Portada-Quipu inca del Museo Larco, Lima, Perú. Fuente: Claus Ableiter/CC BY SA 3.0

Estudio sobre los quipus incas: un complejo sistema de escritura aún por descifrar

Los arqueólogos han descubierto una colección de ‘quipus’, sistema de cuerdas y nudos de diferentes colores que utilizaban los incas para registrar diversos asuntos y enviar mensajes en las épocas precolonial y postcolonial en Perú, y están estudiando su posible relación con una invasión inca del sur de Perú que tuvo lugar a finales del siglo XV.

Los científicos no han conseguido hasta ahora descifrar el significado del ‘quipu’, pero sospechan que los que se encontraron en el año 2014 en un edificio para almacenar alimentos entre las ruinas de Incahuasi, a unas 100 millas (161 kilómetros) al sur de Lima, registraban el abastecimiento de provisiones para las tropas que se estaban concentrando en esa zona para subyugar la región del sur. Incahuasi se convirtió en un centro administrativo inca en los años posteriores a esta invasión.  

Los investigadores tienen la esperanza de que el quipu relativamente sencillo hallado en Incahuasi pueda ayudarles a descifrar otros más complejos procedentes de otros lugares del Imperio Inca, y que posiblemente registraran información legal, administrativa, de calendario e incluso histórica. Los quipus, la mayor parte de los cuales datan de entre el 1400 y el 1532, han sido descritos como un código binario tridimensional. Los españoles destruyeron la mayor parte de los quipus, pero aún se conservan 870 en museos y colecciones privadas.

Mapa del Imperio Inca: nótese la gran franja de color verde al sur, región que invadieron los incas a finales del siglo XV. (Public Domain)

Mapa del Imperio Inca: nótese la gran franja de color verde al sur, región que invadieron los incas a finales del siglo XV. ( Public Domain )

Gary Urton, experto en quipus, ha declarado al New York Times : “Podemos fijarnos en cómo el quipu chile difiere de los quipus cacahuete y maíz en aspectos como el color y otras características, y podemos construir una especie de vocabulario de signos dependiendo del significado que se daba a esto o aquello en su mundo.” Mediante el Khipu Database Project , (Proyecto para una Base de Datos del Quipu), Urton está analizando la colección de quipus junto con el arqueólogo Alejandro Chu, director de las excavaciones de Incahuasi.

Los quipus duplicados descubiertos en Incahuasi también confirman una observación realizada por el cronista español del siglo XVII Garcilaso de la Vega, que escribió:

Con ser los quipucamayus tan fieles y legales como hemos dicho, habían de ser en cada pueblo conforme a los vecinos de él, que por muy pequeño que fuese el pueblo, había de haber cuatro, y de allí arriba, hasta veinte y treinta, y todos tenían unos mismos registros, aunque por ser los registros todos unos mismos, bastaba que hubiera un contador o escribano, querían los incas que hubiese muchos en cada pueblo, y en cada facultad, por excusar la falsedad, que podía haber entre los pocos, y decían que habiendo muchos, habían de ser todos en la maldad o ninguno.

El New York Times informa de que en el transcurso de las excavaciones realizadas en Incahuasi se han hallado duplicados de conjuntos de quipus atados juntos. Los investigadores creen que los incas confeccionaban estos duplicados para “conservar los libros” de forma más precisa.

Los quipus de Incahuasi posiblemente registraran diferentes alimentos por colores, nudos u otros elementos. Por ejemplo, el maíz, el chile, los cacahuetes y los frijoles tendrían todos diferentes signos, y los investigadores tienen intención de compararlos con una amplia base de datos de otros quipus para comprobar si realmente era así.

Un complejo quipu de varios colores. (CC BY SA 3.0)

Un complejo quipu de varios colores. (CC BY SA 3.0 )

El ‘quipu’ consta de hasta 2.000 cordeles, a menudo de lana de llama o alpaca, colgando de una cuerda principal. La posición de los nudos y los diferentes giros y coloraciones  de los cordeles están dispuestos en un sistema de base 10. Un solo quipu puede registrar y mostrar hasta 1.500 unidades de información, según leemos en la revista Asian Scientist . Si lo comparamos con otros sistemas, la capacidad de los jeroglíficos egipcios permite registrar hasta 800 bits de información, y la escritura cuneiforme menos de 1.500.

Documento de una ofrenda de animales a diversos dioses en escritura cuneiforme sumeria; al parecer los quipu contienen más bits de información que los jeroglíficos egipcios y la escritura cuneiforme. (Rama/CC BY SA 2.0)

Documento de una ofrenda de animales a diversos dioses en escritura cuneiforme sumeria; al parecer los quipu contienen más bits de información que los jeroglíficos egipcios y la escritura cuneiforme. ( Rama/CC BY SA 2.0 )

Según Alejandro Chu, en informaciones aparecidas en el New York Times, las crónicas de los colonizadores españoles hablan de disputas sobre tierras en las que los incas llevaban quipus al tribunal y los utilizaban para justificar sus reclamaciones acerca de la propiedad del terreno. Los escribas leían el quipu y los funcionarios de tribunal registraban la información, tanto en la época precolombina como en la colonial.

Escriba con un quipu. (Public Domain)

Escriba con un quipu. ( Public Domain )

La revista Asian Scientist también informa de que los investigadores siempre se han preguntado por qué los avanzados incas no disponían de un sistema de escritura: un enigma al que se refieren como “la Paradoja Inca.” Los estudiosos pensaban hasta ahora que el quipu se empleaba meramente para contabilidad y censos. Pero análisis más recientes han llevado a los investigadores a la conclusión de que el quipu podía ser una forma de escritura.

Cordeles de un ‘quipu’ expuesto en un museo de Lima. (Public Domain)

Cordeles de un ‘quipu’ expuesto en un museo de Lima. ( Public Domain )

“Sin duda, los documentos históricos españoles indican que los nativos consideraban que los quipu eran narraciones,” leemos en el Asian Scientist. “Una crónica describe un encuentro entre viajeros españoles y un anciano, que afirmaba que el quipu que llevaba consigo contenía un registro de todo lo que habían hecho los conquistadores, ‘tanto lo bueno como lo malo.’ Los españoles quemaron el quipu y castigaron al hombre. En otra crónica, un sacerdote jesuita habla de una mujer que utilizó un quipu para escribir una confesión de su vida entera.”

Imagen de portada: Quipu inca del Museo Larco, Lima, Perú. Fuente: Claus Ableiter/CC BY SA 3.0

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article