All  
Restos de Levänluhta en el Museo Nacional de Finlandia. Fuente: CC0

El Descubrimiento del ADN en los Entierros en Agua Identifica a los Sami

Durante la Edad del Hierro, alrededor del año 300 d.C, se inició algo extraordinario en el área de Levänluhta en Isokyrö, SW Finlandia. Los fallecidos fueron enterrados en un lago, y este ritual se continuó durante al menos 400 años. Cuando se cavaron trincheras en los campos locales a mediados del siglo XIX, comenzaron a aflorar cráneos y otros huesos humanos. Estos huesos se habían conservado casi intactos en el agua anóxica, ferrosa. Arqueólogos, historiadores y lugareños se han estado preguntando acerca de estos hallazgos durante más de 150 años.

En 2010, un grupo de investigación multidisciplinario en la Universidad de Helsinki decidió volver a investigar el misterio de Levänluhta. El sitio, que se cree que es un manantial de sacrificio, es excepcional incluso a escala global y ha producido en total unos 75 kg de material óseo humano. El grupo de investigación, dirigido por la docente Anna Wessman, tenía un objetivo ambicioso: descubrir quiénes eran los difuntos enterrados en Levänluhta y por qué estaban enterrados de esta manera extraordinaria bajo el agua, tan lejos de los lugares de vivienda.

Levänluhta Spring en Isokyrö, suroeste de Finlandia. Imagen: Anna Wessman 2019

Levänluhta Spring en Isokyrö, suroeste de Finlandia. Imagen: Anna Wessman 2019

Ahora, después de varios años de trabajo científico, el grupo informa sus resultados en el último número de Nature. Los resultados son parte de un estudio internacional más extenso que arroja luz sobre la colonización y el historial poblacional de Siberia con datos de ADN de huesos humanos antiguos (hasta 31 000 años).

"En nuestra parte, quisimos especialmente descubrir los orígenes de los restos de la Edad del Hierro encontrados en Levänluhta", dice la líder del grupo, Anna Wessman.

Nuevos resultados con la tecnología de secuenciación de ADN

Este aspecto se investigó utilizando tecnología de secuenciación de ADN antigua de vanguardia, en la que está interesado el Departamento de Medicina Forense debido al trabajo forense realizado en el departamento. La profesora Antti Sajantila explica que las primeras fases de este proyecto fueron exigentes.

"[La] incapacidad de repetir incluso nuestros propios resultados fue completamente frustrante", dice Sajantila con respecto a los primeros experimentos en el laboratorio.

Los métodos de investigación se desarrollaron rápidamente durante la cooperación internacional y, en última instancia, se demostró que los primeros resultados finlandeses eran precisos. Sin embargo, fue sorprendente que los genomas de tres individuos Levänluhta se parecieran claramente a los de los modernos sami.

"Entendimos esto bastante pronto, pero nos llevó mucho tiempo confirmar estos hallazgos", dice el docente Jukka Palo.

Área de Levänluhta Spring, en Isokyrö. Vesa Laulumaa 2012 (Uso Justo)

Área de Levänluhta Spring, en Isokyrö. Vesa Laulumaa 2012 (Uso Justo)

¿Locales o transeúntes?

Los resultados sugerían que la región de Isokyrö estaba habitada por los Sami en tiempos antiguos; según la datación por carbono, los huesos pertenecían a individuos que habían muerto entre los 500 y 700 d.C. Esta sería una prueba concreta de los Sami en el sur de Finlandia en el pasado. ¿Pero eran las personas locales, inmigrantes recientes o transeúntes al azar? Para averiguarlo, se necesitaron otras técnicas además de las pruebas de ADN. La solución radica en el esmalte de los dientes.

La curadora Laura Arppe del Museo Finlandés de Historia Natural cuenta que los isótopos del estroncio que se encuentran en el esmalte sugieren que los individuos crecieron en la región de Levänluhta.

Los genomas actuales de la gente en Finlandia tienen componentes tanto del este de los Urales como de los escandinavos occidentales, y el genoma de uno de los individuos Levänluhta examinados tenía vínculos claros con los escandinavos actuales.

En general, el reemplazo del pueblo Sami en el sur y el centro de Finlandia refleja los procesos de reemplazo en Siberia, que se aclaran en el presente estudio. Esta fue probablemente una característica común en las latitudes del norte.

La pregunta de por qué los huesos fueron enterrados en agua sigue siendo un misterio que requiere más investigación.

"El proyecto Levänluhta exige más estudios, no solo para ampliar los datos de ADN sino también para entender los entierros acuáticos como un fenómeno. La pregunta" ¿Por qué? "Sigue sin respuesta", reflexiona la especialista en huesos, docente Kristiina Mannermaa.

El proyecto fue financiado principalmente por la Fundación Emil Aaltonen y los investigadores participantes representaron varias disciplinas y departamentos en la Universidad de Helsinki. Los autores involucrados en la publicación actual de Nature fueron: Anna Wessman, Kristiina Mannermaa y Tarja Sundell (arqueología), Antti Sajantila, Jukka Palo y Mikko Putkonen (medicina forense), y Laura Arppe (geociencias).

Imagen superior: Restos de Levänluhta en el Museo Nacional de Finlandia. Fuente: CC0

El artículo, originalmente titulado "Breakthrough in the Discovery of DNA in ancient bones buried in water"

fue publicado por primera vez en Science Daily.

Fuente: Universidad de Helsinki. "Gran avance en el descubrimiento de ADN en huesos antiguos enterrados en agua". Ciencia diaria. ScienceDaily, 11 de junio de 2019. www.sciencedaily.com/releases/2019/06/190611092432.htm

Referencias

Martin Sikora, Vladimir V. Pitulko, Vitor C. Sousa, Morten E. Allentoft, Lasse Vinner, Simon Rasmussen, Ashot Margaryan, Peter de Barros Damgaard, Constanza de la Fuente, Gabriel Renaud, Melinda A. Yang, Qiaomei Fu, Isabelle Dupanloup, Konstantinos Giampoudakis, David Nogués-Bravo, Carsten Rahbek, Guus Kroonen, Michaël Peyrot, Hugh McColl, Sergey V. Vasilyev, Elizaveta Veselovskaya, Margarita Gerasimova, Elena Y. Pavlova, Vyacheslav G. Chasnyk, Pavel A. Nikolskiy, Andrei V. Gromov, Valeriy I. Khartanovich, Vyacheslav Moiseyev, Pavel S. Grebenyuk, Alexander Yu. Fedorchenko, Alexander I. Lebedintsev, Sergey B. Slobodin, Boris A. Malyarchuk, Rui Martiniano, Morten Meldgaard, Laura Arppe, Jukka U. Palo, Tarja Sundell, Kristiina Mannermaa, Mikko Putkonen, Verner Alexandersen, Charlotte Primeau, Nurbol Baimukhanov, Ripan S. Malhi, Karl-Göran Sjögren, Kristian Kristiansen, Anna Wessman, Antti Sajantila, Marta Mirazon Lahr, Richard Durbin, Rasmus Nielsen, David J. Meltzer, Laurent Excoffier, Eske Willerslev. The population history of northeastern Siberia since the Pleistocene. Nature, 2019; DOI: 10.1038/s41586-019-1279-z

Siguiente Artículo