All  
Portada-El equipo de investigadores halló ánforas de un tipo jamás descubierto hasta ahora en arqueología submarina. Además se encontraron anclas, cerámica utilizada por la tripulación y ollas para cocinar. (Foto: V. Mentogianis)

Descubiertos 22 barcos hundidos en el Mar Egeo a lo largo de más de 2.000 años

Un equipo de arqueólogos que se encuentra realizando una exploración submarina en aguas territoriales griegas del mar Egeo ha descubierto 22 impresionantes barcos mercantes naufragados que se hundieron entre el 700 a. C. y el siglo XVI. Los investigadores han inspeccionado solamente el 5% de las costas del archipiélago de Fourni hasta ahora, y esperan hallar más barcos hundidos en esta zona cuando vuelvan para reanudar los trabajos.

El jefe del equipo de investigadores, Peter Campbell, ha explicado a Ancient Origins que el gran número de barcos naufragados en este área tan reducida se debe al gran volumen de tráfico marítimo en esta zona en la antigüedad, no a la peligrosidad de sus aguas.

“Es un hallazgo realmente singular,” ha afirmado Campbell en un mensaje electrónico. Los expertos se están refiriendo a este descubrimiento como uno de los más importantes hitos arqueológicos del año 2015.

El archipiélago Fourni ocupa un área de 17 millas cuadradas (44 kilómetros cuadrados) entre las islas de Icaria y Samos, y se encuentra justo en medio de una antigua ruta comercial que iba de este a oeste y seguía en dirección norte para conectar las regiones del Egeo y el Mar Negro con el Próximo Oriente del Mediterráneo oriental.

“Aún estamos trabajando para intentar averiguar su tamaño [de los barcos] ya que [en principio] se trataba solamente de una inspección,” ha declarado a Ancient Origins el arqueólogo submarino Peter Campbell, codirector de la investigación. Y añade, “Por tanto hay depósitos enterrados y se han saqueado (robado) gran cantidad de objetos a lo largo de los años.”

“Todos estos barcos eran veleros mercantes. No sabemos exactamente cuál era su origen, pero podemos deducir algunas cosas a partir de su cargamento principal. La mayoría parecen proceder o de la región del Mar Negro o del norte del Egeo.”

Se encontraron bastantes ánforas de un tipo jamás descubierto hasta ahora en arqueología submarina entre los 22 barcos sumergidos bajo las aguas del archipiélago de Fourni. (Foto: V. Mentogianis)

Se encontraron bastantes ánforas de un tipo jamás descubierto hasta ahora en arqueología submarina entre los 22 barcos sumergidos bajo las aguas del archipiélago de Fourni. (Foto: V. Mentogianis)

Campbell, de la Universidad de Southampton, es co-director de la Fundación Náutica RPM, con base en los Estados Unidos. Ha trabajado con arqueólogos del Eforato griego de Antigüedades Submarinas y también con pescadores locales, buceadores a pulmón libre y pescadores de esponjas, que llevaban años contando historias acerca de los restos hundidos.

Esta ha sido la primera inspección arqueológica submarina llevada a cabo en aguas del archipiélago de Fourni. Las costas occidentales de Samos e Icaria no disponen de puertos, ni siquiera de fondeaderos, de modo que Fourni era el lugar más seguro en el que podían recalar los barcos en la antigüedad.

Este mapa muestra a Ikaria y Samos junto a la costa de Turquía, con Estambul a bastante distancia en dirección nordeste. Las noticias acerca de los barcos hundidos proceden de las aguas en torno a Samos y de Estambul, lugares que formaban parte de las mismas rutas marítimas en la antigüedad. (Mapa realizado por Eric Gabe/Wikimedia Commons)

Este mapa muestra a Ikaria y Samos junto a la costa de Turquía, con Estambul a bastante distancia en dirección nordeste. Las noticias acerca de los barcos hundidos proceden de las aguas en torno a Samos y de Estambul, lugares que formaban parte de las mismas rutas marítimas en la antigüedad. (Mapa realizado por Eric Gabe/Wikimedia Commons)

