All  
Portada - Este conjunto de cabezas de hacha y martillos-hacha del V milenio a. C. constituye el mayor hallazgo calcolítico de este tipo realizado hasta la fecha en Europa. Fuente: Museo Regional de Historia de Ruse

Descubierto en Bulgaria el mayor depósito conocido de antiguas hachas y martillos de la Edad del Cobre

La capacidad de las sociedades antiguas para la fabricación de objetos de metal fue fundamental en el desarrollo de la civilización. Es por esta razón por la que todo hallazgo de objetos y herramientas metálicos del pasado prehistórico es tan importante para comprender cómo vivían nuestros antepasados. En Bulgaria, el descubrimiento fortuito de un depósito de hachas y martillos antiguos nos está ayudando a comprender mejor la Edad del Cobre (4000 a. C. – 3000 a. C.) en Europa y su sorprendente nivel de civilización.

Afortunado descubrimiento en unos campos de cultivo

El hallazgo se realizó en el año 2013 cerca de la apacible aldea de Polkovnik Taslakovo, en el región de Sara Kaya del nordeste de Bulgaria, no muy lejos de la costa del mar Negro. Las cabezas de hacha y martillo se encontraron en una parcela de tierra de cultivo totalmente por accidente, y estaban cubiertas por un fragmento liso y redondo de piedra caliza, unos 30 centímetros por debajo de la superficie del terreno. El depósito se encontraba no muy lejos de cuatro montículos pertenecientes a asentamientos prehistóricos de la región, según podemos leer en la revista académica Archaeologica Bulgaria. Los antiguos objetos descubiertos están ahora expuestos en un museo local.

Ejemplo de una cabeza de hacha de cobre de la Edad del Cobre; hallada en las cercanías de la ciudad húngara de Hajdúdorog. (Jojojoe/CC BY SA 3.0)

Ejemplo de una cabeza de hacha de cobre de la Edad del Cobre; hallada en las cercanías de la ciudad húngara de Hajdúdorog. (Jojojoe/CC BY SA 3.0)

El hallazgo fue comunicado a las autoridades locales según lo requerido por la ley búlgara. Expertos del Museo Regional de Historia de Ruse investigaron el lugar y retiraron los objetos para examinarlos con más calma. En total se recuperaron 22 piezas, incluidas 18 hachas planas y cuatro martillos de los conocidos como martillos-hacha. El conjunto pesaba en total 12 kilos. Todas las cabezas están hechas de una aleación de cobre, un metal que en el pasado era extraído con facilidad en la región. En la web de Archaeology in Bulgaria leemos que el conjunto constituye el mayor hallazgo de este tipo de objetos realizado en Europa hasta la fecha.

Dibujos de algunas cabezas de antiguas hachas-martillo descubiertas en el depósito hallado en Bulgaria. (D. Chernakov)

Dibujos de algunas cabezas de antiguas hachas-martillo descubiertas en el depósito hallado en Bulgaria. (D. Chernakov)

Vestigios de una antigua civilización prehistórica

Se estima que las antiguas herramientas datan de hace unos 6.500 años, perteneciendo por lo tanto a la época del Calcolítico, más popularmente conocida como ‘Edad del Cobre’. Fue entonces cuando el cobre, que puede transformarse rápidamente en un metal utilizable, empezó a ser ampliamente utilizado por culturas diversas de Europa Oriental y el Próximo Oriente. Curiosamente, las herramientas halladas en Bulgaria no muestran ningún signo de desgaste o rotura, y al parecer nunca fueron utilizadas - se encuentran en un excelente estado de conservación. Este hecho ha llevado a la teoría de que no estaban destinadas a fines prácticos, como por ejemplo la agricultura o la guerra. Podrían haber sido utilizadas como ofrendas o incluso como moneda prehistórica.

Hachas de cobre. Éstas en concreto datan de la Edad Media del Cobre de Hungría (c. 3500 - 2799) y son obra de la “cultura de Baden”. Se encuentran expuestas en el Museo de Historia de Budapest. (Bjoertvedt/CC BY SA 4.0)

Hachas de cobre. Éstas en concreto datan de la Edad Media del Cobre de Hungría (c. 3500 - 2799) y son obra de la “cultura de Baden”. Se encuentran expuestas en el Museo de Historia de Budapest. (Bjoertvedt/CC BY SA 4.0)

El hallazgo plantea una amplia gama de posibilidades, y está permitiendo a los expertos comprender mejor la Edad del Cobre, más concretamente la muy importante cultura calcolítica que floreció en la costa búlgara del mar Negro hace más de 6.000 años. Otros hallazgos de esta cultura de la Edad del Cobre realizados en la región incluyen el “Tesoro de Oro de Varna”, descubierto en un antiguo cementerio del 4500 a. C. Esta sociedad también construyó el más antiguo asentamiento urbano conocido de Europa, Solnitsata, apodado en inglés ‘The Salt Pit’ (“La mina de sal”). Otros hallazgos de esta cultura realizados en el nordeste de Bulgaria incluyen evidencias de antiguos talleres y “la tumba de un hombre que empuña un cetro-hacha de piedra”, según leemos en Archaeology in Bulgaria.

Objetos diversos pertenecientes al tesoro de Varna. (Yelkrokoyade/CC BY SA 3.0)

Objetos diversos pertenecientes al tesoro de Varna. (Yelkrokoyade/CC BY SA 3.0)

Nuevos datos sobre la Edad del Cobre

Se cree que los elementos de cobre descubiertos fueron hechos en otros lugares y traídos a la región, donde eran utilizados para expresar el poder de los miembros de la élite local. Podrían también haberlos escondido porque fueran valiosos durante un período de inestabilidad y aquellos que los enterraron nunca pudiesen recuperarlos. También existe la posibilidad de que fueran algún tipo de sacrificio u ofrenda a una deidad ctónica, es decir, a algún dios del Inframundo.

La gran magnitud del hallazgo y el hecho de que los objetos no fueran utilizados indicaría que la cultura prehistórica que floreció en esta zona hace unos seis mil años era muy rica. También demuestra que aquella cultura poseía una notable pericia tecnológica, en especial capacidades tecnológicas metalúrgicas. Además, tenían acceso a tal cantidad de metal que podían utilizarlo para propósitos no utilitarios. Y existe incluso la posibilidad real de que el conjunto sea evidencia de que las cabezas de hacha y martillo de cobre fueran utilizadas por aquel entonces como una forma de dinero. El descubrimiento está ayudando a los expertos a reconstruir la historia de una de las civilizaciones más antiguas conocidas no sólo de los Balcanes, sino de toda Europa.

Imagen de portada: Este conjunto de cabezas de hacha y martillos-hacha del V milenio a. C. constituye el mayor hallazgo calcolítico de este tipo realizado hasta la fecha en Europa. Fuente: Museo Regional de Historia de Ruse

Autor: Ed Whelan

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo