Portada-En este pozo del asentamiento romano de Gernsheim se han encontrado bloques de arenisca, probablemente colocados ahí por gentes de la época medieval o incluso de una época posterior. (Imagen: Thomas Maurer).

Descubierto en Alemania Asentamiento Romano de Hace 1.900 Años

La sed de conquistas de los antiguos romanos era insaciable, y su ambición les llevó muy lejos de la península Itálica. De hecho, unas excavaciones realizadas este mismo verano han revelado que uno de los lugares en el que los romanos tenían un puesto avanzado era Gernsheim, en la actual Alemania, 943 kilómetros (546 millas) al norte de Roma. También descubrieron que tras abandonar la guarnición romana este fuerte militar, otro grupo de personas se instaló en el lugar y construyó en él un asentamiento.

Aparentemente, los romanos se granjearon algunas enemistades entre los pueblos a los que sometieron en la Alta y la Baja Germania, ya que años más tarde oleadas de furiosos Godos y Vándalos, pueblos germánicos, atacaron el imperio y saquearon Roma, tras haberse retirado de Germania sus antiguos ocupantes romanos.

Bárbaros germanos capitaneados por Alarico saquean Roma en el año 410. Saqueo de Roma, obra de J. N. Sylvestre (1890) (Wikimedia Commons)

Bárbaros germanos capitaneados por Alarico saquean Roma en el año 410. Saqueo de Roma, obra de J. N. Sylvestre (1890) (Wikimedia Commons )

Un equipo de arqueólogos que se encontraba realizando excavaciones en verano del 2015 descubrió pruebas de la existencia de un pequeño asentamiento romano de los siglos I y II d. C. en la localidad de Gernsheim (Frankfurt), que probablemente albergaría en su época a unos 500 soldados, según anunció el equipo en una nota de prensa . El director de las excavaciones, el arqueólogo profesor Thomas Maurer, de la Universidad Goethe, explicó que los Romanos construyeron este fuerte como base de operaciones con la intención de ocupar extensos territorios al Este del Rhin. Pero los romanos nunca lograron conquistar o siquiera ocupar la Germania Libera al este del Rhin.

Se han hallado objetos romanos en Gernsheim desde el siglo XIX, razón por la cual los especialistas sospechaban que hubo en el pasado un asentamiento romano en esta zona. Pero no fue hasta este mismo verano cuando el Dr. Maurer y su equipo descubrieron los cimientos de un edificio romano, zanjas fortificadas que habían sido cubiertas con tierra y más objetos. El relleno de estas zanjas en forma de V, al menos en parte, contenía desechos, lo que los investigadores consideraron como una suerte para ellos, ya que entre estos desechos también había objetos de la época.

Puerta Asinaria, a través de la cual Totila el Ostrogodo entró en la ciudad en el año 546 d. C. para saquearla. (Foto: Lalupa/Wikimedia Commons)

Puerta Asinaria, a través de la cual Totila el Ostrogodo entró en la ciudad en el año 546 d. C. para saquearla. (Foto: Lalupa/ Wikimedia Commons )

Germania era una región de unos 500.000 kilómetros cuadrados (190.000 millas cuadradas) bordeada por el Mar Báltico al norte, el Danubio al sur y el Vístula en su frontera oriental. La población de este territorio en el siglo I a. C., época de las primeras incursiones romanas, se ha calculado en unos 5 millones de personas.

En el año 15 a. C. los romanos empezaron a ocupar el sudoeste de Germania merced a su Campaña Alpina. Dos hijos adoptivos de César Augusto, Tiberio y Druso, conquistaron los territorios germánicos al pie de los Alpes. Según Villa-Rustica.de , Julio César había conquistado la margen izquierda del Rhin, mientras que por el norte había alcanzado el río Elba.

En el año 7 d. C., Publio Quintilio Varo fue nombrado gobernador de Germania. Sus superiores esperaban convertirla en provincia romana, pero un joven noble de la tribu germánica de los Queruscos, Arminio, tenía otros planes. Arminio había aprendido la lengua y las costumbres de los romanos, consiguiendo de este modo ganarse la confianza de Varo, hasta tal punto que éste nombró a Arminio jefe de las tropas auxiliares germánicas. Pero en secreto, el Querusco tramaba expulsar a los romanos de Germania.

