La Colorida Leyenda Tras las Montañas Llameantes de Turpán

Las Montañas Llameantes de Turpán (también conocida como Turfán) se encuentran en la cordillera de Tian, en la provincia china de Xinjiang. Estas montañas se alzan al este de la ciudad de Turpán, situada sobre el borde nordeste del desierto de Taklamakán. Este es el desierto de mayor tamaño, más cálido y más seco de China. El nombre de estas montañas ciertamente evoca la imagen de un entorno inhóspito, lo que concuerda con la reputación del duro desierto de Taklamakán.

Los Orígenes Geológicos de las Montañas Llameantes

Según los geólogos, las Montañas Llameantes se formaron por el movimiento de placas tectónicas sobre la superficie de la tierra durante la formación del Himalaya hace cincuenta millones de años. Con el paso del tiempo, la erosión del lecho rocoso de arenisca rojiza originó la formación de los numerosos barrancos y hondonadas que se entrecruzan en estas montañas. Estas características aportan a las montañas una apariencia similar a la del fuego a ciertas horas del día. Además, durante el verano, la temperatura de la superficie de estas montañas puede llegar a superar los 70° C.

Los Orígenes de las Montañas Llameantes según la Tradición – La Historia del Dragón de los Uighures

Literatura y mitología, sin embargo, nos ofrecen una explicación más colorida de cómo se formaron las Montañas Llameantes. Por ejemplo, el pueblo nativo de esta región, los Uighures, cuenta una historia que explica el porqué del color rojo de la superficie de las montañas. Según los Uighures, las Montañas Llameantes fueron antaño asoladas por un dragón. Cuando finalmente un joven héroe consiguió matarlo, la sangre de la bestia se derramó copiosamente sobre las montañas, tiñéndolas de este modo de un color rojo brillante.

Otra Historia Sobre los Orígenes de las Montañas Llameantes Procedente de la Novela “Viaje al Oeste”

Otra historia referida a las Montañas Llameantes se puede encontrar en la literatura china. En la lengua china, las Montañas Llameantes son también conocidas como ‘Huo Yan Shan’. Este nombre deriva de una historia que forma parte de una de las Cuatro Grandes Novelas Clásicas de la Literatura China, Viaje al Oeste. Esta novela fue publicada durante la dinastía Ming, y se atribuye al escritor Wu Cheng’en. La historia del origen de las Montañas Llameantes la podemos encontrar en el capítulo Sesenta de esta popular novela.

En la novela, los protagonistas se tropiezan con una montaña infranqueable en la que hay llamas que arden sin descanso. Según el dios del lugar, este fuego había sido provocado por Sun Wukong (también conocido como el ‘Rey Mono’), uno de los protagonistas de la novela. Cuando Sun Wukong sembró el caos en los Cielos 500 años antes de su viaje al Oeste, fue sometido por el dios Erlang. A continuación le pusieron en la Caldera de los Ocho Trigramas de Laozi para destruirle. Pero cuando se abrió la caldera, Sun Wukong no había sido precisamente reducido a cenizas. Lleno de rabia al salir, le dio una patada a la caldera, y de este modo algunos de sus ladrillos, que aún ardían, cayeron a la tierra y se convirtieron en las Montañas Llameantes.

Pintura de una escena de Viaje al Oeste en la que aparecen sus cuatro protagonistas: Sun Wukong, Xuanzang, Zhu Wuneng y Sha Wujing. Palacio de Verano, Pekín, China (Rolf Müller/Wikimedia Commons)

Pintura de una escena de Viaje al Oeste en la que aparecen sus cuatro protagonistas: Sun Wukong, Xuanzang, Zhu Wuneng y Sha Wujing. Palacio de Verano, Pekín, China (Rolf Müller/Wikimedia Commons)

Xuanzang y Faxian: Dos Monjes Chinos que Completaron su Viaje al Oeste

Aun siendo la novela de Wu Cheng’en una obra de ficción, está basada en la figura histórica de Xuanzang, un monje Budista de la dinastía Tang que viajó a la India por una ruta terrestre. Aunque el viaje de Xuanzang se hizo famoso gracias a la novela de Wu Cheng’en, no fue el primer monje chino en realizar un viaje así. Varios siglos antes que Xuanzang, el monje Faxian también viajó a la India por tierra. Estos dos monjes debieron seguir la antigua Ruta de la Seda, como ya habían hecho aquellos que trajeron el Budismo de la India a China. Se pueden encontrar edificios y monumentos budistas a lo largo de toda la Ruta de la Seda, incluidas las Montañas Llameantes.

