All  
El sitio de la huella de Engare Sero, que conserva al menos 408 huellas prehistóricas que datan de hace entre 19,100 y 5,760 años. Una erupción de Ol Doinyo Lengai, el volcán en el fondo, produjo la ceniza en la que se preservaron las huellas humanas. Fuente: Cynthia Liutkus-Pierce / Nature

400 Huellas Prehistóricas Revelan Pistas de Nuestros Antepasados

Los científicos revelan un volumen de datos nuevos sobre el grupo de cazadores-recolectores que dejaron sus huellas prehistóricas en el barro.

A la sombra del volcán Ol Doinyo Lengai en Tanzania, la marisma de Engare Sero conserva las huellas de dos grupos de hombres, mujeres y niños entre 5.800 y 19.100 años atrás. Un artículo de Science Alert de 2016 detalló el descubrimiento de al menos 408 huellas humanas individuales, que los arqueólogos valoran mucho porque, en comparación con la mayoría de los otros fósiles, ofrecen contextos ecológicos y de comportamiento inmediatos.

En 2018, Cynthia Liutkus-Pierce, de la Universidad Estatal de los Apalaches en Carolina del Norte, la geóloga que dirigió el primer estudio del sitio con el apoyo de la National Geographic Society, dijo a National Geographic:

"Estos son Homo sapiens, somos nosotros; esta es literalmente nuestra historia".

Ahora, un nuevo artículo publicado en la revista Nature por un equipo de investigadores dirigido por el profesor Kevin G. Hatala informa no solo sobre las excavaciones arqueológicas, sino que también analiza las velocidades estimadas que la gente había caminado y, en algunos casos, corrido.

Ilustrando a los Creadores de las Antiguas Vías

Este nuevo estudio, según los investigadores, "captura una instantánea única del comportamiento de forrajeo cooperativo y sexualmente dividido en humanos del Pleistoceno tardío" y exploraron las implicaciones paleoantropológicas de lo que ellos llaman un "conjunto notable de más de 400 huellas humanas en 23 distintos grupos de vías".

Al observar la dinámica de la composición del grupo, los investigadores estudiaron los tamaños corporales, el comportamiento locomotor y las velocidades de desplazamiento, que fueron revelados por las longitudes de huella y las medidas de longitud de zancada. Y dentro de este grupo mixto de sexo y edad, han discernido que un subgrupo consistía principalmente de mujeres adultas y otro grupo de pistas estaba asociado con otras 14 mujeres adultas que habían caminado juntas al mismo ritmo. Además, fueron acompañados por dos machos adultos y uno juvenil.

Una de las 408 huellas prehistóricas conservadas en Engare Sero. (William Harcourt-Smith / Nature)

Una de las 408 huellas prehistóricas conservadas en Engare Sero. (William Harcourt-Smith / Nature)

Marcar las velocidades de los cazadores-recolectores que se arrastran

El análisis de las orientaciones de la pista reveló que todos los individuos se habían estado moviendo juntos hacia el sureste, y aproximadamente a la misma velocidad. Los científicos dividieron el número de hombres por el número de mujeres para calcular la "relación de registro de sexo" y lo que llaman la "relación de dimorfismo de registro", que es la longitud media del pie masculino dividida por la longitud media del pie femenino, en cada grupo de pistas, y este proceso se repitió "10.000 veces".

Los científicos calcularon que las huellas prehistóricas fueron causadas por personas que variaban en altura entre 1,35 metros (4,43 pies) y 1,83 metros (6 pies). Un estudio de veinte de las vías generó estimaciones de velocidad de caminata entre "1.2 a 1.5m / s" (3.9 a 4.9ft / s) pero dos pistas demostraron velocidades de caminata ligeramente más rápidas de 1.9m / s (6.2ft / s), y los investigadores dicen que una persona había estado corriendo a 2,91 m / s (9,55 pies / s).

Las huellas prehistóricas podrían salir de la historia

Estas huellas prehistóricas se encuentran en un efímero canal de río que se llena de agua de lluvia cada año y los vientos azotan el sitio arqueológico árido y expuesto, lo que significa que se limpia con arena cada año. De acuerdo con National Geographic, basado en escaneos y fotografías en 3-D, cualquier huella se desgasta entre "una décima y una sexta parte de un milímetro cada año". Según el profesor Brian Zimmer, de la Universidad Estatal de los Apalaches, en su artículo de 2016 publicado en Quaternary Science Reviews, partes específicas de las huellas se desgastan "mucho más rápido" y algunas pierden hasta un cuarto de pulgada de profundidad cada año, lo que significa que algunas de las impresiones tienen menos de cinco años restantes antes de desaparecer.

Aplicando la "fotogrametría de estructura diferencial a partir del movimiento" para cuantificar la erosión en el sitio de la huella de Engare Sero, el profesor Zimmer concluyó que "si no hacemos nada, las impresiones finalmente desaparecerán con el tiempo". Pero tal vez este nuevo documento finalmente convencerá a las autoridades de Tanzania de que escuchen a todos los arqueólogos que solicitan que se rellene el sitio. Para que las vías antiguas puedan ser preservadas para el estudio de futuros humanos, con tecnologías más avanzadas que las disponibles actualmente.

Imagen de portada: El sitio de la huella de Engare Sero, que conserva al menos 408 huellas prehistóricas que datan de hace entre 19,100 y 5,760 años. Una erupción de Ol Doinyo Lengai, el volcán en el fondo, produjo la ceniza en la que se preservaron las huellas humanas. Fuente: Cynthia Liutkus-Pierce / Nature

Autor Ashley Cowie

Referencias

Hatala, K. et al. 2020. Snapshots of human anatomy, locomotion, and behavior from Late Pleistocene footprints at Engare Sero, Tanzania. Nature, Scientific Reports, DOI 10.1038/s41598-020-64095-0

Zimmer, B. et al. 2018. Using differential structure-from-motion photogrammetry to quantify erosion at the Engare Sero footprint site, Tanzania. Quaternary Science Reviews, 198, 226-241.

Siguiente Artículo