All  
Portada-Parte de uno de los depósitos tal y como fue descubierto en el año 2012. Tărtăria - Podul Tărtăriei vest, Condado de Alba, Transilvania, Rumanía. (Corina Bors)

Descubiertos en Transilvania Depósitos con Más de 350 Valiosos Objetos ¿Ofrendas para los Dioses?

Corina Borş, del Museo Nacional de Historia de Rumanía, presentó recientemente en la Asociación Europea de Arqueólogos de Glasgow, Escocia, un informe sobre las dos enormes depósitos de objetos de la Edad del Hierro que fueron descubiertos en el año 2012 en Tartaria, localidad rumana del Condado de Alba. Los hallazgos han sido datados en torno al siglo VIII a. C. e incluyen un valioso acopio de armas y joyas. En el encuentro de Glasgow, la Dra. Borş expuso las razones por las que este descubrimiento es tan importante y sus posibles implicaciones en la información de la que disponemos sobre las antiguas conexiones y rutas comerciales de la Cuenca de los Cárpatos. También habló sobre la posible explicación de por qué esta inmensa cantidad de riquezas fue descubierta precisamente en este lugar y quién pudo haberlas enterrado ahí.

Los dos depósitos de Tărtăria - Podul Tărtăriei vest, contenían 300 y 50 objetos respectivamente. Entre los hallazgos desenterrados se incluyen: joyas de bronce, como torques (aros para el cuello) y brazaletes, horquillas para el pelo y broches (también de bronce), puntas de lanza y hojas de hacha (de hierro), herramientas de hueso y arreos para caballos.

Broches de bronce hallados en Tărtăria - Podul Tărtăriei vest, Condado de Alba, Transilvania, Rumanía. (Corina Bors)

Broches de bronce hallados en Tărtăria - Podul Tărtăriei vest, Condado de Alba, Transilvania, Rumanía. (Corina Bors)

Borş hizo hincapié en la importancia del papel de los científicos, aunque no precisamente los de las autoridades locales, en el descubrimiento arqueológico – el primero perteneciente a esa época realizado por arqueólogos rumanos. Al ser estos expertos arqueólogos los responsables de desenterrar los valiosos objetos, se ha llevado a cabo un trabajo de conservación completo y minucioso sobre los hallazgos. Se cree que estos hallazgos se encuentran entre los más ricos y elaborados de este tipo y período descubiertos hasta ahora en Rumanía, y muy probablemente, en toda la Cuenca Media del Danubio.

Tras tres años de análisis se han revelado algunas interesantes  informaciones relacionadas con estos depósitos ocultos de la Edad del Hierro. Mediante el uso de diversos métodos de investigación arqueométrica, los científicos descubrieron nuevos datos acerca del contacto entre las diferentes zonas de las regiones del Ponto y los Balcanes a mediados del período de Hallstatt:

“Los análisis preliminares de ciertos objetos indican conexiones más amplias con regiones del norte del Ponto así como con otras del sudoeste de los Balcanes, lo que aporta nuevos datos sobre los intercambios y contactos de larga distancia que tenía lugar durante los primeros siglos del principio del primer milenio a. C. en la Cuenca de los Cárpatos.” Escribe la Dra. Borş en el resumen de su intervención en el encuentro de Glasgow.

La ubicación de los dos depósitos también resulta significativa. Concretamente, los objetos fueron recuperados de un pequeño aunque profundo valle presente en el yacimiento arqueológico (y que también contenía cerámica y un lugar de enterramiento con numerosos restos humanos.)

Los arqueólogos participantes en el estudio explican que la elección de este lugar quizás esté relacionada con la realización de ofrendas a los dioses. “Estos depósitos de objetos de bronce pueden ser considerados como ofrendas votivas, o en otras palabras, obsequios a las deidades de aquella época,” explicó Borş a Live Science. En muchas otras regiones de Europa se han encontrado acopios similares en cuevas, cerca de manantiales, y en ríos y pantanos.

En cuanto a quién depositó los objetos, Borş afirmó: “Es plausible creer que esta ofrenda fue realizada por alguien de alto rango en la escala social… un jefe guerrero.”

Puntas de lanza y hojas de hacha, todas ellas de hierro, descubiertas en los depósitos en el 2012. Tărtăria - Podul Tărtăriei vest, Condado de Alba, Transilvania, Rumanía. (Corina Bors)

Puntas de lanza y hojas de hacha, todas ellas de hierro, descubiertas en los depósitos en el 2012. Tărtăria - Podul Tărtăriei vest, Condado de Alba, Transilvania, Rumanía. (Corina Bors)

Por supuesto, es también posible que la cantidad de hallazgos pueda indicar que más de un individuo pudiente fuera responsable de las ofrendas, si es que realmente se trata de ofrendas.  

Los análisis sobre las piezas metálicas siguen su curso, lo que incluye el empleo de fluorescencia de rayos X para determinar con mayor exactitud cómo era el entramado de contactos y rutas comerciales de la región durante la prehistoria. A continuación hay previstas nuevas excavaciones para el año próximo a fin de averiguar si se puede obtener más información de este yacimiento.

Imagen de portada: Parte de uno de los depósitos tal y como fue descubierto en el año 2012. Tărtăria - Podul Tărtăriei vest, Condado de Alba, Transilvania, Rumanía. (Corina Bors)

Autor: Alicia McDermott

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo