Portada-Escena del Yuddha Kanda, uno de los libros del Ramayana. Arriba a la izquierda se ve a la raksashi Trijata (con un sari rojo) en el Pushpaka Vimana, señalando el campo de batalla. Junto a ella está Sita, esposa de Rama. Arriba a la derecha aparece de nuevo el mismo personaje en el Vimana. Manuscrito del Ramayana de Udaipur (India, 1652) (Public Domain)

Astras y Vimanas: Armas de Destrucción Masiva y Naves Voladoras de la Antigua India

(Leer articulo en una sola página)

La India posee una de las culturas más antiguas del mundo, y se cree que sus primeros asentamientos humanos datan de, al menos, hace 9.000 años desarrollándose, posteriormente, a lo largo de todo el Valle del Indo . De hecho hacia los 3.000 años a. C. ya existían en la zona dos importantes ciudades: Harappa y Mohenjo-Daro.

En la India nacieron cuatro de las más importantes religiones del mundo: Hinduismo, Budismo, Jainismo y Sijismo. Tras la más que probable invasión aria (1000-500 a. C.), se inició el Periodo Védico , en el que quedaron establecidas las bases del Hinduismo. El Hinduismo es la tercera religión numéricamente más importante del mundo, tras el Cristianismo y el Islam, con más de 900 millones de fieles. Se la considera como un compendio de metafísica, religión, distintos cultos, costumbres y rituales varios que conforman una tradición en la que ni existen dogmas únicos, ni una clara institución predominante. Una mezcla de creencias de numerosos pueblos procedentes de diferentes regiones que se establecieron en la cuenca del río Ganges  y que fueron escritas a manera de revelaciones en diversos escritos védicos y otros libros sagrados.

Sus principales textos sagrados son los cuatro “ Vedas” (literalmente: “conocimiento”). Pero el Hinduismo posee muchos otros textos sagrados como por ejemplo los “ Smiriti” (“lo recordado, la triadición”). Dentro de estos últimos destacaremos dos: el  Ramayana (épica historia del rey-dios Rama) y el poema épico Mahabharata. Dos textos en los que encontraremos numerosas referencias a los Vimanas (principalmente en el Ramayana) y a los Astras (en ambos).

VIMANAS: LAS NAVES VOLADORAS DE LA ANTIGUA INDIA

El resplandeciente Pushpaka Vimana, principal vimana del Ramayana, surcando los cielos por encima del Océano Índico. A la derecha se puede observar la isla de Lanka, hoy Sri Lanka, unida por un puente al subcontinente Indio (abajo) (Wikimedia Commons)

El resplandeciente Pushpaka Vimana, principal vimana del Ramayana, surcando los cielos por encima del Océano Índico. A la derecha se puede observar la isla de Lanka, hoy Sri Lanka, unida por un puente al subcontinente Indio (abajo) ( Wikimedia Commons )

A lo largo de la historia del ser humano se cuentan innumerables relatos sobre extraños objetos surcando los cielos y transportando a dioses o incluso hombres. Claros ejemplos son las voladoras alfombras de Arabia , el carro de fuego que eleva al cielo al bíblico Elías y las naves como burbujas o perlas capaces de transportar a la gente a velocidades inimaginables aparecidas en el Canchur (libro milenario tibetano del cual se ha descifrado una mínima parte). Pues bien,  los Vimanas son las míticas máquinas voladoras descritas en la antigua literatura hindú.

Son numerosas y extensas las referencias a estas naves que llegaron a ser utilizadas en conflictos bélicos entre dioses, humanos y otros seres mitológicos. Se las suele describir de diferentes tamaños y formas. Pueden aparecer como esferas lumínicas, como carro o carroza de los dioses, como míticos automóviles aéreos, como asiento o trono que se mueve por sí mismo -y carga a su ocupante a través del aire- y hasta como casas, palacios o ciudades que podían albergar a muchísimas personas dentro. El Ramayana, por ejemplo, los describe del siguiente modo:

 “Los Vimanas tenían la forma de una esfera y navegaban por los cielos levantando un fuerte viento. Hombres a bordo de los Vimanas podían así cubrir grandes distancias en un espacio de tiempo sorprendentemente corto, pues el hombre que conducía lo hacía a su voluntad volando de abajo arriba, de arriba abajo, adelante o atrás”.

Recreación artística de la isla voladora de “Laputa” aparecida en “Los Viajes de Gulliver”: un moderno Vimana. (Flickr)

Recreación artística de la isla voladora de “Laputa” aparecida en “Los Viajes de Gulliver”: un moderno Vimana. ( Flickr)

Estos “aparatos voladores” estaban construidos con metales, madera, espejos, cobre, imanes y otros materiales. Por su parte, los motores serían de vórtice de mercurio o de algún derivado de éste. Un ejemplo de Vimana mucho más actual y ajeno a la cultura hindú sería, por ejemplo la isla volante de “ Laputa”. Laputa es una isla artificial imaginaria descrita en “ Los viajes de Gulliver ”, obra de Jonathan Swift , con la sorprendente característica de que puede volar. Laputa tenía una base de diamante y flotaba en el aire por medio de un gigantesco imán. Dicho dispositivo natural permitía a sus habitantes dirigirla en cualquier dirección. 

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article