Portada-Modelos en 3D renderizados de los esqueletos de Jamestown, Estados Unidos (Smithsonian X 3D).jpg

Los Arqueólogos Identifican Restos Óseos de los Primeros Colonos de Jamestown

Los científicos que dirigen el análisis químico de cuatro esqueletos, basándose en la información contenida en documentos históricos, han conseguido identificarlos como los restos de los líderes del primer asentamiento inglés permanente en el continente americano de Jamestown, en el actual estado de Virginia.

El descubrimiento se anunció en la Institución Smithsoniana de Washington D. C., que ha estado ayudando al equipo de arqueólogos a identificar a estos cuatro hombres, todos ellos autoridades de alto nivel en la colonia y que desempeñaban un papel esencial en su comunidad. Cuando murieron fueron enterrados en la Iglesia Protestante de Jamestown, construida en 1608; el mismo lugar en el que el capitán John Rolfe se casó con Pocahontas. Sus restos han sido descubiertos ahora cerca del altar. Dos de ellos habían sido enterrados en ataúdes ornamentados, aunque sus restos se encontraban en un estado de conservación bastante precario.

El lugar ha sido objeto de continuas investigaciones desde 1994, año en el que el Fuerte James, que se creía desaparecido en el cercano río James, fue redescubierto.

Mapa del Fuerte James en Jamestown (1677) (The Arthur/Google Fusion)

Mapa del Fuerte James en Jamestown (1677) ( The Arthur/Google Fusion )

“Lo que hemos descubierto aquí en la más antigua iglesia inglesa de América son cuatro de los primeros líderes de América” declaró a The Guardian el historiador James Horn, presidente de la Fundación para el Redescubrimiento de Jamestown. “No hay nada como esto en ningún otro lugar del país.”

Douglas Owsley, un antropólogo forense del Smithsoniano, explicó a Live Science que estos hombres estaban “en pleno corazón de la fundación de la América que conocemos a día de hoy”. Owsley ayudó a identificar los cuerpos, y cree que estos análisis permitirán a los investigadores hacerse una idea bastante aproximada de cómo se vivía en los primeros años de la América colonial.

Uno de los hombres era Fernando Weyman, que murió en 1610 a la edad de 34 años. Su sobrino era Sir Thomas West, quien más tarde se convirtiría en gobernador del nuevo estado. Otro de ellos era el capitán William West, emparentado con Weyman y que también murió en 1610 tras un combate con los indios Powhatan. Fue identificado por una faja militar algo deteriorada encontrada junto al esqueleto. Éste fue objeto de una exploración mediante TC (Tomografía Computadorizada) en la que se descubrió una prenda de seda decorada con una franja plateada. Los dos hombres fueron enterrados en ataúdes con forma humana tachonados con clavos.

Un tercer esqueleto pertenecía al capitán Gabriel Archer, que murió en 1609 durante un período conocido como la época del hambre. En el curso de seis meses casi 250 personas murieron. Algunos de ellos practicaron el canibalismo para sobrevivir, según un informe de los investigadores publicado en el 2013. Archer también tenía 34 años cuando murió. El equipo fue capaz de identificar a Archer por la vara que portaba, rematada por una punta de flecha en uno de sus extremos. También se encontró un relicario cerca de sus restos, en cuyo interior había fragmentos de hueso y pedazos de un recipiente de plomo que había contenido en su momento agua bendita, indicando que secretamente se había mantenido fiel a sus creencias Católicas.

El cuarto hombre era el Reverendo Robert Hunt, que murió en el 1609 a la edad de 39 años. Se encontraba envuelto en un sudario y su cadáver había sido enterrado de cara al oeste, como mirando a su congregación.

Los cuatro esqueletos descubiertos en la antigua iglesia de Jamestown en Jamestown, Estados Unidos (Smithsonian)

Los cuatro esqueletos descubiertos en la antigua iglesia de Jamestown en Jamestown, Estados Unidos ( Smithsonian)

La colonia de Jamestown dio comienzo con un desembarco de colonos ingleses llegados en barco por el río James, y que inmediatamente se aprestaron a construir un asentamiento fortificado. Varios barcos más llegaron durante los años siguientes y la colonia empezó a crecer.

Un intento anterior de colonización se había llevado a cabo en Roanoke, pero fracasó. Cuando el líder de la colonia, John White, regresó tras haber viajado a Inglaterra para traer suministros, en una travesía que duró tres años, Roanoke simplemente había desaparecido. Hasta el día de hoy, nadie sabe aún qué pasó, aunque existen numerosas teorías populares que sugieren que los colonos fueron asesinados por indios de la región, exterminados por las enfermedades o simplemente se marcharon y fueron a algún otro lugar.

Los arqueólogos estudiaron documentos históricos y genealógicos tanto de Inglaterra como de las colonias durante su investigación, así como gran cantidad de hallazgos arqueológicos. Se realizó un análisis de los elementos químicos presentes en los huesos que reveló que los cuerpos pertenecían a individuos de alto rango debido a la cantidad de plomo presente en sus huesos. Esto se debía a la costumbre entre la aristocracia de beber de recipientes de peltre que contenían plomo, y de utilizar cerámica con esmalte de plomo.

Se está considerando llevar a cabo una investigación más exhaustiva de los restos a pesar de que su pobre estado de conservación. Podría ser posible extraer de ellos algo de ADN proporcionando de este modo a los investigadores una prueba que confirmara sus identidades. El equipo querría identificar también a otros miembros de la comunidad, pero esto puede resultar extremadamente difícil dado que hay aún menos rastros de su presencia. Por ejemplo, las mujeres de la época vivían a menudo a la sombra de sus maridos, lo que significa que rara vez se las mencionaba en los documentos escritos de la época.

Para aprender más sobre vida y la muerte en el antiguo Jamestown, en los Estados Unidos, vea el siguiente vídeo realizado por el History Channel :

Video-Jamestown

Ver vídeo

Imagen de Portada: Modelos en 3D renderizados de los esqueletos de Jamestown, Estados Unidos ( Smithsonian X 3D )

Autor: Robin Whitlock

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article