Fotografía que muestra una parte del "Tesoro de Príamo".

Los Tesoros de Príamo: Riquezas de oro de la legendaria ciudad de Troya

(Leer articulo en una sola página)

La Ilíada de Homero está considerada como una de las obras más importantes de la literatura occidental. Por muchos siglos, la Troya de Homero, la ciudad cercada por los griegos, fue vista por los estudiosos como un mito. Sin embargo, durante el siglo XIX un hombre se aventuró en una expedición para comprobar que esta legendaria ciudad sí existía. Se trata del arqueólogo alemán, Heinrich Schliemann. Su expedición fue exitosa, y Hisarlik (el lugar donde Schliemann realizó sus excavaciones), es hoy reconocido como la antigua Troya. Entre los objetos descubiertos en Hisarlik está el denominado "Tesoro de Príamo", el cual, según Schliemann, perteneció a Príamo, rey de Troya.

Descubrimiento del Tesoro de Príamo

En el año 1871, Schliemann comenzó a excavar en Hisarlik. Tras identificar un estrato conocido como "Troya II", como la Troya de la Ilíada, su siguiente objetivo fue descubrir el "Tesoro de Príamo". Como Príamo fue el gobernador de Troya, Schliemann dedujo que debió haber ocultado el tesoro en algún lugar de la ciudad para evitar que fuese capturado por los griegos en caso de que la ciudad cayera. El 31 de mayo de 1873, Schliemann encontró el precioso tesoro que buscaba. De hecho, Schliemann encontró el "Tesoro de Príamo" por casualidad, pues dijo que había visto un destello de oro en una zanja mientras enderezaba el lateral de una de ellas en la zona suroeste del yacimiento.

Artículos del tesoro de Troya II ("El Tesoro de Príamo") descubierto por Heinrich Schliemann.

Artículos del tesoro de Troya II ("El Tesoro de Príamo") descubierto por Heinrich Schliemann. ( Wikimedia Commons )

Un tesoro de oro

Después de sacar el tesoro (los objetos estaban bien encajados y Schliemann dedujo que en algún momento habían sido ubicados dentro de un cajón de madera que se pudrió), Schliemann guardó sus hallazgos bajo llave en su cabaña. Aparte del oro y los objetos de plata, el "Tesoro de Príamo" contenía armas, un caldero de cobre, una sartén de bronce poco profunda, y un hervidor de bronce. Aunque Schliemann dijo que el "Tesoro de Príamo" había sido un hallazgo único, otros dudan de ello, sugiriendo que fue colectivo y que los objetos más importantes habían sido descubiertos el 31 de mayo de 1873, y que otros habían sido encontrados antes y fueron agregados al tesoro.

Plan osado para proteger el tesoro de las manos de los otomanos

Sin importar la naturaleza del "Tesoro de Príamo", las autoridades otomanas querían poner sus manos en él. Sin embargo, Schliemann tenía otras intenciones e ideó un plan para sacar los objetos del territorio otomano. La forma en la que Schliemann logró esta hazaña aún es un misterio, y se ha especulado sobre ello durante años. Por ejemplo, hay una leyenda que dice que el éxito de Schliemann se debió a su esposa Sophie, quien contrabandeó los objetos a través de la aduana otomana escondiéndolos en su ropa interior.  Con el tiempo, Schliemann fue demandado por el gobierno otomano y perdió el caso, por lo que fue multado con 400 £ como compensación a los otomanos. Sin embargo, en vez de esa suma, Schliemann pagó 2000 £ de forma voluntaria y se dice que este incremento probablemente le garantizó algo extra, aunque se desconoce lo que haya podido ser.

Retrato de Sophia Schliemann portando algunos de los Tesoros de Príamo (Wikimedia Commons).

Retrato de Sophia Schliemann portando algunos de los Tesoros de Príamo ( Wikimedia Commons ). Se cree que ella ayudó a contrabandear los hallazgos de su esposo fuera del país escondiendo parte de los tesoros en su ropa interior.

Buscando un hogar para el Tesoro de Príamo

Tras el descubrimiento del "Tesoro de Príamo", Schliemann buscó un museo para exhibirlo. Mientras tanto, los valiosos objetos fueron guardados en su casa, algo que le causó mucha ansiedad. No fue hasta el año 1877 que el "Tesoro de Príamo" hizo su primera aparición pública en el Museo South Kensington de Londres (conocido ahora como el Museo Victoria y Alberto). Después de varios años de exhibición en Londres, el "Tesoro de Príamo" fue llevado a Berlín en el año 1881. Entre 1882 y 1885, los objetos fueron exhibidos temporalmente en el Museo Kunstgewerbe, antes de ser trasladado al recién construido Museo Etnológico.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article