Portada - Detalle de ‘Venus y Marte’, Botticelli, témpera sobre panel (c. 1483). (Dominio público)

Los dioses ocultos en los nombres de los días de la semana

El día romano de la semana ‘dies Veneris’, nuestro viernes, recibió su nombre del planeta Venus, que a su vez tomó su nombre de Venus, la diosa del amor.

El origen de los nombres de nuestros días de la semana proviene de los romanos. Los romanos dieron su nombre a los días de la semana por los diferentes planetas, que a su vez recibieron su nombre de los dioses romanos:

  • dies Solis “día del Sol (considerado entonces un planeta)”
  • dies Lunae “día de la Luna”
  • dies Martis , “día de Marte”
  • dies Mercurii , “día de Mercurio”
  • dies Iovis , “día de Júpiter”
  • dies Veneris , “día de Venus”
  • dies Saturni , “día de Saturno”

Cuando los pueblos de habla germánica de Europa occidental adoptaron la semana de siete días, algo que ocurrió probablemente en los primeros siglos de la era cristiana, dieron nombre a los días de la semana según sus propios dioses, escogiendo para ello los más cercanos en carácter y atributos a las divinidades romanas originales.

Fue uno de estos pueblos, el anglosajón, el que llevó sus dioses y su lengua (lo que se convertiría en el inglés actual) a las islas británicas durante los siglos V y VI d. C.

Hendrik Goltzius, Mercurio, óleo sobre lienzo (1611). (Dominio público)

Hendrik Goltzius, Mercurio, óleo sobre lienzo (1611). (Dominio público )

En inglés, el sábado (Saturday), el domingo (Sunday) y el lunes (Monday) reciben sus nombres de Saturno, el sol y la luna respectivamente, al igual que el latín. Los restantes cuatro días, martes (Tuesday), miércoles (Wednesday), jueves (Thursday) y viernes (Friday) llevan el nombre de dioses que los anglosajones probablemente ya adoraban antes de emigrar a Inglaterra, durante el corto espacio de tiempo anterior a su conversión al cristianismo una vez instalados en las islas británicas.

El martes (Tuesday) recibe su nombre en inglés del dios Tiw, del que se sabe relativamente poco. Tiw probablemente estuviera asociado con la guerra, al igual que el dios romano Marte. El miércoles (Wednesday) recibe su nombre por el dios Woden, que sería el paralelo del dios romano mercurio, probablemente porque ambos dioses compartían los atributos de la elocuencia, la capacidad de viajar y la custodia de los muertos.

El jueves (Thursday) es el día de Thunor, por darle a la palabra su antigua forma inglesa, Thunresdæg “día del Trueno”. Este nombre evoca al dies Iovis latín, día de Jove o Júpiter. Ambos dioses están asociados con el trueno en sus respectivas mitologías.

Es posible que haya observado aquí una semejanza con el nombre del famoso dios nórdico Thor. Puede ser algo más que una coincidencia. Los vikingos llegaron a Inglaterra en el siglo IX, trayendo con ellos sus propios dioses, muy similares a los dioses anglosajones. Los anglosajones ya eran cristianos para entonces, pero es posible que reconocieran la similitud entre el nombre del dios de sus antepasados Thunor y el dios nórdico. No lo sabemos con certeza, aunque la palabra Thor aparece en textos escritos de la época.

Chris Hemsworth caracterizado como el famoso dios nórdico Thor en la película de 2011 del mismo nombre. IMDB

Chris Hemsworth caracterizado como el famoso dios nórdico Thor en la película de 2011 del mismo nombre. IMDB

El viernes (Friday) es el único día de la semana que lleva el nombre de una deidad femenina, Frig, quien apenas es mencionada en pasaje alguno de los más antiguos textos en inglés. Su nombre aparece, sin embargo, como un sustantivo común con el significado de “amor, afecto” en poesía. Por esta razón, Frig fue elegida como equivalente de la diosa romana Venus, quien estaba asimismo asociada con el amor y el sexo y era conmemorada en el nombre latino del viernes ( dies Veneris , “día de Venus.”)

De dioses y días de la semana

El concepto de la semana, es decir, un ciclo de siete días numerados o con diferentes nombres, siendo uno de ellos (generalmente el domingo o el lunes) fijo como el primero, probablemente estuviera originalmente asociado con el calendario judío . Esto se complicó por el hecho de que la Europa de principios de la Edad Media heredó su idea de la semana de la Roma imperial, a través de la iglesia cristiana.

En el cristianismo primitivo el cómputo del tiempo fue crucial para la adecuada celebración de los días señalados y festividades de la Iglesia, especialmente en la variable fiesta de la Pascua.

Nos encontramos con nombres de los días de la semana similares al inglés en otras lenguas europeas emparentadas, como el holandés, el alemán y todos los idiomas escandinavos o nórdicos. Dioses con nombres comparables, como Tyr, Othinn, Thor y Frigg, ciertamente eran conocidos por los nórdicos y dieron sus nombres a los días de la semana en las diferentes lenguas escandinavas (como podemos observar por ejemplo en el danés moderno, tisdag, onsdag, torsdag, fredag).

Los nombres latinos para los días de la semana y los dioses romanos de los cuales recibieron su nombre todavía viven en las lenguas romances europeas, como el francés, el español y el italiano. Pensemos por ejemplo en el español: lunes, martes, miércoles, jueves y viernes, y encontraremos en estos nombres los latinos Luna, Mars, Mercurius, Iovis y Venus ocultos tras ellos.

Imagen de portada: Detalle de ‘Venus y Marte’, Botticelli, témpera sobre panel (c. 1483). ( Dominio público )

El artículo Explainer: The Gods Behind the Days of the Week escrito por Margaret Clunies Ross fue publicado originalmente en The Conversation y ha sido publicado de nuevo en Ancient Origins bajo una licencia Creative Commons.

Next article