Portada-Principal: Los pilares gemelos de Göbekli Tepe (g.frilli / flickr). Detalle: La minúscula placa de hueso descubierta en Göbekli Tepe, ahora en exposición en el nuevo museo arqueológico de Sanliurfa. Imagen: Andrew Collins.

Descubierta la Primera Representación Pictórica de Göbekli Tepe

(Leer articulo en una sola página)

Una diminuta placa de hueso expuesta en el museo de Sanliurfa contiene las claves de la orientación de un conjunto de templos religiosos de hace 11.500 años.

Fue descubierta durante unas excavaciones de rutina realizadas en el yacimiento de Göbleki Tepe, al sudeste de Turquía y cuya antigüedad es de 11.500 años, aunque nadie había reconocido hasta ahora con exactitud lo que representaban las líneas grabadas sobre esta pequeña placa de hueso. Pero llegó Matthew Smith, asesor de telecomunicaciones británico residente en Qatar, y visitó el nuevo museo arqueológico de Sanliurfa, a solo 8 millas (13 kilómetros) del conjunto monumental de Göbekli Tepe. Smith observó algo que todo el mundo había pasado por alto hasta entonces: que sobre la superficie de esta pequeña placa – de solo 6 cm por 2,5 cm de tamaño y no más de 3-4 mm de grosor – había grabadas dos figuras en forma de T similares a los pilares en forma de T repartidos profusamente por el yacimiento.

El hecho de que los dos pilares en forma de T que aparecen en la placa estén cara a cara, con sus cabezas claramente visibles (ver fig. 1), implica que representan a los dos pilares que se han descubierto en el centro de cada uno de los recintos principales investigados hasta ahora en Göbekli Tepe. Algunos, como los que se pueden ver en los recintos C y D, alcanzaban originalmente los 5 o 6 metros de altura y podían pesar entre 15 y 20 toneladas cada uno (ver fig. 2).

Fig. 1: La diminuta placa de hueso descubierta en Göbekli Tepe, actualmente expuesta en el nuevo museo arqueológico de Sanliurfa.

Fig. 1: La diminuta placa de hueso descubierta en Göbekli Tepe, actualmente expuesta en el nuevo museo arqueológico de Sanliurfa.

Fig. 2: Los pilares centrales gemelos del Recinto D de Göbekli Tepe. Foto: Andrew Collins.

Fig. 2: Los pilares centrales gemelos del Recinto D de Göbekli Tepe. Foto: Andrew Collins.

Además del dibujo de los dos pilares en forma de T, la pequeña placa de hueso contiene diversas líneas que parecen representar los muros de contención del recinto. Éstas convergen en el centro del diseño de tal modo que dan la impresión de que hubiera una figura de pie frente a los dos pilares gemelos (ver fig. 3). Aún más destacable resulta el hecho de que por encima de la cabeza de esta figura representada en la placa, y directamente entre las cabezas de ambos pilares, se puede observar claramente lo que parece un agujero sobre una superficie vertical. A izquierda y derecha de esta agujero hay trazos verticales que evocan la imagen de la piedra rectangular agujereada en posición erguida que se encuentra justo en el centro de los dos pilares centrales gemelos del Recinto D de Göbekli Tepe (ver fig. 4), algo que me señaló mi colega Hugh Newman poco después del crucial descubrimiento realizado por Mathew Smith en el Museo de Sanliurfa en Septiembre del 2015.

Fig. 3: Vista esquemática de los trazos principales que aparecen grabados sobre la placa de hueso (Imagen: Rodney Hale).

Fig. 3: Vista esquemática de los trazos principales que aparecen grabados sobre la placa de hueso (Imagen: Rodney Hale).

Fig. 4: El Recinto D de Göbleki Tepe. Entre los dos pilares gemelos podemos observar su gran piedra agujereada. Foto: Andrew Collins.

Fig. 4: El Recinto D de Göbleki Tepe. Entre los dos pilares gemelos podemos observar su gran piedra agujereada. Foto: Andrew Collins.

Otra piedra agujereada similar se puede observar exactamente en la misma posición justo al lado, en el Recinto C. Aunque esta pieza (denominada oficialmente Pilar 59) se encuentra caída en el suelo y su abertura circular partida en dos.

En ambos casos (ver figs. 5 y 6) las piedras agujereadas están situadas en el tramo norte-noroeste del muro de contención del recinto. Esto sugiere que estas piedras verticales, con aberturas circulares de unos 25-30 centímetros, desempeñaban un papel esencial en las creencias y prácticas religiosas de los habitantes de Göbekli Tepe.

Figs. 5 y 6: A la izquierda, la piedra agujereada del recinto D y, a la derecha, la pieza equivalente del recinto C, partida por la mitad. Fotos: Andrew Collins.

Figs. 5 y 6: A la izquierda, la piedra agujereada del recinto D y, a la derecha, la pieza equivalente del recinto C, partida por la mitad. Fotos: Andrew Collins.

Aunque el difunto profesor Klaus Schmidt, director de las excavaciones de Göbekli Tepe desde 1995 hasta su prematura muerte en el año 2014, jamás hizo comentario alguno sobre estas piedras circulares agujereadas de los recintos C y D, sí que hizo mención de ciertas extrañas piedras con forma de anillo descubiertas en el yacimiento (ver fig. 7). Estas piedras, sospechaba el profesor, habrían sido emplazadas en los muros de recintos hoy perdidos y actuarían como seelenloch, palabra de su lengua nativa, el alemán, que significa “agujeros (o puertas) del alma” (Schmidt, 2012, 99).

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article