Portada-El castigo de Ixión. La condena de Ixión consistía en permanecer eternamente atado a una rueda solar ardiente por haber asesinado a su suegro. En la leyenda esto le convirtió en el primer culpable de la muerte de uno de sus parientes cercanos de la mitología griega. Public Domain

Crimen y Castigo: Condenas Eternas Impuestas por los Antiguos Dioses Griegos

(Leer articulo en una sola página)

No hay mensaje más claro que un terrible castigo ordenado por los dioses. En los sistemas de creencias de culturas de todo el mundo, las deidades han disciplinado a sus rebaños desde tiempo inmemorial, aunque quizás en ningún caso de forma tan imaginativa y conocida como los dioses de la mitología griega. La forma definitiva de procurar dolor y desdicha era el castigo eterno.

Estos desmesurados castigos eternos impuestos por los dioses sobre deidades menores, semidioses o comunes mortales no eran simples medidas punitivas contra un pecador, sino que además servían de aviso a otros para que no repitieran peligrosos comportamientos como la arrogancia, la codicia y la desobediencia; básicamente cualquier cosa que pudiera desafiar a los dioses o ir contra la moral de la época. He aquí algunas de las más notables leyendas de condenación eterna en los mitos griegos:

Prometeo

Prometeo, un Titán inmortal, está considerado el creador de la humanidad. En las leyendas más antiguas, el Titán y el dios Olímpico Zeus se enzarzaron en muchas épicas batallas, y los antiguos textos describen a Prometeo como inteligente, campeón de la humanidad y, en ocasiones, como a un astuto embaucador.

Se considera que Prometeo otorgó al hombre el don divino del fuego, tras haberlo tomado (o robado) del monte Olimpo, y por extensión, de Zeus. En diferentes versiones del mito, el fuego simboliza la fuente de luz y calor que permitió a los humanos progresar y prosperar, aunque en la época Medieval también representaba la sabiduría divina o el conocimiento. En la mentalidad post-Renacentista, Prometeo era considerado un símbolo del desafío a la tiranía institucional.

‘Prometeo Trae el Fuego’, obra de Friedrich Füger. Prometeo otorga el fuego a la humanidad como relata el poeta griego Hesíodo. Public Domain

‘Prometeo Trae el Fuego’, obra de Friedrich Füger. Prometeo otorga el fuego a la humanidad como relata el poeta griego Hesíodo.   Public Domain

Por este intolerable acto de robo y desobediencia contra la voluntad del todopoderoso Zeus, Prometeo fue condenado a un castigo eterno. Fue encadenado a una roca, y todos los días un águila (que representaba a Zeus) aparecía para desgarrar su carne y comerse su hígado. Todas las noches, el hígado de Prometeo se regeneraba, para volver a ser devorado de nuevo al día siguiente. De este modo, su tortura no tenía fin.

El águila desgarra la carne de Prometeo y devora su hígado cada día, por el resto de la eternidad. Cuenco de Laconia (~550 a. C.) (Karl Ludwig Poggemann, Flickr/CC BY 2.0)

El águila desgarra la carne de Prometeo y devora su hígado cada día, por el resto de la eternidad. Cuenco de Laconia  (~550 a. C.) (Karl Ludwig Poggemann, Flickr/ CC BY 2.0 )

Este acto contra la voluntad de los dioses ha sobrevivido al paso del tiempo como leyenda, y se le hace referencia frecuentemente en la moderna cultura popular.

Sísifo

Antaño rey de Éfira (antiguo nombre de Corinto), se cuenta de Sísifo que era un asesino, egoísta y mentiroso. Capturaba y mataba a viajeros, regocijándose en sus muertes. Reinaba en Corinto con puño de hierro, pero sus crueles manipulaciones quedaron impunes hasta que Sísifo traicionó a Zeus al revelar el lugar secreto en el que se ocultaba una ninfa de las aguas.

Por sus pecados, Sísifo fue encadenado al pie de una montaña en el Tártaro, profundo abismo y calabozo en el que se padecían espantosos tormentos y sufrimientos.

Zeus impuso al rey Sísifo el más terrible y desquiciante castigo eterno. Era obligado a empujar una gigantesca roca sin descanso hasta la cima de la empinada montaña. Esta roca había sido maldecida de tal modo que cada vez que Sísifo estaba a punto de alcanzar la cima, volvía a caer rodando montaña abajo. El resultado era una eternidad de esfuerzos inútiles y frustración continua.

Aún a día de hoy, las actividades interminables, inútiles e infructuosas son descritas como “Sisíficas”.

Los pecados de Sísifo le condujeron a su definitiva y desquiciante condenación eterna. Public Domain

Los pecados de Sísifo le condujeron a su definitiva y desquiciante condenación eterna. Public Domain

Aracné

Aracné, en la leyenda grecorromana, era una mujer humana cuyos talentos como tejedora eran espectaculares. Era diestra hasta tal punto que no solo se convirtió de largo en la mejor del mundo en su oficio, sino que además se jactó  de que probablemente fuera incluso mejor que Atenea, diosa de la guerra y la sabiduría y también tejedora. Esto definitivamente captó la atención de los dioses, que no estaban dispuestos a permitir que una arrogancia semejante quedara impune, especialmente viniendo de una simple mortal. Atenea bajó a la tierra, visitó a Aracné bajo la forma de una anciana tejedora, y ambas compitieron. En una de las versiones de la leyenda, Aracné superó a Atenea, tejiendo una obra maestra. Pero el tapiz que había tejido era irrespetuoso, pues mostraba a los dioses realizando actos ridículos e indignos. Atenea se percató de que no solo había sido vencida, sino también insultada, y se enfureció. Tocó la frente de Aracné, obligándola a sentirse humilde y culpable. Aracné inmediatamente se ahorcó, y Atenea la trajo de nuevo a la vida como araña, para que pudiera tejer eternamente.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article