Portada - Fragmento de papel descubierto en el buque insignia de Barbanegra, el Queen Anne’s Revenge, comparado con la página del libro al que se ha descubierto que pertenece. Fotografía: Departamento de Recursos Naturales y Culturales de Carolina del Norte.

Fragmento de papel hallado en barco hundido revela que la tripulación de Barbanegra disfrutaba leyendo historias de piratas

Conservadores de Carolina del Norte han encontrado fragmentos de papel ocultos en el interior de un cañón recuperado de los restos del naufragio del Queen Anne's Revenge , el buque insignia del famoso pirata del siglo XVIII Barbanegra. Con un golpe de suerte, han descubierto además de qué libro proceden los fragmentos.

Edward Teach (1680-1718), cariñosamente conocido por su tripulación como ‘Barbanegra’, fue un famoso y temido pirata inglés que capitaneó el barco Queen Anne’s Revenge (“La venganza de la reina Ana”), operando alrededor de las islas del Caribe y la costa oriental de las colonias americanas. A pesar de la imagen moderna del tradicional pirata tiránico, se dice de Barbanegra que habría comandado sus naves con el permiso de sus tripulaciones, y no existe documento histórico conocido en el que conste que alguna vez asesinara a sus prisioneros.

Unos piratas que disfrutaban leyendo sobre otros piratas

Como informa National Geographic , el descubrimiento fue anunciado el pasado jueves durante una conferencia realizada por el Laboratorio de Conservación del Queen Anne’s Revenge (QAR) en la reunión anual de la Sociedad de Arqueología Histórica celebrada en Nueva Orleans. Los expertos han sugerido que el nuevo hallazgo podría proporcionar información desconocida hasta ahora sobre aquellos piratas, como por ejemplo, su amor por la lectura de historias de piratas.

Los investigadores estaban examinando una pieza de metal de un cañón de retrocarga que se encontraba cubierto de hormigón y había sido recuperado del pecio. “Cuando sacamos el tapón de madera que sellaba el ánima del cañón, encontramos material de relleno, algo que parecía ‘una masa de tela negra’,” comentaba para Live Science Erik Farrell, Conservador del Departamento de Recursos Naturales y Culturales de Carolina del Norte perteneciente al Laboratorio del Quen Anne’s Revenge.

Barco-pirata-Barbanegra

Los conservadores descubren de qué libro proceden los fragmentos de papel

Una vez que se empezó a limpiar el lodo negro de todo aquel material empapado, los investigadores identificaron inmediatamente la evidencia, que llegó bajo la forma de dieciséis diminutos fragmentos de papel de tamaño no mayor que el de un botón. “Esto no es algo que encontremos habitualmente en un yacimiento submarino”, señalaba Farrell [ vía Live Science ]. Se observó que las páginas se encontraban en mal estado, y Farrell se puso en contacto con otros expertos conservadores que le informaron de que tendría que secar el papel en un plazo máximo de 48 horas si quería que aquellos fragmentos de documento sobrevivieran.

Después del esfuerzo de emergencia realizado para la conservación del material, se tardó casi un año de minuciosa investigación en estudiar los dieciséis pequeños fragmentos de papel hasta encontrar finalmente su fuente.  En última instancia, Kimberly Kenyon, también conservadora del Laboratorio del Queen Anne’s Revenge, logró averiguar a qué libro pertenecían las páginas: se trataba de la primera edición de un libro de 1712 escrito por el capitán Edward Cooke, A Voyage to the South Sea, and Round the World (“Viaje al mar del Sur y alrededor del mundo”). “Todo el mundo entró en mi oficina, y empezamos a buscar todos los fragmentos que teníamos”, comentaba Kenyon para Live Science , añadiendo a continuación que ella y sus colegas consiguieron localizar siete de los dieciséis fragmentos en el texto del libro.

Cubierta del libro impreso en 1712: Viaje al mar del Sur, y alrededor del mundo, realizado en los años 1708, 1709, 1710 y 1711, por Edward Cooke en una travesía de dos naves, el Duque y la Duquesa de Bristol, comandadas por Woodes Rogers. (Dominio público)

Cubierta del libro impreso en 1712: Viaje al mar del Sur, y alrededor del mundo, realizado en los años 1708, 1709, 1710 y 1711, por Edward Cooke en una travesía de dos naves, el Duque y la Duquesa de Bristol, comandadas por Woodes Rogers. ( Dominio público )

Lo que revela el libro

Este tipo de literatura, con animados relatos de aventuras y exploradores, era muy popular durante el siglo XVIII. Según los conservadores, el libro narra las experiencias reales de su autor Edward Cooke a bordo del Duquesa de Bristol, una de las dos naves comandadas por el capitán británico Woodes Rogers –capitán de la marina inglesa, corsario y, más tarde, primer Gobernador Real de las Bahamas –en una expedición corsaria contra los españoles llevada a cabo entre los años 1708 y 1711. Curiosamente, este fue el viaje en el que se rescató al marinero Alexander Selkirk, que había pasado mucho tiempo solo en una isla remota y deshabitada del Pacífico Sur. Algunos historiadores sugieren que la historia de este marinero inspiró a Daniel Defoe para escribir su famoso libro de ficción Robinson Crusoe .

“A principios del siglo XVIII, hubo varios viajes a los mares del Sur y se escribieron un montón de relatos de viajes. El público inglés devoraba todas estas historias sobre el ‘romanticismo’ de la alta mar y el saqueo de las posesiones españolas” explicaba Kenyon al respecto, como informa Live Science .

Cómo acabó el libro en el barco de Barbanegra

Lo que los conservadores están tratando de entender por el momento, es cómo acabó el libro en el barco de Barbanegra. Una posibilidad es que el libro hubiera formado parte de la biblioteca de alguna de las naves que Barbanegra y su tripulación atacaron y saquearon, como el balandro mercante Margaret. Sorprendentemente, Farrell no considera imposible que el libro pudiera haber pertenecido a alguno de los 300 miembros de la tripulación de Barbanegra: “Dados los niveles de alfabetización entre los marineros ingleses de la época, podría haber pertenecido a cualquier miembro de aquella tripulación,” apuntaba Farrel, tal y como informa Live Science .

"Capitán Teach, alias Barbanegra" impresión en color grabada sobre cobre, Oliver Payne, 1736. (Dominio público)

"Capitán Teach, alias Barbanegra" impresión en color grabada sobre cobre, Oliver Payne, 1736. ( Dominio público )

Sin embargo, cómo terminaron los fragmentos de papel dentro de un cañón es otra cuestión peculiar que requiere una respuesta definitiva: “Es ‘especulativo e indemostrable,’ pero intrigante no obstante, preguntarse si alguien de la tripulación se sentía profundamente descontento con la trayectoria política y profesional de Woodes Rogers,” declaraba Farrell según informa Live Science , añadiendo a continuación que el libro podría haber sido arrebatado accidentalmente en el transcurso de una batalla y como resultado sus páginas haberse rasgado en pedazos. De este modo, ahora sabemos que algunos de los miembros de la tripulación de Barbanegra eran ávidos lectores, aunque el resto del libro continúa perdido en el fondo del mar.

Imagen de portada: Fragmento de papel descubierto en el buque insignia de Barbanegra, el Queen Anne’s Revenge, comparado con la página del libro al que se ha descubierto que pertenece. Fotografía: Departamento de Recursos Naturales y Culturales de Carolina del Norte.

Autor: Theodoros Karasavvas

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article