Portada - Fotografía de uno de los perros mejor conservados del cementerio precolombino descubierto en el año 2012 en el Zoo de Lima. (Fotografía: Luckez Olmos/ABC)

Nuevas revelaciones sobre el antiguo cementerio de perros y humanos hallado bajo el zoo de Lima

Durante el año 2012, los restos de unos 137 perros, de más de 1.000 años de antigüedad, fueron encontrados en el complejo arqueológico Maranga, ubicado dentro del zoológico "Parque de las Leyendas" de Lima, capital de Perú. Por aquel entonces, las excavaciones llevadas a cabo por los expertos permitieron descubrir 62 restos completos de perros y 75 incompletos en la llamada “Huaca 33”.

Lo más sorprendente de aquel descubrimiento fue que algunos de los restos fueron hallados envueltos en fardos funerarios y acomodados junto a vestigios de ofrendas elaboradas con soguilla vegetal y cañas: características de la antigua cultura Lima , desarrollada entre los siglos II y VI.

Cráneo de un miembro de la nobleza de la ancestral cultura Lima peruana. (Thomas Quine/CC BY-SA 2.0)

Cráneo de un miembro de la nobleza de la ancestral cultura Lima peruana. (Thomas Quine/ CC BY-SA 2.0 )

Lo cierto es que gran parte de la capital peruana oculta una historia milenaria. De hecho, además de los restos animales, bajo el zoo limeño los arqueólogos ya habían encontrado con anterioridad construcciones, objetos, e incluso un par de momias humanas. Pero el hallazgo del 2012, cuando entre las jaulas de las cebras y las de los hipopótamos apareció un extraño cementerio compartido por más de 100 perros cuyos restos descansaban junto a los de un número similar de seres humanos, desconcertó por completo a propios y extraños.

Ahora, tal y como se informa en las páginas del diario español ABC, durante el último Congreso Mundial de Estudios de Momias celebrado recientemente en Lima la arqueóloga Karina Venegas Gutiérrez, que trabajó junto con su equipo en las excavaciones del 2012, intentó aclarar lo sucedido y ofreció posibles explicaciones al misterioso cementerio precolombino.

Algunos de los restos hallados en el zoo de Lima se encontraban envueltos en fardos funerarios. (Fotografía: RPP Noticias)

Algunos de los restos hallados en el zoo de Lima se encontraban envueltos en fardos funerarios. ( Fotografía: RPP Noticias )

Así, según los datos aparecidos en la revista Science, la científica ha reconocido que aquel descubrimiento de los restos de 126 seres humanos y 128 perros continúa resultando desconcertante a día de hoy. Venegas ha indicado asimismo que entonces se recuperaron restos tanto de perros pequeños como grandes, y que la mayoría pertenecía a tres razas de perros callejeros que, en la actualidad, continúan habitando pueblos y ciudades peruanas. Tanto es así que uno de los esqueletos hallados recuerda en mucho a un pequeño bulldog.

Algunos de los perros todavía conservaban piel y pelo, llegando incluso a ser perfectamente reconocibles en algunos de ellos el morro y las orejas. Todos fueron colocados en la típica postura de un perro dormido, como enroscados sobre sí mismos, y envueltos en diversos tejidos al igual que la mayoría de los restos humanos. La cerámica recuperada y otros elementos cercanos sugieren que animales y humanos fueron enterrados hace aproximadamente mil años.

Uno de los esqueletos caninos recuperados por los expertos en el año 2012. (Fotografía: RPP Lima)

Uno de los esqueletos caninos recuperados por los expertos en el año 2012. ( Fotografía: RPP Lima )

Karina Venegas cree que los perros murieron como parte de un sacrificio ritual, realizado quizás a toda prisa tras un evento traumático para la comunidad, como una muerte masiva de algún tipo. Para la científica, lo que acabó con aquellas personas sigue siendo un misterio en la actualidad. En realidad, los investigadores han encontrado otro par de antiguos cementerios de perros en Perú, donde muchos canes fueron convertidos en ofrendas, pero el caso que nos ocupa es diferente, porque aquí los restos de perros y humanos están entremezclados.

Hay que indicar, por último, que los esqueletos humanos son tanto de hombres como mujeres de entre 20 y 40 años de edad. La mayoría muestra lesiones de carácter violento que incluyen fracturas de cráneo, extremidades y costillas. Sin embargo, los perros no muestran signos de heridas mortales en sus esqueletos, lo que lleva a Venegas Gutiérrez a sospechar que, probablemente, fueron estrangulados.

Los arqueólogos creen que los perros podrían haber sido estrangulados. (Fotografía: Rubén Sánchez/ABC)

Los arqueólogos creen que los perros podrían haber sido estrangulados. ( Fotografía: Rubén Sánchez/ABC )

Los trabajos en el subsuelo del zoo limeño continúan en la actualidad. Durante estos últimos años se han encontrado enterrados nuevos restos de perros precolombinos.

Imagen de portada: Fotografía de uno de los perros mejor conservados del cementerio precolombino descubierto en el año 2012 en el Zoo de Lima. ( Fotografía: Luckez Olmos/ABC )

Autor: Mariló T. A.

Next article