La "Máscara de Agamenón", Micenas, máscara mortuoria del siglo XVI a.C.

Cuestionando la micénica máscara mortuoria de Agamenón

(Leer articulo en una sola página)

El alemán Heinrich Schliemann es quizá uno de los arqueólogos más afortunados de la historia. La Máscara de Agamenón no fue el primero sino el segundo descubrimiento más extraordinario que ha hecho. Habiendo ya descubierto la ubicación real de la legendaria Troya, el siguiente proyecto de Schliemann era descubrir el lugar de reposo final de Agamenón, el rey micénico que lideró a las fuerzas griegas durante la Guerra de Troya. Aunque se debate si Schliemann finalmente pudo lograr su segundo objetivo, no cabe duda de que sí hizo otro descubrimiento impresionante en el camino: "la máscara de Agamenón".

Schliemann es probablemente mejor conocido por la identificación de Troya en Hisarlik y por desenterrar el "Tesoro del Príamo". Menos conocida es su posterior excavación en Micenas, Grecia. Sin embargo, fue allí donde realizó otro descubrimiento espectacular: una máscara mortuaria de oro.

Retrato de Heinrich Schliemann

Retrato de Heinrich Schliemann ( Wikimedia Commons )

Agamenón, rey de Micenas

Agamenón es uno de los personajes más famosos de la literatura griega clásica. Además de aparecer en las obras de Homero la Ilíada y la Odisea, Agamenón también fue un personaje preferido por los escritores griegos de la tragedia, ya que su regreso triunfal de Troya fue rápidamente seguido de su asesinato a manos de su esposa Clitemnestra, o de Egisto, amante de ella. Fue el trabajo de Pausanias, un viajero del siglo II d.C., el que le daría a Schliemann las pistas que necesitaba para descubrir la tumba de Agamenón. 

Según Pausanias, en Micenas "también hay recámaras subterráneas de Atreo (el padre de Agamenón) y sus hijos, en las cuales se guardaron sus tesoros... Agamenón tiene su tumba y también Eurimedonte el auriga, mientras que hay otra que es compartida por los gemelos Teledamus y Pelops, según dicen, hijos de Casandra... Clitemnestra y Egisto fueron sepultados a una corta distancia del muro, pues eran considerados indignos de un lugar dentro de la tumba en la que yacía Agamenón y aquellos que fueron asesinados con él."  

El asesinato de Agamenón, ilustración en Argumentos de las Tragedias Griegas (1897), Alfred Church

El asesinato de Agamenón, ilustración en Argumentos de las Tragedias Griegas (1897), Alfred Church ( Wikimedia Commons )

El sepelio de Agamenón

De acuerdo con la interpretación que Schliemann hizo de Pausanias, Agamenón fue sepultado entre los muros de la ciudadela de la Edad de Bronce, lo cual va en contra de la interpretación de investigadores anteriores, quienes creían que las tumbas se encontraban fuera de los muros de la ciudad. En 1874, Schliemann llevó a cabo pruebas dentro de los muros y descubrió paredes de una casa, la piedra de una tumba y algunos objetos de terracota. Esto significaba que el sitio tenía potencial para futuras investigaciones.

Descubriendo las tumbas de Micenas

Dos años más tarde, Schliemann comenzó a excavar en Micenas en representación de la Sociedad Arqueológica de Grecia. Los trabajadores de Schliemann pronto descubrirían estelas que marcaban los límites de una tumba circular de unos 27.5 metros (90 pies) de diámetro que estaba localizada justo adentro del portón de la ciudadela. Esta tumba circular finalmente sería llamada "Círculo A". A finales de agosto, la primera de las cinco tumbas de la Edad de Bronce tardía fue hallada entre el "Círculo A".

Tumba Círculo A en Micenas, Grecia

Tumba Círculo A en Micenas, Grecia ( Wikimedia Commons )

Para finales de noviembre, la excavación de Schliemann a las tumbas reveló que contenían los restos de varios jefes micenas, cinco de los cuales llevaban puestas máscaras doradas. En un telegrama enviado al rey Jorge de Grecia, Schliemann declaró orgullosamente: "Con gran alegría le anuncio a su majestad que he descubierto las tumbas que la tradición proclamada por Pausanias indica que son las tumbas de Agamenón, Casandra, Eurimedonte y sus acompañantes, todos asesinados en un banquete realizado por Clitemnestra y su amante Egisto."  Schliemann afirmó que uno de los restos pertenecía a Agamenón, por consiguiente la máscara que tenía en su rostro fue llamada la "Máscara de Agamenón". 

La máscara mortuoria de oro

La máscara era una máscara mortuoria hecha de una gruesa lámina de oro y martillada contra un fondo de madera. Lugo se utilizó un instrumento puntiagudo para esculpir los detalles más finos. Se dice que la máscara representa el rostro de un hombre con "un rostro alargado, frente amplia, nariz larga y fina, y labios delgados y cerrados." Los detalles de las cejas, el bigote y la barba fueron hechos con la técnica de repujado. Cerca de las orejas había dos hoyos para que la máscara pudiera sostenerse del rostro del difunto con un cordel. De las cinco máscaras de oro, ésta era la única que mostraba a un hombre con barba, por lo que Schliemann concluyó que esa era la que pertenecía a Agamenón.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article