All  
Portada-La iglesia colonial que ha emergido del embalse Nezahualcóyotl, en el estado mexicano de Chiapas. Fotografía: Associated Press.

Impresionante Iglesia del Siglo XVI Emerge de un Embalse Mexicano por la Sequía

Los restos de una iglesia colonial española de hace 400 años han emergido de las profundidades de la presa Nezahualcóyotl, más conocida como presa Malpaso, en el estado de Chiapas, México, tras provocar la sequía un descenso de 25 metros (82 pies) en el nivel de sus aguas. La iglesia, conocida como Templo de Santiago o Templo de Quechula, se perdió originalmente en aguas del embalse en 1966, cuando finalizaron las obras de la presa en el río Grijalva. Los turistas se agolpan ahora en este lugar para poder contemplar el Templo de cerca antes de que desaparezca de nuevo bajo las aguas.

 

A photo posted by Exploring Chiapas (@exploringchiapas) on

La iglesia mide 183 pies de largo (61 metros) y 42 pies de ancho (14 metros), alcanzando la torre del campanario una altura de 48 pies (16 metros) por encima del nivel del suelo sobre el que se asienta el edificio.

El Templo de Quechula fue construido a mediados del siglo XVII por un grupo de monjes encabezado por Fray Bartolomé de las Casas. Los frailes Dominicos también edificaron en torno a la iglesia una ciudad a la que llamaron Quechala, y de la que el propio de las Casas se proclamó Obispo.

Mexico News Daily informa de que la región estuvo habitada en el pasado por el pueblo Zoque, predecesores de los olmecas. En 1494 fueron invadidos y derrotados por los aztecas antes de que los españoles ocuparan las tierras de los Zoque en 1523. Bajo el dominio español, su población fue diezmada por las enfermedades y el agotamiento causado por los duros trabajos a los que estaban sometidos, y sus tierras se parcelaron y repartieron entre los colonos.

De las Casas apoyó en un principio la colonización y sometimiento de los Zoque, pero con el tiempo adoptó una actitud contraria y acabó escribiendo sobre los horrores de la colonización.

Fray Bartolomé tenía puestas grandes esperanzas en la ciudad de Quechala, esperando que algún día se convirtiera en una gran urbe. No obstante, en 1773 una epidemia azotó a la localidad, obligando a sus habitantes a huir. La ciudad y su iglesia fueron abandonadas.

Casi dos siglos más tarde, cuando concluyeron las obras de la presa en el río Grijalva, no solo esta iglesia colonial, sino también toda su ciudad y los pueblos y yacimientos arqueológicos de los alrededores quedaron anegados.

Desde la agencia Associated Press se informa de que los turistas se están agolpando ahora en el lugar para contemplar el templo quizás por última vez antes de que vuelva a desaparecer bajo las aguas. El pescador local Leonel Mendoza ha estado acompañando durante un tiempo en su barca a grupos de curiosos que querían ver la iglesia más de cerca.

Según Azteca Noticias es la tercera vez en la historia en que la escasez de lluvias ha provocado que la iglesia quedara al descubierto. La primera vez que ocurrió fue en el 2003, y las aguas decrecieron hasta tal punto que la gente pudo visitar la iglesia a pie. El pescador local Leonel Mendoza lo rememora, explicando en declaraciones a Associated Press: "La gente lo celebraba. Venían a comer, a pasar el rato, a hacer negocios… Yo les vendía pescado frito. Hicieron procesiones alrededor de la iglesia".

Curiosos y turistas están aprovechando esta oportunidad mientras aún están a tiempo para explorar la iglesia y contemplarla de cerca, ya que cuando las lluvias la cubran de nuevo, se desconoce cuándo volverá a emerger este magnífico templo de las aguas de la presa Nezahualcóyotl.

Imagen de portada: La iglesia colonial que ha emergido del embalse Nezahualcóyotl, en el estado mexicano de Chiapas. Fotografía: Associated Press.

Autor: April Holloway

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo