Portada-Entrada a uno de los acueductos de Nazca, denominados puquios. Fotografía: (Public Domain)

Resuelto el misterio de los agujeros en espiral de Nazca

Los agujeros en espiral conocidos como puquios se encuentran en la región peruana de Nazca. El mismo lugar en el que se hallan las famosas y gigantescas imágenes geométricas grabadas sobre el terreno. Tras años de debate científico sobre estas extrañas espirales, el misterio de estas formaciones parece resuelto. Los habitantes de Nazca dominaron esta región del 1000 a. C. al 750 d. C. Se cree que ellos construyeron estos puquios, considerados un antiguo sistema de acueductos subterráneos. Los orígenes de estas formaciones constituyeron un enigma durante décadas, pero según el artículo publicado por Rosa Lasaponara, investigadora del Instituto de Metodologías para el Análisis del Medio Ambiente, su equipo ha desvelado el misterio.

La BBC informa  de que la utilización de imágenes de satélite ha permitido al equipo descubrir finalmente que los puquios son un complejo sistema hidráulico, construido para extraer agua de acuíferos subterráneos. Rosa Lasaponara cree que el descubrimiento realizado explica cómo los nativos de Nazca eran capaces de vivir en una región en la que el agua escasea. De hecho no solo sobrevivieron, sino que también fueron capaces de practicar la agricultura.

Canales de irrigación de Nazca. (CC BY 2.0)

Canales de irrigación de Nazca. ( CC BY 2.0 )

Según Rosa Lasaponara :

Lo que es claramente evidente a día de hoy es que el sistema de puquios debió encontrarse mucho más desarrollado de como aparece en la actualidad. Al explotar una fuente de suministro de agua inagotable a lo largo de todo el año, el sistema de puquios contribuyó a posibilitar la agricultura intensiva en los valles de una de las regiones más áridas del planeta.

La investigadora está convencida  de que estos túneles en espiral se empleaban para dirigir el viento hacia una serie de canales subterráneos que a continuación impulsaban el agua a través de este sistema en dirección a las zonas en las que se requería. Lasaponara cree que los puquios constituían el proyecto hidráulico más avanzado de la región de Nazca. Permitía que hubiera agua disponible a lo largo de todo el año en el extenso territorio dominado por los Nazca. Esta agua no solo se empleaba para la agricultura, sino también para otras necesidades domésticas básicas.

Jarra de la cultura Nazca. (Museo de Brooklyn)

Jarra de la cultura Nazca. ( Museo de Brooklyn )

Los resultados  de la investigación realizada por Lasaponara demuestran que los nativos de Nazca poseían un profundo conocimiento de la geología de la región y de las variaciones anuales en el abastecimiento de agua. Para construir los puquios, el pueblo Nazca debió hacer uso de tecnología especializada.

“Lo realmente impresionante son los grandes esfuerzos, organización y cooperación requeridos para su construcción y su mantenimiento regular. El mantenimiento probablemente estuviera basado en un sistema colaborativo y socialmente organizado, similar al adoptado para la construcción de las famosas ‘Líneas de Nazca’, claramente relacionadas en algunos casos con la presencia de agua,” explica Lasaponara.

Puquio de Nazca. (CC BY 2.0)

Puquio de Nazca. ( CC BY 2.0 )

La investigadora ha informado a los medios de que los detalles de su estudio se publicarán este mismo año en la revista Science and Archaeology (‘Ciencia y Arqueología’), en un artículo titulado Ancient Nasca World: New Insights (‘El antiguo mundo de Nazca: nuevas revelaciones’) . 

El territorio de la región de Nazca lleva muchas décadas siendo estudiado, pero aún alberga muchos secretos . Hace algunos años, David Jonson , ex-profesor, camarógrafo y estudioso independiente de Poughkeepsie, Nueva York, planteó su propia teoría sobre los geoglifos de Nazca. Jonson cree que los gigantescos dibujos sirven de mapas e indicadores de las corrientes de agua subterránea que abastecen la red de puquios.

Desde principios de los años 90, Jonson ha estado investigando las famosas llanuras de las Líneas de Nazca, que ocupan una superficie de unas 280 millas cuadradas (752,2 kilómetros cuadrados). Jonson ha pasado muchas semanas en la región de las llanuras costeras de Perú estudiando las famosas líneas, consideradas uno de los mayores enigmas del mundo. Muchos expertos creen también que las Líneas de Nazca desempeñan alguna funcion astronómica ritual.

Líneas de Nazca: figura conocida como ‘el Perro’. (CC BY SA 2.5)

Líneas de Nazca: figura conocida como ‘el Perro’. ( CC BY SA 2.5 )

En agosto del año 2015, William James Veal escribía para Ancient Origins sobre su investigación relacionada con los 7.000 misteriosos agujeros hallados en el valle peruano de Pisco. Hasta entonces, “los científicos no habían prestado la atención necesaria para resolver el misterio de los cerca de 7.000 agujeros que se abren camino serpenteando a lo largo de casi una milla a través de la accidentada llanura de Cajamarquilla que rodea el valle peruano de Pisco.”

Veal escribe en su artículo que: “Alrededor de 7.000 agujeros han sido excavados en una franja de unos 20 metros de ancho, siendo su diámetro medio de aproximadamente 0,5 metros. Algunos de estos hoyos están dispuestos en líneas rectas casi perfectas, otros en hileras curvas. Cada línea presenta entre nueve y doce cavidades.”

Según el investigador , los “misteriosos agujeros de Perú” están sin duda destinados a convertirse en un magnífico ejemplo de los conocimientos artísticos y técnicos procedentes de la región mediterránea que un antiguo pueblo precolombino importó a Sudamérica. Jonson cree que “cierto tiempo después de su llegada, los emigrantes habían creado, quizás por necesidad, un sistema de recogida y filtración de aguas simple, económico y que no requería de un uso intensivo de mano de obra.”

Imagen de portada. Entrada a uno de los acueductos de Nazca, denominados puquios. Fotografía: ( Public Domain )

Autor: Natalia Klimczak

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

 

Next article