Ilustración del monje Xuanzang (siglo XI) (Wikimedia Commons)

Ilustración del monje Xuanzang (siglo XI) (Wikimedia Commons)

Las Cuevas de los Mil Budas de Bezeklik

En el valle de Mutou, en el extremo occidental de las Montañas Llameantes, hay un complejo de cuevas artificiales talladas en la roca conocidas como las Cuevas de los Mil Budas de Bezeklik. Se conocen 77 grutas, la más antigua de las cuales puede datarse en la época de la dinastía Tang (618 d. C. -907 d. C.). La construcción de estas grutas se prolongó hasta el siglo XIII. Cuarenta de ellas aún conservan en su interior sus pinturas murales.

Las grutas deben su fama en gran medida a estos murales, que representan gran variedad de motivos, como por ejemplo músicos, discípulos de Buda, monjes lamentándose en un duelo, escenas de las vidas de los antiguos Uighures, etc. Asimismo es necesario señalar que muchos de los murales fueron retirados por expediciones extranjeras que se encontraban estudiando las cuevas a principios del siglo XX.

Escena Praṇidhi del Templo Número 9, (siglo IX) Cuevas de Bezeklik , Valle de Mutou, China. (Wikimedia Commons) 

Escena Praidhi del Templo Número 9, (siglo IX) Cuevas de Bezeklik , Valle de Mutou, China. (Wikimedia Commons)

Así pues, las Montañas Flameantes de Turpán han servido de inspiración a leyendas y novelas durante muchos años, además de ser un lugar sagrado. A día de hoy continúan asombrando a los turistas y fotógrafos que se toman la molestia de hacer este viaje para ser testigos de su belleza.

Imagen de portada: Las Montañas Llameantes de Turpán, Xinjiang, China (Dosisdemi.com)

Autor: Ḏḥwty

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Fuentes

Hogan, C. & Fund, W., 2014. Taklamakan Desert. [Online]
Disponible en: http://www.eoearth.org/view/article/156400/

Sato, S., Onishi, M. & Kitamoto, A., 2010. Central Asian Buddhism: Turfan and the Bezeklik Thousand Buddha Caves. [Online]
Disponible en: http://dsr.nii.ac.jp/rarebook/01/index.html.en

Tucker, J., 2015. The Silk Road - China and the Karakorum Highway: A Travel Companion. New York: I.B. Tauris.

Wu Cheng’en, Journey to the West [Online]

[Jenner, W. J. F. (trans.), 1955. Wu Cheng’en’s Journey to the West.]

Disponible en: http://www.chine-informations.com/fichiers/jourwest.pdf

www.travelchinaguide.com, 2015. Bezeklik Thousand Buddha Caves. [Online]
Disponible en: http://www.travelchinaguide.com/attraction/xinjiang/turpan/bizaklik.htm

www.travelchinaguide.com, 2015. Flaming Mountains (Huo Yan Shan). [Online]
Disponible en: http://www.travelchinaguide.com/attraction/xinjiang/turpan/mt_flaming.htm

www.xinjiangtravel.com, 2014. Bezeklik Thousand Buddha Caves. [Online]
Disponible en: http://www.xinjiangtravel.com/attractions/turpan-attractions/bezeklik-thousand-buddha-caves

www.xinjiangtravel.com, 2014. Flaming Mountain. [Online]
Disponible en: http://www.xinjiangtravel.com/attractions/turpan-attractions/grape-valley

Siguiente Artículo