All  
Portada-La tumba dolmen de Killaclohane, en el condado de Kerry. Se han descubierto en ella los restos de dos individuos de la Edad de Piedra. Actualmente se está trabajando para preservar este magnífico dolmen. (Foto: Dr. Michael Connolly)

Descubiertos Restos Incinerados de Dos Individuos en Tumba Megalítica Irlandesa de Hace 6.000 Años

Los restos de lo que parecen ser dos personajes notables que se encontraban entre los primeros agricultores que se establecieron en el sudoeste de Irlanda han sido desenterrados en un monumental dolmen prehistórico de piedra del Condado de Kerry. Los restos datan de hace unos 6.000 años y fueron descubiertos en la tumba megalítica de Killaclohane.

Los individuos enterrados en esta tumba pueden haber sido personajes importantes dentro de su comunidad, ha afirmado el Dr. Michael Connolly, arqueólogo del condado, en un e-mail enviado a Ancient Origins. Los restos se someterán a pruebas de ADN para determinar cuántas personas fueron enterradas en este dolmen. Su sexo será difícil o casi imposible de determinar debido a que fueron incinerados.

“Tradicionalmente, los dólmenes o tumbas de portal, al igual que el resto de tumbas megalíticas, se han considerado monumentos de enterramiento comunitario que se utilizaban durante un largo período de tiempo,” explica el Dr. Connolly a Ancient Origins en un correo electrónico. “Sin embargo, las excavaciones llevadas a cabo en Killaclohane apuntan a la celebración de un solo enterramiento en el que posiblemente se dio sepultura a solo dos individuos, lo que sería contrario al concepto tradicional. En el caso de Killaclohane podríamos estar contemplando el enterramiento de un importante individuo, o individuos, cuya muerte habría tenido implicaciones que afectarían a la jerarquía social y a otros aspectos.”

Entre los objetos encontrados en la tumba está esta punta de jabalina de sílex, además de puntas de flecha y fragmentos de cerámica del Neolítico. (Foto: Dr. Michael Connolly)

Entre los objetos encontrados en la tumba está esta punta de jabalina de sílex, además de puntas de flecha y fragmentos de cerámica del Neolítico. (Foto: Dr. Michael Connolly)

“La tumba-dolmen de Killaclohane resulta significativa en la historia del condado de Kerry como monumento funerario de las primeras comunidades de agricultores de esta región del sudoeste de Irlanda. Este tipo de tumba es uno de los más antiguos monumentos de Irlanda y son escasos en la mitad sur de la isla.”

La colonización de Irlanda se remonta a hace 10.000 años, afirma Connolly. Las gentes de la comunidad de la que procedían los individuos objeto del doble enterramiento fueron de los primeros en colonizar el sudoeste de Irlanda y cultivar la tierra, añadió.

El lugar del Condado de Kerry en el que se han llevado a cabo las excavaciones (Foto: Dr. Michael Connolly)

El lugar del Condado de Kerry en el que se han llevado a cabo las excavaciones (Foto: Dr. Michael Connolly)

“Los primeros colonos de Irlanda llegaron en torno al 8.000 a. C. al nordeste del país, durante el Mesolítico,” explica Connolly. “Llegaron desde Gran Bretaña utilizando embarcaciones de madera (es un trecho corto navegar desde Escocia hasta el nordeste de Irlanda). Irlanda no estaba conectada a Gran Bretaña por tierra por aquel entonces, pero debía de ser claramente visible desde Escocia y el norte de Gran Bretaña en general. Desde el nordeste esta reducida población Mesolítica inicial se extendió por todo el país. La presencia humana más antigua de la que tenemos constancia en el sudoeste de Irlanda data de aproximadamente el 4400 a. C., durante el período de transición de finales del Mesolítico a principios del Neolítico.”

“Estos primeros agricultores ya habrían domesticado algunos animales, muy probablemente cabras, ovejas y cerdos para empezar, siendo el ganado bovino domesticado algo más tarde. Debía de haber abundante caza disponible ya que la isla estaba cubierta de bosques. En un principio los cultivos se habrían limitado a ciertos tipos de trigo (farro) y algunas hortalizas. Los frutos y plantas silvestres, además de la caza, habrían sido inicialmente parte importante de su dieta.”

Tras las excavaciones, el dolmen ha sido protegido y reconstruido (Foto: Dr. Michael Connolly)

Tras las excavaciones, el dolmen ha sido protegido y reconstruido (Foto: Dr. Michael Connolly)

La tumba del dolmen de Killaclohane se corresponde con uno de los cuatro tipos de tumbas megalíticas habituales en Irlanda, las tumbas de portal, explica Connolly. Los otros tres son las tumbas con patio, las de pasadizo y las de cuña. Las tumbas de portal constan de dos altas piedras verticales en su parte frontal. Aunque algunas también tienen piedras en su parte trasera, uno de los extremos de la losa que corona el dolmen de Killaclohane descansa sobre el suelo. Algunas tumbas de portal también presentan piedras laterales, pero este no es el caso del dolmen de Killaclohane. Las cámaras interiores probablemente estuvieran cubiertas por un túmulo de piedras (cairn), aunque la entrada habitualmente se dejaba a la vista, explica el Dr. Connolly.

Los monumentos de la Edad de Piedra, que están por toda Europa e incluso por todo el mundo, a menudo tienen relación con alguna leyenda.

“Como ocurre con otras tumbas, existía una leyenda local acerca de la tumba de Killaclohane por la que se creía que había sido el lugar de enterramiento de un gran jefe guerrero, de modo que las parejas que estaban buscando concebir un hijo serían recompensadas con la preñez si pasaban una noche en la tumba,” escribe el Dr. Connolly.

Los restos fueron descubiertos cuando el propietario del terreno se dio cuenta de que la losa horizontal estaba suelta y lo notificó al consejo del condado.

Imagen de portada: La tumba dolmen de Killaclohane, en el condado de Kerry. Se han descubierto en ella los restos de dos individuos de la Edad de Piedra. Actualmente se está trabajando para preservar este magnífico dolmen. (Foto: Dr. Michael Connolly)

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo