Imagen de portada: el denominado ‘Evangelio de la Esposa de Jesús’. Foto: Karen L. King

Nuevas Pruebas Realizadas en Antiguos Papiros Coptos Podrían Determinar si Jesús tuvo Esposa

El controvertido “Evangelio de la Esposa de Jesús” está siendo sometido a rigurosas pruebas forenses y análisis académicos para determinar si el fragmento de papiro resulta ser finalmente auténtico o no. El largo tiempo discutido evangelio, de ser legítimo, podría demostrar que en cierto momento del pasado se creía que Jesús se había casado, contradiciendo lo que se afirma actualmente en la doctrina oficial del cristianismo.

El borroso papiro fue presentado en el año 2012 por la profesora de la Universidad de Harvard Karen L. King, e instantáneamente la noticia de su descubrimiento saltó a los titulares de la prensa internacional. El anuncio de la existencia de un papiro que podía alterar el registro histórico de la fe cristiana despertó entusiasmo, escepticismo e indignación.

El fragmento, conocido ya como “ Evangelio de la Esposa de Jesús ”, está escrito en copto (un  antiguo lenguaje egipcio), menciona a una mujer llamada María y contiene las siguientes frases, ya traducidas, “Jesús les dijo, mi esposa…” , y “ella podrá ser mi discípulo,” lo que no solo sugiere que Jesús pudo haberse casado (algunos creen que con María Magdalena) sino que también ofrece un poderoso argumento a los que defienden la ordenación sacerdotal para las mujeres.

‘Jesús, amigo de los niños’ (1845), obra de Marie Ellenrieder (Wikimedia)

‘Jesús, amigo de los niños’ (1845), obra de Marie Ellenrieder ( Wikimedia)

¿Asombrosamente Auténtico o una Hábil Falsificación?

Un editorial del periódico del Vaticano declaró que el papiro era una falsificación, como también hicieron cierto número de especialistas. Por su parte, la Iglesia de Inglaterra ha rechazado estas supuestas revelaciones, argumentando que están más cercanas al libro de ficción ‘El Código Da Vinci que a lo que cabría esperar de un documento histórico. Sin embargo, el fragmento ha sido minuciosamente examinado por algunos científicos, y éstos han llegado a la conclusión, publicada en un artículo de la Harvard Theological Review (Revista Teológica de Harvard), de que tanto la tinta, (en realidad pigmento) como el papiro son de origen antiguo, y que el fragmento no es, por lo tanto, un fraude reciente. Las investigaciones lo han datado en unos 1.200 años, entre los siglos VI y IX de nuestra era.

Según LiveScience, se he llevado a cabo una nueva investigación sobre el discutido papiro, aunque este estudio más reciente aún está a la espera de ser publicado. Científicos de la Universidad de Columbia también están realizando pruebas sobre los pigmentos presentes en el papiro. Comparándolos con los pigmentos de otros evangelios, tanto auténticos como fraudulentos, será posible determinar más fácilmente su legitimidad.

Los científicos de la Universidad de Columbia no van a realizar declaración alguna hasta que no se publiquen los resultados, pero según el artículo de LiveScience, el evangelio de Jesús ha sido comparado en este nuevo estudio con otro fragmento de papiro procedente del “Evangelio de Juan”, escrito en un raro y antiguo dialecto Copto conocido como Licopolitano. Según parece, los dos textos son muy similares, con la salvedad de que el Evangelio de Juan data de entre el siglo VII y el siglo IX, lo que llevó a algunos a afirmar que el “Evangelio de la Esposa de Jesús” podía ser una falsificación basada en este Evangelio de Juan.

Sin embargo, “James Yardley, reconocido científico e investigador de la Universidad de Columbia, declaró a Live Science que las nuevas pruebas realizadas sugieren que el Evangelio de la Esposa de Jesús fue escrito por una persona diferente de la que escribió el papiro del Evangelio de Juan,” según informa MailOnline.

Yardley declaró a LiveScience: “En nuestra primera exploración, constatamos que las tintas empleadas para los dos documentos que nos ocupan [el papiro del Evangelio de Juan y el Evangelio de la Esposa de Jesús] eran bastante diferentes. Los resultados más recientes corroboran y refuerzan esta observación inicial.”                                       

Además, se ha examinado el lenguaje en el que está escrito el fragmento, y numerosos especialistas han afirmado que es muy similar al del apócrifo “ Evangelio de Tomás ”. Este evangelio puede encontrarse online con errores ortográficos propios de nuestros días. Algunos entendidos escépticos apuntan a errores similares en el Evangelio de la Esposa de Jesús, pero los defensores de su autenticidad lo han rebatido, afirmando que estos errores de escritura y gramaticales eran sencillamente tan comunes entre los escribas medievales como lo son ahora, y que el Evangelio de Jesús es otro interesante ejemplo de ello.  

