El piramidión recientemente descubierto. Fotografía: Ministerio de Antigüedades de Egipto

Descubierta cúspide de pirámide de hace 4.000 años en la tumba olvidada de una reina egipcia de la Dinastía VI

(Leer articulo en una sola página)

La cúspide de una pirámide, que se remonta a alrededor del 2.000 a. C., ha sido descubierta en el olvidado lugar de enterramiento de Anjenespepi II, una importante reina egipcia de la Dinastía VI.  El resto de la pirámide aún está por descubrir.

El Ministerio de Antigüedades de Egipto ha anunciado el descubrimiento de la cúspide de una pirámide, elemento conocido como piramidión, en el complejo funerario de la reina Anjenespepi II situado en la necrópolis de Saqqara, ubicada unos 30 kilómetros (19 millas) al sur de El Cairo.

Arqueólogos realizan excavaciones en la necrópolis de Saqqara. Fotografía: Smithsonian

Arqueólogos realizan excavaciones en la necrópolis de Saqqara. Fotografía: Smithsonian

"Creemos que es el piramidión de la pirámide satélite de la reina Anjenespepi II, ya que fue descubierto cerca del lugar en el que cabría esperar que estuviera situada la pirámide satélite," señalaba para Ahram Online el profesor Philippe Collombert, jefe de la expedición arqueológica suizo-francesa.

El Dr. Mostafa Waziri, Secretario General del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, ha indicado que el piramidión está hecho de granito y mide 1,3 metros de alto y 1,1 metros de largo en sus lados. Las características del piramidión revelan que en el pasado estuvo cubierto de oro o cobre.

El piramidión recientemente descubierto. Fotografía: Ministerio de Antigüedades

El piramidión recientemente descubierto. Fotografía: Ministerio de Antigüedades

La cúspide de la pirámide fue desenterrada cerca del lugar donde parte de un obelisco para la misma reina fue descubierto apenas la semana pasada.  El antiguo monumento, que también tuvo en el pasado una cúspide cubierta con una lámina de cobre o de oro para brillar a la luz del sol, contiene inscripciones con el nombre de la reina Anjenespepi II, lo que sugiere que habría sido construido en su honor.

La sección superior del fragmento que ha sido desenterrado mide 2,5 metros de largo, lo que hace de él el fragmento de obelisco de mayor tamaño del Imperio antiguo descubierto hasta ahora. “Podemos estimar que la altura total del obelisco era de alrededor de cinco metros cuando estaba intacto,” señalaba el profesor Philippe Collombert.

El obelisco recientemente descubierto en El Cairo, dedicado a una reina del Imperio antiguo. Fotografía: Ministerio de Antigüedades de Egipto

El obelisco recientemente descubierto en El Cairo, dedicado a una reina del Imperio antiguo. Fotografía: Ministerio de Antigüedades de Egipto

Anjenespepi II fue una de las más importantes reinas de la Dinastía VI. Era esposa del faraón Pepi I (el nombre de ella se traduce como “Su vida pertenece a Pepi”), como también lo era su hermana. Su hermana tuvo un hijo del rey Pepi I, Merenre Nemtyemsaf I, con quien la reina Anjenespepi II se casó tras la muerte del rey Pepi.  

Cuando murió Merenre, el hijo de Anjenespepi II con Merenre, Pepi II, heredó el trono a la edad de 6 años, por lo que la reina Anjenespepi II se convirtió en su regente, y de este modo en la soberana efectiva de Egipto.

La cámara funeraria de Anjenespepi II fue descubierta en 1963 junto con los restos de una mujer de mediana edad en el interior de un sarcófago, que muy bien podrían ser los de la reina. En 1998 su pirámide fue hallada y excavada, y contenía los primeros ejemplos conocidos de textos de pirámides descubiertos en la pirámide de una reina. Los textos se refieren a ella como ‘reina madre’, por lo que la construcción de su pirámide data del reinado de su hijo. Ahora, además del obelisco construido en su honor, se une a esta cadena de descubrimientos el piramidión de una pirámide satélite.

Perfil de Anjenespepi II hallado en su templo funerario. (CC by SA 2.0)

Perfil de Anjenespepi II hallado en su templo funerario. ( CC by SA 2.0 )

Los arqueólogos esperan poder descubrir próximamente la mitad inferior del obelisco y el resto de la pirámide satélite.

Imagen de portada: El piramidión recientemente descubierto. Fotografía: Ministerio de Antigüedades de Egipto

Autor: April Holloway

Este artículo fue publicado originalmente en www.ancient-origins.net y ha sido traducido con permiso.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article