Portada - Antiguos tinajas chinas para bebidas alcohólicas (imagen meramente ilustrativa).

Arqueólogos descubren en China una cervecería prehistórica de hace 5.000 años

Una nueva investigación ha revelado que un antiguo pueblo prehistórico de China bebía cerveza. Las pruebas realizadas han confirmado recientemente la presencia de cerveza en el residuo de recipientes cuya antigüedad es de 5.000 años y hallados en la provincia de Shaanxi, en el norte de China, convirtiéndose de este modo en la evidencia más antigua de elaboración y consumo de cerveza en China.

En el año 2004, un equipo de investigadores halló vestigios de la bebida alcohólica más antigua conocida elaborada con miel, un tipo indeterminado de fruta y arroz, y cuya preparación se llevó a cabo hace al menos 8.600 años.

Esta semana, la investigadora de la Universidad de Stanford Jiajing Wang y su equipo de colaboradores han publicado un artículo en el que se afirma que tras analizar los restos hallados en ánforas, cuencos y embudos procedentes del yacimiento de Mijaiya, ubicado en la provincia china de Shaanxi, han llegado a la conclusión de que estos recipientes se utilizaban para elaborar cerveza, filtrarla y almacenarla.

En el yacimiento arqueológico de Mijaiya habitó con toda probabilidad en el pasado una antigua sociedad de agricultores seminómadas conocida como el pueblo Yangshao.

Maqueta de Jiangzhai, un poblado Yangshao (Public Domain)

Maqueta de Jiangzhai, un poblado Yangshao ( Public Domain )

New Scientist informa en un artículo publicado esta semana que los investigadores han encontrado en los diversos recipientes un residuo amarillento, que incluía en su composición fragmentos de fécula y partículas de sílice conocidas como fitolitos y que se forman en las cáscaras de los cereales, como por el ejemplo la cebada, las lágrimas de Job y el mijo, además de en los tubérculos.

Las dataciones realizadas mediante carbono-14 han determinado la antigüedad de las fosas en las que fueron descubiertos estos recipientes y pequeños fogones entre 4.900 y 5.000 años.

La profesora Wang ha declarado a New Scientist: “Muchos de los granos de fécula se habían deteriorado, y los patrones que han seguido en este proceso encajan de manera precisa con los cambios morfológicos que tienen lugar durante el malteado y la maceración.”

Antiguo embudo hallado en el yacimiento de Mijaiya y utilizado para elaborar cerveza. Fotografía cortesía de Jiajing Wang/PNAS.

Antiguo embudo hallado en el yacimiento de Mijaiya y utilizado para elaborar cerveza. Fotografía cortesía de Jiajing Wang/PNAS.

El equipo también ha hallado en su investigación compuestos químicos producto de la maceración y la fermentación de cereales. Se han encontrado evidencias de los procesos de remojo, malteado y maceración, todo lo cual apunta a la existencia en el lugar de una cervecería artesanal, como podemos leer en este artículo publicado en un blog de la revista Discover.  

Fue el arqueólogo Pat McGovern quien descubrió en el valle del río Amarillo, no lejos de Shaanxi, la bebida alcohólica más antigua del mundo, confirmada por análisis químicos realizados en el año 2004. McGovern forma parte del equipo de investigadores del Museo de Arqueología y Antropología de la Universidad de Pensilvania, y lleva años intentado recrear antiguas bebidas alcohólicas elaborándolas según antiguas recetas, así como recuperar estas recetas a partir de sus residuos hallados en antiguos recipientes, como ya informó en su momento Ancient Origins .

Informa New Scientist:

McGovern opina que el descubrimiento de Wang y sus colaboradores invita convincentemente a pensar que a lo largo de los sucesivos milenios surgieron nuevas y muy diversas bebidas alcohólicas. También ha añadido que existen otras pruebas de la elaboración de cerveza de cebada en épocas similares confirmadas por los análisis químicos de residuos procedentes de yacimientos de Egipto e Irán.

En New Scientist podemos leer que según Wang podrían existir razones para creer que el consumo de cerveza influyó en las estructuras sociales de la China del Neolítico. “La producción y el consumo de cerveza podría haber sido importante en las incipientes sociedades jerárquicas de la Llanura Central, una región conocida como ‘la cuna de la civilización china.’”

A principios del 2015, el profesor McGovern estaba trabajando para la compañía cervecera Dogfish Head Brewery para recrear antiguas cervezas procedentes de todo el mundo, como por ejemplo de Turquía, Egipto, Italia, Dinamarca, Honduras y China. McGovern afirmaba entonces que en su opinión sería posible recrear en el futuro una antigua cerveza siguiendo una receta egipcia de hace 16.000 años.

El profesor McGovern lleva años extrayendo ingredientes de antiguas bebidas alcohólicas a partir de los residuos de antiguas piezas cerámicas halladas en yacimientos arqueológicos de todo el mundo, y estudiando las referencias disponibles en documentos escritos a fin de intentar recrear cervezas y otras bebidas alcohólicas olvidadas con el paso del tiempo.

Otros investigadores, siguiendo antiguas recetas, han intentado preparar tanto cerveza como vino. En el año 2013, la compañía cervecera de Ohio Great Lakes Brewery , asesorada por arqueólogos de Chicago, intentó elaborar una antigua cerveza sumeria cuya receta databa de hace 5.000 años.

Texto protocuneiforme en el que se habla de la entrega de una remesa de cerveza. Tablilla procedente probablemente del sur de Iraq, Período Prehistórico Tardío (3100 a. C. – 3000 a. C.) (Flickr)

Texto protocuneiforme en el que se habla de la entrega de una remesa de cerveza. Tablilla procedente probablemente del sur de Iraq, Período Prehistórico Tardío (3100 a. C. – 3000 a. C.) ( Flickr)

En el año 2012, la compañía Great Lakes intentó replicar esta antigua cerveza sumeria empleando únicamente una cuchara de madera y recipientes cerámicos modelados a imitación de otros hallados en excavaciones arqueológicas de Iraq. Consiguieron maltear con éxito cebada en el tejado de la cervecería, y también utilizaron un denso y compacto “pan de cerveza” para obtener la levadura activa. El experimento dio como resultado una cerveza llena de bacterias, cálida y ligeramente agria.

Pero los arqueólogos no solo han intentado recrear antiguas cervezas. Ancient Origins ya informó en el año 2013 de que un equipo de arqueólogos italianos había plantado una viña cerca de Catania (Sicilia), con el objetivo de elaborar vino utilizando las técnicas descritas en los antiguos textos de la Roma clásica. Los arqueólogos tenían previsto en un principio obtener su primera cosecha en un plazo de cuatro años.

A partir de ahí, el objetivo de los investigadores italianos es elaborar dos tipos de vino: el que consumían los nobles patricios en el pasado, endulzado con miel y rebajado con agua, y el que se servía a los esclavos, mucho más avinagrado.

Existe incluso una rama de la arqueología dedicada al estudio de las antiguas bebidas alcohólicas denominada “arqueología del alcohol.”

Ancient Origins ha informado también de antiguas recetas contra la resaca , aunque sólo conocemos aquellas que dejaron por escrito los autores del pasado en los textos históricos. Cabe preguntarse si los habitantes de la China prehistórica conocían algún buen remedio contra la resaca que se haya perdido con el paso del tiempo, ya que estos antiguos métodos de producción de bebidas alcohólicas son anteriores incluso al propio uso de la escritura.

Imagen de portada: Antiguos tinajas chinas para bebidas alcohólicas (imagen meramente ilustrativa). (ChinaCultureCorner.org)

Autor: Mark Miller

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article