Portada-Recreación artística de un Nefilim. (Wikimedia Commons)

Los Nefilim: Gigantes Bíblicos Hijos de los Ángeles Caídos

(Leer articulo en una sola página)

"Cuando la humanidad comenzó a multiplicarse sobre la faz de  la tierra  y les nacieron hijas, vieron los hijos de Dios que las hijas de los hombres les venían bien, y tomaron por mujeres a las que prefirieron de todas ellas. Entonces dijo Yahvé: "No permanecerá para siempre mi espíritu en  el hombre, porque no es más que carne; que sus días sean ciento veinte años". Los nefilim aparecieron en la  tierra por aquel entonces (y también después), cuando los hijos de Dios se unieron a las hijas de los hombres y éstas les dieron hijos: estos fueron los héroes de la antigüedad, hombres famosos"  (Génesis 6,1-4)

Los nefilim o nephilim (en hebreo נְּפִלִים, un plural, que viene de nafál: "caer" y de ahí “los caídos” o “los que hacen caer", aunque también se ha traducido como “gigantes” o “titanes”) son unos seres que se mencionan varias veces en la Biblia  -así, por ejemplo, se usa el mismo término para referirse a unos gigantes que habitaban en  Canaán en el momento de la conquista israelita ( Números 13,33 )- aunque también se les nombra en otros libros, tanto canónicos como apócrifos, como por ejemplo en el Libro de Enoc . Según el Génesis serían los descendientes de los « hijos de Dios »  y las « hijas de los hombres » que vivían antes del diluvio universal ( Génesis 6,4).

Los Nefilim y sus Orígenes

Existe un intenso y amplísimo debate acerca de los nefilim pero en una primera versión nos encontramos con que tanto los nefilim bíblicos como los nombrados en otros escritos religiosos judíos y cristianos ancestrales vendrían a ser un pueblo de gigantes surgidos por el deseo de algunos ángeles rebeldes de mantener relaciones sexuales con las mujeres terrestres.

“La caída de los ángeles rebeldes”, obra de El Bosco, está basada en Génesis 6:1–4 (Wikimedia Commons)

“La caída de los ángeles rebeldes”, obra de El Bosco, está basada en Génesis 6,1–4 ( Wikimedia Commons )

Sin embargo, el término hebreo Nefilim no implica tanto la idea de una gran estatura como la de un carácter feroz, audaz, impío y temerario. Además, ciertas traducciones bíblicas identifican a los Nefilim con “los poderosos”. Por su parte, quienes rechazan la tesis de que sean una raza fruto de relaciones sexuales entre mujeres y ángeles, tanto en el ámbito judío como en el cristiano, se basan en que los ángeles son descritos en la Biblia como "espíritus", sin capacidad de reproducción porque no habrían sido creados por Dios para tal fin. Pero la Biblia hebrea sí refiere casos en los que determinados ángeles se materializaron en ocasiones y hasta realizaron funciones biológicas corporales, comiendo y bebiendo con los seres humanos. ( Génesis 18,8 ).

¿Por qué habrían hecho los ángeles (o demonios) tal cosa? La Biblia no responde a nuestra pregunta, pero teniendo en cuenta que los ángeles rebeldes –también conocidos como ángeles caídos o demonios- son seres malvados y sibilinos, una posible explicación podría ser la de querer contaminar la sangre humana para evitar la posterior encarnación de Jesucristo: Dios había prometido que el Mesías nacería del linaje de Eva ( Génesis 3,15 ) quien heriría a la serpiente (Satanás) en la cabeza. Así que, tal vez, los demonios intentasen impedirlo haciendo imposible que un día naciera un Mesías sin pecado original.

En otro orden de cosas, también  existen quienes sostienen la opinión de que los Nefilim eran, simplemente, hombres malvados como Caín –y sus descendientes-, que vagaron por la tierra hasta que fueron aniquilados en el Diluvio Universal . Asimismo, hay quienes aseguran que los Nefilim podían haber sido descendientes de Set e, incluso, existe otra versión que los relaciona con supuestos extraterrestres, ya que según defienden numerosos ufólogos, habrían sido fruto de una hipotética intervención extraterrestre en la antigüedad. Esta hipótesis se basa en que el término “Nephila” o “Nefila” era empleado por los arameos para referirse a la constelación de Orión y, por tanto, los Nefilim procederían de dicha constelación.

Nebulosa de Orión. Una de las hipótesis acerca del origen de los Nefilim asegura que proceden de Orión. (Public Domain)

Nebulosa de Orión. Una de las hipótesis acerca del origen de los Nefilim asegura que proceden de Orión. ( Public Domain )

Los Textos Bíblicos y los Nefilim

Una de las principales referencias bíblicas acerca de los Nefilim se encuentra en el famoso Libro de Enoc . Este libro, perteneciente al canon de las Iglesias Copta y Ortodoxa Etíope , no es un texto canónico para la Iglesia Católica ni aparece en la Biblia. En él se indica que el propósito del diluvio universal fue, precisamente, acabar con los Nefilim ( Enoc 10,1-9 ), quienes no habían sido creados según los planes de Dios ( Enoc 10,15-16 ) ni tenían capacidad espiritual y, por lo tanto, desconocían la resurrección. Una historia que es complementada por el Libro de los Jubileos , otro texto admitido por la iglesia etíope.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article