Portada - Detalle de "La Hechicera" de John William Waterhouse. Public Domain; La ‘palabra mágica’, Abracadabra, Wikimedia Commons. Deriv.

¡Abracadabra! El Poder de la Magia contra las Fuerzas del Mal

La cultura moderna está dominada por la ciencia y la tecnología, que ofrecen, principalmente, explicaciones acerca del comportamiento humano y las fuerzas de la naturaleza. Pero esto no siempre fue así.  En la actualidad, palabras como "brujería" y "magia" no ejercen el mismo efecto sobre nosotros que ejercían en el pasado; con frecuencia provocan risas y burlas y suelen ir unidas, en el mejor de los casos, a  los trucos del ilusionista, o - más a menudo – y en el peor de los casos, a estafas de muchos timadores. En la antigüedad, el mago y el chamán eran sumamente respetados en muchas culturas, ya que para el resto de la gente ellos eran quienes controlaban las fuerzas invisibles e interpretaban la voluntad de los dioses. Además, eran capaces de proteger el poder del rey o de la familia y de dar estabilidad a un imperio.

Antes de comenzar con nuestro análisis, tenemos que clarificar el tipo de acercamiento que adoptamos en su preparación, así como aclarar otros argumentos que tratan sobre el conocimiento esotérico: este es un serio estudio antropológico, ya que la magia -igual que sucedía con la alquimia, la adivinación, y la compleja astronomía-, históricamente no ha sido ni un entretenimiento ni un puro divertimento. La magia formaba parte de las disciplinas esotéricas que defendían que el conocimiento no era accesible a cualquiera, sino que debía ser transmitido, generación tras generación, entre sus practicantes.

Por tanto, ¿cúal es el conjuro más común de todos? ¡Abracadabra!, por supuesto.

Los orígenes del “Abracadabra”

Probablemente se trate de la palabra mágica más común, pero en realidad no tiene ningún significado definido: fue utilizada como palabra mágica y evocadora del valor esotérico que la tradición popular le atribuyó.

En la antigüedad esta palabra era considerada como un poderoso conjuro para emplear en casos de fiebre o infección. La fuente más antigua que menciona la palabra Abracadabra es el Liber Medicinalis - también conocido como De Medicina Praecepta Saluberrima - escrito por Quintus Serenus Sammonicus, médico de la corte del emperador romano Caracalla en el  siglo III d. C. Sabemos que Sammonicus prescribió que el emperador siempre llevase consigo un amuleto en forma de triángulo invertido que contuviese la palabra escrita en su interior:

La primera mención conocida de la palabra abracadabra tiene lugar en el siglo III d. C. en un libro llamado Liber Medicinalis. Se pensaba que la palabra, escrita al revés y llevada sobre el cuerpo, tenía poderes reconstituyentes. Wikimedia Commons

La primera mención conocida de la palabra abracadabra tiene lugar en el siglo III d. C. en un libro llamado Liber Medicinalis. Se pensaba que la palabra, escrita al revés y llevada sobre el cuerpo,  tenía poderes reconstituyentes. Wikimedia Commons

Se creía que una vez que el paciente se pusiera el amuleto, sentiría un alivio de su enfermedad. Llegados a este punto es necesario recordar que desde la medicina de la antigua Mesopotamia existían ritos de exorcismo contra los demonios que supuestamente provocaban las enfermedades y que las prácticas rituales y astronómicas se remontan, a veces, hasta épocas prehistóricas.

De Medicina Praecepta Saluberrima, de Quintus Serenus Sammonicus, edición de 1662. Fuente: Deutsche Digitale Bibliothek

De Medicina Praecepta Saluberrima, de Quintus Serenus Sammonicus, edición de 1662. Fuente: Deutsche Digitale Bibliothek

Caracalla no fue el único que escogió la práctica de la magia para contrarrestar las fuerzas malignas; los Emperadores Geta y Severo Alejandro también siguieron las recomendaciones de Serenus Sammonicus, utilizando el hechizo con el mismo objetivo.

El enigma del nombre

Algunos investigadores creen que es posible descifrar la etimología de la palabra " abracadabra", hecho para el que, actualmente, existe más de una explicación, por lo que destacaremos las teorías principales.

