el 700 a. C. ya se asentaron cazadores-recolectores en la zona de Lambityeco. A partir de ahí, entre el 600 a. C. y el 600 d. C., Monte Albán se debilitó y Lambityeco y otras ciudades empezaron a prosperar y a incrementar su población.

Pero la ciudad de Lambityeco fue abandonada definitivamente hacia el 750 d. C. Los expertos opinan que probablemente su población se trasladó a Yagul.

Las investigaciones que se están llevando a cabo actualmente en Lambityeco están intentando desvelar las razones ocultas tras esta aparente ruptura en las relaciones entre Monte Albán y Lambityeco, ciudad que según Phys.org posee una rica historia prehispánica.

Imagen de portada: La piedra del cocodrilo de Lambityeco fue trasladada y puesta boca abajo, aunque al parecer la gente seguía acudiendo a quemar incienso delante de ella en las ceremonias religiosas. (Fotografía: © Linda Nicholas, Museo Field)

Autor: Mark Miller

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo