All  
Portada-El código de leyes que controlaba y protegía el suministro de aguas de la antigua ciudad romana de Laodicea, en la Turquía actual, está grabado en este bloque de mármol. (Foto: AA photo)

Desenterrada losa de mármol con Ley de Aguas de hace 1.900 años grabada en su superficie

En Laodicea, Turquía, ha sido desenterrada una gran losa de mármol sobre cuya superficie hay grabada una antigua ley romana de aguas en lengua griega. El texto incluye instrucciones para los encargados de supervisar el abastecimiento de aguas de la ciudad y establece multas para quien las contamine o desvíe el curso de las aguas en su beneficio.

En un artículo del Hurriyet Daily News podemos leer que el suministro de aguas de la ciudad aún sigue sometido a normas 1.900 años más tarde. La ley fue dictada hace siglos por la Asamblea de Laodicea y más tarde aprobada por el gobernador romano de Éfeso en nombre del Imperio.

El bloque de mármol data del 114 d. C. y su texto nos habla en detalle del control de las aguas que bajaban del monte Karci, y llegaban a la ciudad a través de canalizaciones. También establece normas respecto al uso de la fuente dedicada al emperador Trajano. El Gobernador del Estado de Anatolia, Aulo Vicirio Matrial, fue quien redactó las normas, según leemos en el artículo de Hurriyet. La losa de mármol sobre la que están grabadas estas leyes mide 90 por 116 centímetros. (35 por 45 pulgadas).

Las multas eran severas, aunque las penas más duras estaban reservadas a los funcionarios de la ciudad que fallaran a la hora de hacer cumplir estas leyes.

El jefe de las excavaciones de Laoidcea, Celal Şimşek de la Universidad de Pamukkale, declaró: “El agua era vital para la ciudad. Por eso las penas eran tan duras para aquellos que contaminaran las aguas, provocaran daños en las canalizaciones o reabrieran tuberías previamente selladas. Quebrantar esta ley estaba penado con una multa de 12.500 denarios – 125.000 liras turcas.” En la actualidad, agosto del 2015, 125.000 liras turcas equivalen a unos 42.000 $.

Entre las ruinas excavadas en Laodicea están estas columnas de un antiguo templo. (Foto: Rjdeadly/Wikimedia Commons)

Entre las ruinas excavadas en Laodicea están estas columnas de un antiguo templo. (Foto: Rjdeadly/Wikimedia Commons)

“La multa por ocasionar daños en las canalizaciones o contaminar las aguas era de 5.000 denarios, cerca de 50.000 liras turcas,” explicó. “La multa era la misma para aquellos que abrieran canalizaciones previamente selladas e intentaran beneficiarse de ello. Pagarían 12.500 denarios. Quienes denunciaran a eventuales contaminadores, según las normas, serían premiados con una octava parte de la cuantía de la multa como recompensa.”

Leemos parte de la inscripción:

“Aquellos que desvíen las aguas para su uso personal, deberán pagar 5.000 denarios al tesoro imperial; está prohibido utilizar las aguas de la ciudad sin haber pagado por ello o permitir a individuos particulares acceder a ellas a costa del Imperio; aquellos que compren el agua no violarán el Edicto de Vespasiano; aquellos que ocasionen daños en las canalizaciones deberán pagar 5.000 denarios; se construirán techumbres para proteger los depósitos y canalizaciones de agua de la ciudad; la oficina del gobernador designará a dos ciudadanos como administradores todos los años para garantizar la seguridad del suministro de agua; nadie que tenga terrenos cercanos a las canalizaciones puede utilizar su agua para labores agrícolas.”

La Universidad de Pamukkale, con la ayuda del Municipio de Denizli, está llevando a cabo las excavaciones que se están realizando en la calle del Estadio de Laodicea.

Antigua iglesia de Laodicea; Juan Evangelista, autor del último libro de la Biblia Cristiana, escribió una carta a la iglesia de Laodicea que forma parte del libro del Apocalipsis.(Foto: Rjdeadly/Wikimedia Commons)

Antigua iglesia de Laodicea; Juan Evangelista, autor del último libro de la Biblia Cristiana, escribió una carta a la iglesia de Laodicea que forma parte del libro del Apocalipsis.(Foto: Rjdeadly/Wikimedia Commons)

Las excavaciones de la ciudad de Laodicea llevan muchos años en marcha, un tiempo durante el cual los arqueólogos han desenterrado miles de hallazgos, templos paganos, una antigua iglesia, los cimientos de una casa antigua y columnas tanto del Ágora Sagrada del Norte como del Ágora Central.

Los arqueólogos también han estado excavando en la calle del Estadio y en otras avenidas. Es la mayor excavación sistemática en curso de Turquía actualmente. Miles de turistas ya han visitado estos lugares.

“En los últimos nueve años de excavaciones se han descubierto en la ciudad 3.050 antiguos objetos. Entre los hallazgos más importantes se encuentran las cabezas de las esculturas de Augusto, Dioniso y Afrodita, además de una escultura de Zeus. La antigua ciudad también cuenta con una escultura de Hera y varias de diferentes emperadores,” leemos en un artículo de Hurriyet Daily News del año 2011.

Imagen de portada: El código de leyes que controlaba y protegía el suministro de aguas de la antigua ciudad romana de Laodicea, en la Turquía actual, está grabado en este bloque de mármol. (Foto: AA photo)

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo