Portada-Las excavaciones de un antiguo campo de batalla en el norte de Alemania han revelado indicios de una batalla a gran escala, como por ejemplo una elevada concentración de huesos, lo que podemos comprobar observando esta fotografía del yacimiento tomada en el año 2013. En un área de 12 metros cuadrados se hallaron hasta 1478 huesos, entre ellos 20 cráneos. Fotografía: Landesamt für Kultur und Denkmalpflege Mecklenburg-Vorpommern/Landesarchäologie/C. Harte-Reiter

4.000 guerreros del norte de Europa combatieron en una cruenta y desconocida batalla en el año 1250 a. C.

(Leer articulo en una sola página)

En un antiguo campo de batalla de hace 3.250 años situado en Alemania se han descubierto restos de guerreros con signos de violencia, mazas de madera, puntas de lanza, puntas de flecha de sílex y bronce y cuchillos y espadas también de bronce. La macabra escena, congelada en el tiempo por la turba del terreno, es diferente a cualquier otro yacimiento conocido en el norte de Europa de la Edad del Bronce, donde los investigadores creían hasta ahora que no había tenido lugar ninguna guerra a gran escala hasta muchos años más tarde.

De este modo, no sabemos quiénes fueron estos guerreros que combatieron hace más de 3.000 años a orillas del río Tollense en el norte de Alemania, cerca del mar Báltico, ya que no disponemos de registros escritos de la época.

El río Tollense cerca de la localidad de Weltzin. (Public Domain)

El río Tollense cerca de la localidad de Weltzin. ( Public Domain )

Pero el análisis de los restos hallados hasta ahora pertenecientes a 130 hombres, la mayoría de ellos de edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, demuestra que algunos procedían al parecer de cientos de kilómetros de distancia: Polonia, Holanda, Escandinavia y sur de Europa.

Los combates cuerpo a cuerpo que tuvieron lugar en esta batalla, que podría haber involucrado a miles de guerreros y haber acontecido en un solo día, fueron brutales, según un artículo sobre la investigación arqueológica llevada a cabo en el yacimiento de Tollense publicado en la revista Science. En ella también participaron hombres a caballo. Hasta el día de hoy, aunque los investigadores creen que solo han desenterrado el 2 o 3 por ciento del material arqueológico presente en este antiguo campo de batalla, se han hallado en el yacimiento los restos óseos de 130 guerreros y cinco caballos.

Los vencedores despojaron a algunos de los muertos de sus pertenencias, aunque otros cadáveres se hundieron bajo las aguas y acabaron finalmente sepultados por la turba.

Dos anillos de oro hallados en el valle del Tollense: a) Weltzin 32, longitud: 2,9 cm; b) Weltzin 4, longitud: 3,1 cm. Fotografías: J. Krüger. (S. Suhr, Landesamt für Kultur und Denkmalpflege)

En aquella época no se utilizaba ningún sistema de escritura en el norte de Europa, por lo que no existió la posibilidad de registrar quiénes fueron estos hombres o por qué lucharon. Un viejo axioma del mundo antiguo explica que había tres razones principales por las que se iba a la guerra: tierras, ganado y mujeres, aunque en este caso no nos es posible conocer las causas de este derramamiento de sangre.

El campo de batalla fue descubierto en el año 1996 por un arqueólogo aficionado que observó el hueso de un brazo asomando en la orilla del río. Incrustada en el hueso había una punta de flecha de sílex. Los arqueólogos realizaron algunas excavaciones menores en el yacimiento por aquel entonces y descubrieron un cráneo destrozado junto a una maza de madera de 73 centímetros de longitud. La datación mediante carbono-14 demostró que eran aproximadamente del 1250 a. C.

Entre los hallazgos realizados en el yacimiento se encuentra este cráneo humano con la mortal fractura que se observa en la fotografía. (D. Jantzen/Never Yet Melted)

Entre los hallazgos realizados en el yacimiento se encuentra este cráneo humano con la mortal fractura que se observa en la fotografía. (D. Jantzen/ Never Yet Melted )

Entre los años 2009 y 2015, los investigadores del Departamento de Conservación Histórica de Mecklenburg-Vorpommern y la Universidad de Greifswald hallaron restos óseos adicionales de hombres y caballos, muchos de ellos con graves lesiones. También encontraron mazas de madera, puntas de flecha de bronce y sílex y puntas de lanza de bronce.

Según los arqueólogos, podría haber aún sepultados bajo la turba restos pertenecientes a cientos de individuos más, aún por descubrir.

Cráneo hallado en el campo de batalla con una punta de flecha de bronce profundamente incrustada donde se encontraría el cerebro. (Old European Culture)

Cráneo hallado en el campo de batalla con una punta de flecha de bronce profundamente incrustada donde se encontraría el cerebro. ( Old European Culture )

“Si nuestra hipótesis de que todos los hallazgos corresponden al mismo acontecimiento es correcta, estaríamos hablando de un conflicto a una escala completamente desconocida hasta ahora al norte de los Alpes,” ha declarado a Science el director adjunto de las excavaciones Thomas Terberger, arqueólogo del centro de Hannover perteneciente al Servicio Estatal para el Patrimonio Cultural de la Baja Sajonia, añadiendo a continuación: “No existe nada que se le pueda comparar.”

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article