En el año 9 d. C., un contingente germánico comandado por Arminio atacó y masacró a los romanos en la Batalla del Bosque de Teutoburgo. La derrota indujo a Varo al suicidio, y provocó los lamentos de Augusto: “Varo, Varo, devuélveme mis legiones.” En el 16 d. C., el general romano Germánico derrotó a Arminio y a su ejército, vengando así el honor romano, aunque se retiró de Germania poco después.

Representación artística de la Batalla del Bosque de Teutoburgo (Imagen Original)

Representación artística de la Batalla del Bosque de Teutoburgo ( Imagen Original )

Los romanos no volvieron a aparecer por Germania hasta aproximadamente el 50 d. C., época en la que reconquistaron parte de su territorio, hasta llegar al Danubio. A continuación, alrededor del 75 d. C., construyeron fuertes en Waldmoessingen y Rottweil. Esto ocurrió en la misma época en la que se establecieron el fuerte y el asentamiento romano que Maurer y sus estudiantes han estado excavando en Gernsheim. Finalmente, los romanos lograron conquistar el territorio que limita al norte con el río Neckar. Desde aproximadamente el 260 d. C. hasta el 455 d. C., los romanos fueron expulsados de Germania .

Todo lo que se va, vuelve. Los pueblos germánicos, presionados por los Hunos que estaban invadiendo sus territorios desde el Este, fueron obligados a emigrar hacia el sur, donde se tuvieron que enfrentar a condiciones adversas, como la escasez de alimentos y la corrupción de los romanos. Los pueblos germánicos finalmente acabaron dándole la vuelta a la situación y comenzaron a atacar a los romanos en territorio romano, llegando incluso hasta la propia ciudad de Roma. En el 410 d. C. los Visigodos saquearon Roma, en el 455 lo hicieron los Vándalos y en el 546 los Ostrogodos. Los Galos, otro pueblo que los romanos conquistaron en el pasado, habían pasado a la acción un poco antes, ya que saquearon Roma en el 390 d. C.

Cuando los historiadores utilizan el término “saqueo”, se refieren a que los invasores violaron y asesinaron, capturaron rehenes, hicieron esclavos y se dedicaron al pillaje robando todo lo que pudieron. Dicho esto, los bárbaros invasores que saquearon Roma no perpetraron masacres a gran escala de los residentes de la ciudad.

Maurer llevaba años buscando pruebas de la presencia romana en Gernsheim.

La excavación reveló que no mucho después de que la guarnición romana abandonara el puesto avanzado hacia el 120 d. C., otro grupo de gente llegó y levantó una aldea sobre los cimientos del fuerte.

“Ahora sabemos que desde el siglo I d. C. hasta el III d. C., tuvo que haber aquí un importante asentamiento similar a una aldea o ‘vicus’, y comparable a otros asentamientos similares como los de Groß-Gerau, Dieburg o Ladenburg, cuya existencia ya está probada.” afirma Maurer en la nota de prensa.

Maurer y sus estudiantes de la clase de Arqueología e Historia de las Provincias Romanas descubrieron los cimientos de piedra del edificio, dos pozos, y hogares para encender el fuego. Examinarán fragmentos de cerámica de diversas calidades empleando métodos científicos para determinar con precisión la datación de la aldea y el fuerte. También encontraron una moneda de Bitinia (Anatolia), lo que refuerza la hipótesis de que los romanos tenían un puesto avanzado en Gernsheim.

“También hemos descubierto auténticos tesoros, como raros cierres para la ropa, varias perlas, piezas de un juego de tablero con un dado, y una horquilla para el pelo hecha de hueso y coronada con un busto femenino.” explicó Maurer en la nota de prensa.

El arqueólogo profesor Thomas Maurer y su equipo de estudiantes descubrieron algunos objetos interesantes, entre los que había incluso un dado. (Foto: Thomas Maurer)

El arqueólogo profesor Thomas Maurer  y su equipo de estudiantes descubrieron algunos objetos interesantes, entre los que había incluso un dado. (Foto: Thomas Maurer)

Maurer cree que hubo una guarnición de 500 hombres destacada en esta zona desde el año 70-80 d. C. hasta el 110-120 d. C. Conjetura que la mayor parte de las tropas estaba formada por soldados de ascendencia Galo-Germánica.

Imagen de portada: En este pozo del asentamiento romano de Gernsheim se han encontrado bloques de arenisca, probablemente colocados ahí por gentes de la época medieval o incluso de una época posterior. (Imagen: Thomas Maurer).                                             

Autor: Mark Miller

Traducción: Rafa García

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Next article