Portada - Ataúd dorado descubierto recientemente en una de las tumbas de Asuán. (Ministerio de Antigüedades de Egipto)

Arqueólogos encuentran 10 tumbas egipcias del Período Tardío excavadas en la roca

(Leer articulo en una sola página)

Una misión egipcia del Ministro de Antigüedades ha encontrado recientemente diez tumbas labradas en la roca y no descubiertas hasta ahora en la margen occidental de Asuán. Los arqueólogos han informado de que las tumbas datan del Período Tardío (664 a. C. – 332 a. C.) y contienen sarcófagos, momias y ajuares funerarios.

El equipo estaba trabajando en el cercano mausoleo de Aga Khan cuando encontró las tumbas. Nasr Salama, director general de Antigüedades de Asuán y Nubia, ha declarado a Ahram Online que las tumbas son arquitectónicamente similares. Todas ellas presentan escalones que conducen a la entrada, seguida ésta por una pequeña cámara funeraria. En el interior de estas cámaras los investigadores han encontrado sarcófagos de piedra y momias, además de objetos como un ataúd dorado, una máscara funeraria pintada, piezas cerámicas y vasos canopos.

Máscara funeraria pintada que forma parte de uno de los ajuares funerarios hallados recientemente en Asuán. (Ahram Online)

Máscara funeraria pintada que forma parte de uno de los ajuares funerarios hallados recientemente en Asuán. ( Ahram Online )

Los ajuares funerarios constituían un elemento muy importante de los enterramientos del antiguo Egipto. Como explicaba el autor de Ancient Origins Dhwty en este artículo sobre los enigmáticos conos funerarios :

Los antiguos egipcios prestaban mucha atención a la vida tras la muerte, y hacían todo lo que podían para proporcionar a los muertos lo que necesitaban. Los ajuares funerarios se enterraban junto con los muertos para ofrecerles protección y sustento en el más allá. Los amuletos y hechizos mágicos, por ejemplo, protegían y ayudaban al difunto en su travesía al Inframundo, mientras que las figuritas conocidas como shabtis podían ser animadas mágicamente para realizar tareas al servicio del difunto en el más allá. Otros elementos enterrados habitualmente con los muertos eran joyas, cerámica, mobiliario y comida.

Vaso canopo hallado en una de las tumbas de Asuán. (Ministerio de Antigüedades de Egipto)

Vaso canopo hallado en una de las tumbas de Asuán. ( Ministerio de Antigüedades de Egipto )

Un estudio inicial de las tumbas sugiere que probablemente sean una extensión de la necrópolis de Asuán, que albergaba supervisores de los Imperios Antiguo, Medio y Nuevo. El equipo volverá a las tareas de excavaciones y conservación de las tumbas en el próximo mes de septiembre. Sus integrantes esperan poder aprender más sobre los difuntos sepultados en ellas cuando se reanuden los trabajos.

En junio del 2015, Mark Miller informaba para Ancient Origins de que otras seis antiguas tumbas egipcias pertenecientes a miembros de la élite de la Dinastía XXVI del Período Tardío faraónico fueron halladas en la necrópolis cercana al mausoleo de Aga Khan. Antes del hallazgo, solo se habían excavado tumbas de las dinastías del Imperio Antiguo y Medio en esa zona de Asuán.

Aquellas tumbas fueron saqueadas en los disturbios del 2011, pero aun así se pudieron encontrar varios objetos impresionantes, entre los que se hallaban algunos sarcófagos con sus momias intactas, estatuas del dios con cabeza de halcón Horus y sus cuatro hijos, y amuletos de diferentes colores, formas y tamaños.

Estatuas halladas en tumbas de Asuán de la Dinastía XXVI en el año 2015. (Ministerio de Antigüedades de Egipto /Egitalloyd Travel Egypt)

Estatuas halladas en tumbas de Asuán de la Dinastía XXVI en el año 2015. (Ministerio de Antigüedades de Egipto / Egitalloyd Travel Egypt )

La Dinastía XXVI ha sido considerada tanto un Renacimiento, tras marcharse los conquistadores asirios y proclamarse a sí mismos reyes los gobernadores egipcios, como el último suspiro de la que fue una gran cultura. Como escribía Mark Miller en su artículo:

Los historiadores aseguran que la prosperidad de la época es evidente en los muchos templos que se construyeron por aquel entonces y en el esmero y la precisión con que reprodujeron antiguas obras de arte y textos literarios. Además, los arqueólogos han descubierto que el número de contratos escritos en papiro a partir de esa época empezó a incrementarse.

El Papiro de Brooklyn, un antiguo papiro médico egipcio que data de aproximadamente el 450 a. C. (Museo de Brooklyn)

El Papiro de Brooklyn, un antiguo papiro médico egipcio que data de aproximadamente el 450 a. C. ( Museo de Brooklyn )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article