Origen Misterioso

La Última Cena, de Leonardo da Vinci (Wikimedia). En la novela “El Código Da Vinci”, Dan Brown interpreta que la figura junto a la mano derecha de Jesús es María Magdalena.

La Última Cena, de Leonardo da Vinci ( Wikimedia). En la novela “El Código Da Vinci”, Dan Brown interpreta que la figura junto a la mano derecha de Jesús es María Magdalena.

Lo que queda por resolver, por tanto, es el misterioso origen (fuente o cronología) del documento. Muchos académicos están extrayendo sus propias conclusiones, y algunos no dudan en afirmar que el papiro es una falsificación moderna. Esta opinión parece apoyada por la poco clara identidad del propietario de la pieza, así como por el desconocimiento de su posible origen y procedencia. 

El actual propietario del antiguo papiro se mantiene en el anonimato, aunque afirma que el evangelio llegó hasta él junto con otros textos coptos procedentes de Alemania. Estos textos, según se dice, habrían sido comprados a un hombre llamado Hans-Ulrich Laukamp en 1999, que a su vez aseguraría haberlos adquirido en 1963 en Postdam, en la antigua Alemania del Este.

La afirmación de que Laukamp fue el anterior propietario del papiro ha sido fuertemente cuestionada por sus antiguas amistades y socios. Hans-Ulrich Laukamp murió en el 2002, y los actuales administradores de sus bienes han declarado que no estaba interesado en antigüedades ni las coleccionaba. Además, vivió en Berlín Occidental en los años 60, con lo que debido al tristemente célebre muro que dividió a la ciudad del 1961 al 1989, parece improbable que visitara Berlín Oriental para comprar unos antiguos papiros. Laukamp no tuvo hijos, y tampoco queda ningún pariente suyo con vida que pueda confirmar o negar estas afirmaciones.

El artículo de LiveScience señala que la firma de puño y letra de Laukamp puede ser localizada online en documentos notariados entre los años 1997 y 2001, y que estas firmas podrían compararse con la que aparece en los documentos de venta aportados por el actual y anónimo propietario.

El año pasado, la profesora King escribía en un artículo de la Revista Teológica de Harvard que el anónimo propietario le había “proporcionado una fotocopia del contrato de venta de ‘6 fragmentos de papiro Coptos, uno de ellos al parecer un Evangelio’ de parte de Hans-Ulrich Laukamp, con fecha 12 de Noviembre de 1999, y firmados por ambas partes.” Más adelante, King observaba que “un comentario escrito a mano sobre el contrato declara: ‘el vendedor entrega fotocopias de correspondencia en alemán. Los papiros fueron adquiridos en 1963 por el vendedor en Potsdam (Alemania del Este).’”

Una copia de la firma de Hans Ulrich Laukamp (septiembre de 1997), tal como fue encontrada online por LiveScience.

Una copia de la firma de Hans Ulrich Laukamp (septiembre de 1997), tal como fue encontrada online por LiveScience.

Hasta que no se cotejen las firmas conocidas con las que aparecen en los contratos, la procedencia del papiro seguirá sin estar verificada.

Si se llega a demostrar que Laukamp se hizo realmente con el enigmático papiro en Alemania del Este, ¿de donde venía para haber podido llegar hasta allí? Descubrir los verdaderos orígenes de este antiguo documento contribuirá en gran medida a determinar su autenticidad.

Así pues, hasta no disponer de pruebas concluyentes que confirmen que “El Evangelio de la Esposa de Jesús” es en realidad una convincente falsificación, todo lo que los expertos pueden hacer es estudiar la datación de la tinta, además de investigar las posibles interpretaciones cronológicas del tipo de lenguaje copto empleado en el documento. Ya que este antiguo papiro parece ser tan polémico, no cabe duda de que el debate seguirá bastante encendido hasta entonces.

Imagen de portada: el denominado ‘Evangelio de la Esposa de Jesús’. Foto: Karen L. King

Autor: Liz Leafloor

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article