“Se han encontrado barcos hundidos tanto en aguas someras como en otras más profundas,” explica Campbell a Ancient Origins. “El gran volumen de naufragios se debe a que Fourni formaba parte de la ruta de varias arterias comerciales, pero era un lugar seguro en el que fondear. Otras islas con litorales similares solo tienen en sus aguas de 3 a 5 barcos naufragados, así que no es cosa de la profundidad. Tiene más que ver con el volumen de tráfico a lo largo de muchos siglos.”

Según Discovery, más de la mitad de los barcos hundidos bajo las aguas de Fourni naufragaron durante la época Tardorromana, entre el 300 d. C. y el 600 d. C. Otros barcos procedían de la Época Arcaica, entre el 700 a. C. y el 480 a. C., la Clásica entre el 480 a. C. y el 323 a. C., y la Helenística del 323 a. C. al 31 a. C. Había incluso alguno de finales de la Edad Media (siglo XVI).

Tres de los barcos transportaban tipos de ánforas jamás descubiertos hasta ahora en arqueología submarina. Los cargamentos demuestran la clara existencia de comercio entre los mares Negro y Egeo, Chipre, el Próximo Oriente, y Egipto, en todos los períodos históricos. El equipo ha recogido objetos representativos de cada uno de los barcos hundidos para analizarlos y quizás exponerlos al público más adelante.

El equipo ha recogido objetos representativos de cada uno de los 22 barcos hundidos para analizarlos y posiblemente exponerlos en el futuro. (Foto: V. Mentogianis)

El equipo ha recogido objetos representativos de cada uno de los 22 barcos hundidos para analizarlos y posiblemente exponerlos en el futuro. (Foto: V. Mentogianis)

En otra noticia, esta vez en Turquía, podemos leer en el Hurriyet Daily News que el análisis realizado en 37 barcos excavados entre los años 2005 y 2013 durante la construcción de una línea de metro en Estambul está revelando información acerca de las técnicas y materiales empleados antiguamente en la construcción de barcos. Estas naves se habían hundido hace muchos años en el Puerto de Teodosio de Estambul, situado en el Mar de Mármara.

Equipos del Museo de Arqueología de Estambul se encuentran actualmente documentando y protegiendo miles de objetos procedentes de los barcos naufragados y realizando un trabajo de conservación en 27 de las 37 naves, según ha comentado Ufuk Kocabaş, profesor adjunto del Departamento de Conservación y Restauración de la Universidad de Estambul.

Barco antiguo restaurado expuesto en Estambul junto con los objetos que contenía (Hurriyet Daily News photo)

Barco antiguo restaurado expuesto en Estambul junto con los objetos que contenía (Hurriyet Daily News photo)

“Los datos más recientes demuestran que entre estos barcos de la época bizantina, los que eran de entre los siglos V d. C. y VII d. C. estaban construidos con madera de árboles de hoja perenne, como pinos y cipreses, mientras que aquellos de la época comprendida entre los siglos IX y XI estaban completamente construidos de madera de árboles de hoja caduca, como robles y castaños, mientras que los de los siglos VII al IX estaban hechos con maderas de ambos tipos de árboles,” ha afirmado Kocabaş en recientes declaraciones. “Hay una variación evidente en el material con el que se construían los barcos entre los siglos V y XI. El estudio de estas 27 naves, que proceden de diferentes períodos de la historia, aporta información acerca de las técnicas de construcción naval en la época bizantina y las diferentes maderas utilizadas a través del tiempo.”

Imagen de portada: El equipo de investigadores halló ánforas de un tipo jamás descubierto hasta ahora en arqueología submarina. Además se encontraron anclas, cerámica utilizada por la tripulación y ollas para cocinar. (Foto: V. Mentogianis)

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Siguiente Artículo