Una primera teoría toma en consideración la expresión aramea "Avrah KeDabra", que quiere decir, "crearé lo que diga" o "la palabra del mago se hará realidad." Otros estudios defienden que la palabra proviene de la expresión árabe "Abra Kadabra", que quiere decir "permitan a las cosas ser destruidas", refiriéndose en este caso a la enfermedad.  Más que una maldición, los investigadores piensan que la sentencia aramea fue usada como un medio para curar enfermedades.

Otra teoría asegura que abracadabra podría referirse a las palabras hebreas "ab" (padre), "Ben" (hijo) y "ruach hacadosch " (espíritu santo).

Una última teoría expone que la palabra proviene de Abraxas, un término encontrado sobre piedras y gemas que fueron usadas como talismanes. Abracadabra podría haber descrito alguna especie de mediación entre la humanidad y el dios Sol.

Anverso y reverso de gema con la efigie de Abraxas acuñada sobre ella. Public Domain

Anverso y reverso de gema con la efigie de Abrax as acuñada sobre ella. Public Domain

Abracadabra y el poder del Sol

Puede considerarse que la palabra está vinculada con "megas archon", el "Gran Arconte", el príncipe de las 365 esferas. En la cosmología del culto de Basilides de Alejandría  -secta gnóstica que representa un movimiento filosófico-religioso nacido en los siglos II y III d. C.- las siete letras que constituyen la palabra representan a cada uno de los siete planetas: Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, y Saturno.

 La importancia del eslabón entre abracadabra y los poderes sanadores del Sol está presente en algunos amuletos y gemas en los que la palabra, a fin de repeler a las fuerzas malignas, se escribía con intenciones apotropaicas. Los arqueólogos han encontrado muchos amuletos con forma de triángulo y la palabra abracadabra. La palabra era un conjuro que solía recitarse empezando desde la parte superior del triángulo y continuando hasta la última "A" de la base inferior. Se creía que la enfermedad se iría aliviando a medida que se recitaba y que, finalmente, acabaría por desaparecer del todo.

Carta del “Mago", perteneciente a una baraja de tarot del siglo XV. Public Domain

Carta del “Mago", perteneciente a una baraja de tarot del siglo XV. Public Domain

Se ha encontrado la palabra en el documento gnóstico "el Libro Santo del Espíritu Invisible" y también aparece en conversaciones acerca de la magia escritas en algunos papiros griegos.

Resumiendo, la fórmula "abracadabra" tenía para los creyentes un gran poder de curación y dicho poder persistió en la tradición popular. De hecho, existen ejemplos mucho más recientes de amuletos sobre los que se escribió la palabra abracadabra, sobre todo durante los brotes de epidemias. Por ejemplo, durante la peste que diezmó Londres entre los años 1665 y 1666. Daniel Defoe, considerado el padre de la moderna novela inglesa, escribió en "La Historia de la Peste de Londres" que algunos ciudadanos, desesperados, comenzaron a aplicar sobre sus puertas un signo con la palabra "abracadabra" escrita sobre él.

"Saque a su muerto”. Una calle de Londres, durante la Gran Peste de 1665, con un carro cargado de cadáveres y personas lamentando la muerte de sus seres queridos. Wellcome Images, una web operada por Wellcome Trust, fundación de beneficencia global con sede en el Reino Unido.

"Saque a su muerto” . Una calle de Londres, durante la Gran Peste de 1665, con un carro cargado de cadáveres y personas lamentando la muerte de sus seres queridos. Wellcome Images , una web operada por Wellcome Trust, fundación de beneficencia global con sede en el Reino Unido.

Cuando la desesperación domina a la razón y la superstición oscurece al intelecto, los hombres frecuentemente pierden su camino. Es crucial que nosotros no entreguemos a la débil ignorancia la brillante luz del conocimiento.

Imagen de Portada: Detalle de "La Hechicera" de John William Waterhouse. Public Domain; La ‘palabra mágica’, Abracadabra, Wikimedia Commons. Deriv.

Autor: Dr. Massimo Bonasorte  

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article