All  
Portada - Modelo tridimensional impreso del antiguo yacimiento de Puma Punku, Tiwanaku, Bolivia. Fuente: Dr. Alexei Vranich, 2018

Investigadores recrean la antigua y avanzada arquitectura de Puma Punku mediante una impresora 3D

Parte del antiguo yacimiento arqueológico de Tiwanaku, Bolivia, donde según creían los incas el mundo fue creado, ha sido reconstruido utilizando modelos tridimensionales impresos de fragmentos de un antiguo edificio. Los resultados se han presentado en un estudio publicado en la revista de acceso abierto Heritage Science.

Investigadores de la Universidad de California en Berkeley, Estados Unidos, han creado fieles modelos impresos tridimensionales en miniatura de fragmentos arquitectónicos para reconstruir el edificio Puma Punku del yacimiento de Tiwanaku. Considerado como una maravilla arquitectónica de su tiempo (500 d. C. – 950 d. C.), Puma Punku fue saqueado a lo largo de los últimos 500 años, hasta el punto que ninguno de los 150 bloques de los que constaba el edificio original continúa en su lugar original.

Dibujo de las losas de piedra arenisca realizado en 1848 por Leonce Angrand. Obsérvense los contornos geométricos tallados en las losas que en el pasado formaron parte de una imponente arquitectura. (Fuente de la imagen: Heritage Science)

Dibujo de las losas de piedra arenisca realizado en 1848 por Leonce Angrand. Obsérvense los contornos geométricos tallados en las losas que en el pasado formaron parte de una imponente arquitectura. (Fuente de la imagen: Heritage Science)

El Dr. Alexei Vranich, autor correspondiente de la recreación, afirmaba al respecto: “Un gran reto aquí es que la mayoría de las piedras de Puma Punku son demasiado grandes para moverlas, y que las notas de campo de investigaciones anteriores realizadas por otros nos presentan datos complejos y engorrosos que es difícil visualizar. La intención de nuestro proyecto era traducir esos datos en algo que tanto nuestras manos como nuestra mente pudieran manejar. La impresión de modelos tridimensionales en miniatura de las piedras nos permitió manipular y colocar de nuevo rápidamente los bloques para poder reconstruir y recrear la estructura.”

Piezas impresas en 3D sobre una tabla que representa la antigua base de losas de piedra arenisca. (© Alexei Vranich, Heritage Science/CC BY 4.0)

Piezas impresas en 3D sobre una tabla que representa la antigua base de losas de piedra arenisca. (© Alexei Vranich, Heritage Science/CC BY 4.0)

“Es posible que el uso de modelos tridimensionales impresos de fragmentos pueda ayudar en el estudio de otros lugares históricos que se han venido abajo con el paso del tiempo, como Angkor Wat en Camboya, o que han sido víctimas de una destrucción reciente, como Palmira en Siria.”

La reconstrucción tridimensional de Puma Punku no sólo muestra las posibles configuraciones del que podría haber sido el antiguo aspecto del lugar, sino que además aporta pistas sobre el propósito del edificio.

Piedras megalíticas talladas del antiguo y misterioso complejo de Puma Punku, Tiwanaku, Bolivia. (dmitriy-rnd/Adobe Stock)

Piedras megalíticas talladas del antiguo y misterioso complejo de Puma Punku, Tiwanaku, Bolivia. (dmitriy-rnd/Adobe Stock)

El Dr. Vranich explicaba sobre el proyecto: “Un descubrimiento particularmente interesante fue que las puertas destrozadas de diferentes tamaños que estaban esparcidas alrededor del lugar estaban alineadas de tal manera que creaban un efecto de “espejo”; la impresión de mirar hacia el infinito, cuando, de hecho, el espectador estaba viendo una sola habitación. Esto puede estar relacionado con la creencia de los incas según la cual éste fue el lugar donde el mundo fue creado, y también podría sugerir que el edificio era utilizado como espacio ritual.”

Reconstrucción virtual del edificio entero, construido originalmente de andesita. (© Alexei Vranich, Heritage Science/CC BY 4.0)

Reconstrucción virtual del edificio entero, construido originalmente de andesita. (© Alexei Vranich, Heritage Science/CC BY 4.0)

Los autores imprimieron modelos tridimensionales de un total de 140 piezas de andesita y 17 losas de piedra arenisca basándose en las mediciones realizadas por varios expertos a lo largo del último siglo, y la mitad de las alturas, longitudes y anchuras de los bloques se obtuvieron en el propio yacimiento de Tiwanaku. Una vez modelados en el ordenador, y posteriormente plasmados en objetos sólidos con una impresora 3D, los autores pudieron manipular físicamente los bloques para reconstruir el lugar, probando de este modo las diferentes formas en las que podían encajar entre sí.

Proceso de creación de modelos en 3D: Notas de campo originales (1); (2) Modelo tridimensional virtual realizado por el programa SketchUp; (3) Traducción a formato .stl y comprobación de que el modelo es “estanco”; (4) Impresión en un lecho de material pulverizado; (5) eliminación del material pulverizado sobrante; (6) Aplicación de una solución de cianocrilato; (7) Modelo definitivo. (© Alexei Vranich, Heritage Science/CC BY 4.0)

Proceso de creación de modelos en 3D: Notas de campo originales (1); (2) Modelo tridimensional virtual realizado por el programa SketchUp; (3) Traducción a formato .stl y comprobación de que el modelo es “estanco”; (4) Impresión en un lecho de material pulverizado; (5) eliminación del material pulverizado sobrante; (6) Aplicación de una solución de cianocrilato; (7) Modelo definitivo. (© Alexei Vranich, Heritage Science/CC BY 4.0)

El Dr. Vranich comentaba finalmente sobre el trabajo del equipo: “Este esfuerzo representa un paso tecnológico atrás respecto a otros métodos recientes que utilizaban modelos informáticos para recrear las estructuras en pantalla, ya que el cerebro humano sigue siendo más eficiente que un ordenador a la hora de manipular y visualizar formas tridimensionales irregulares. Intentamos capitalizar la capacidad aprendida por los arqueólogos de visualizar y rotar mentalmente objetos irregulares en el espacio proporcionándoles objetos tridimensionales impresos que podían manipular físicamente.”

Imagen de portada: Modelo tridimensional impreso del antiguo yacimiento de Puma Punku, Tiwanaku, Bolivia. Fuente: Dr. Alexei Vranich, 2018

Este artículo, titulado originalmente 3D-printed reconstructions provide clues to ancient site’, fue publicado por primera vez en Science Daily.

Fuente: BioMed Central. “3D-printed reconstructions provide clues to ancient site.” ScienceDaily. ScienceDaily, 12 de diciembre del 2018. www.sciencedaily.com/releases/2018/12/181212200743.htm

Referencias:

Alexei Vranich. Reconstructing ancient architecture at Tiwanaku, Bolivia: the potential and promise of 3D printing. Heritage Science, 2018; 6 (1) DOI: 10.1186/s40494-018-0231-0

Siguiente Artículo