Tela obsequiada por Ptolomeo XII Auletes al templo de Hathor

Arqueólogos polacos descubren un extraño regalo del padre de Cleopatra

(Leer articulo en una sola página)

Durante excavaciones realizadas en Tebas Occidental (hoy en día es la moderna ciudad de Lúxor), arqueólogos polacos descubrieron una tela de lino que alguna vez fue un regalo del padre de Cleopatra VII, la legendaria reina egipcia, para un templo egipcio.

Los arqueólogos exploraron un pozo profundo en una tumba perteneciente a un dignatario del Reino Medio del Antiguo Egipto (alrededor del año 2000 a.C.). La tumba está ubicada en la necrópolis de Sheij Abd el-Qurna, que luego fue ocupada por monjes cristianos coptos que vivieron en el sitio como ermitaños durante el siglo VI d.C.

"Probablemente los monjes que vivían en la ermita, quienes traían todo lo que se pudiera usar de las zonas alrededor, encontraron la tela en las ruinas de un templo cercano y la tomaron para darle un uso práctico" dijo Andrzej Ćwiek, director adjunto de la misión, a Science In Poland . "Tuvimos suerte de descubrir este objeto único."

Ćwiek es empleado de la Universidad Adam Mickiewicz y del Museo Arqueológico en Poznań. Las excavaciones fueron llevadas a cabo bajo concesiones obtenidas por el Centro de Arqueología del Mediterráneo de la Universidad de Varsovia.

El fragmento de lino tiene un jeroglífico pintado con tinta. Dos columnas de cartuchos con bordes ornamentales rodean el nombre del faraón Ptolomeo XII, conocido como Auletes (80-51 a.C.), padre de Cleopatra VII. En el siglo III, un escriba le agregó el nombre de la diosa Isis. El fragmento es de un velo, una cortina que se utilizaba para cubrir una imagen santa, como la estatua de una deidad en el templo de Hathor, cerca de Deir el-Medina. Probablemente, el velo era un regalo de Ptolomeo XII para la deidad, dado que los cartuchos pueden verse en el portón del templo. Según el doctor Ćwiek, esto indica que el faraón estuvo involucrado en la creación del templo. Él pudo haber financiado el equipamiento del templo y también el velo.

Templo de Hathor, Deir el-Medina

Templo de Hathor, Deir el-Medina ( Wikimedia Commons )

Deir el-Medina es el lugar de una aldea obrera, alguna vez utilizada para acomodar trabajadores empleados en la construcción de tumbas reales en el famoso Valle de los Reyes, donde se encuentra la tumba de Tutankamón. Aunque en principio el templo está dedicado a Hathor, la diosa vaca egipcia, también tiene santuarios en honor a Amón, Socar, Osiris y Amón Ra - Osiris - Osiris y Amún o Amún Ra respectivamente. Osiris fue el dios egipcio de la muerte y del inframundo, pero también de la fertilidad y la agricultura.

La profesora Ewa Laskowska-Kusztal del Instituto de Cultura Mediterránea y Oriental PAS ayudó en la identificación del objeto.

Los arqueólogos también encontraron otros objetos entre los escombros en el pozo a varios metos de profundidad. Entre ellos había fragmentos de ladrillos de barro del periodo faraónico y copto, ataúdes de madera, cuentas pequeñas de fayenza y amuletos, y estatuillas ushebti de arcilla (figuras fúnebres que se pensaba que servirían a los muertos en la otra vida). Había muchas estatuillas de estas ubicadas en tumbas con el propósito de ayudar al difunto después de la muerte, de acuerdo con la orden del dios Osiris. La investigación aún está lejos de terminar y las excavaciones en el sitio seguirán hasta febrero de 2016.

Estatuillas ushebti de arcilla descubiertas en el pozo, Lúxor, Egipto

Estatuillas ushebti de arcilla descubiertas en el pozo, Lúxor, Egipto ( M. Kaczanowicz )

Cleopatra fue la última gobernadora ptolemaica del Antiguo Egipto. Después de su muerte, Egipto se convirtió en una provincia del Imperio Romano. La dinastía ptolemaica tuvo origen griego y macedonio y gobernó el país luego de la muerte de Alejandro Magno en el periodo helenístico. Aunque los ptolomeos se rehusaron a hablar egipcio porque prefirieron el griego, Cleopatra sí aprendió egipcio y durante su gobierno se presentaba como la reencarnación de la diosa Isis, cónyuge de Osiris. Después del asesinato de Julio César, Cleopatra y Egipto se aliaron con Marco Antonio en oposición a Caius Iulius Caesar Octavianus, más tarde llamado Augusto. Luego del suicidio de Antonio tras perder la Batalla de Accio contra Octavio, Cleopatra también se suicidó. Ella tenía tres hijos: los mellizos Alejandro Helios y Cleopatra Selene II, y otro hijo llamado Ptolomeo Filadelfo.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article