Portada - Osiris, dios egipcio del Inframundo (Dominio público)

El mito de Osiris: cómo el primer faraón de Egipto se convirtió en dios del Inframundo

(Leer articulo en una sola página)

Osiris fue uno de los dioses más prominentes del panteón del antiguo Egipto. Esta destacada deidad formaba parte de la Enéada (conocida también como Gran Enéada y Enéada de Heliópolis), un grupo de nueve deidades egipcias adorado sobre todo en Heliópolis, pero cuya influencia se extendió también al resto de Egipto. Osiris es conocido principalmente por ser el dios del Inframundo, un papel que le capacitaba para juzgar a los muertos. Su potestad sobre los muertos se aprecia en el hecho de que este dios es representado a menudo como una figura momificada. Otras características de la iconografía de Osiris apuntan hacia los diferentes atributos de este antiguo dios.

Hijo de dioses

La palabra Osiris deriva de la antigua palabra egipcia 'Wsir', que podría traducirse como 'poderoso' o 'imponente'. Según el mito de la creación de Heliópolis, Atum fue el primer dios que existió tras crearse a sí mismo. Este dios procedió entonces a crear al Dios Shu y a la diosa Tefnut. La unión de estas dos deidades dio lugar al nacimiento de Geb y Nut. Finalmente, la progenie de Geb y Nut estaba formada por Osiris, Set, Isis y Neftis.

El dios egipcio Osiris aparece en este friso pintado sobre uno de los muros de la tumba QV66, el lugar de enterramiento de Nefertari (c. 1295-1255 a .C.) (Dominio público)

El dios egipcio Osiris aparece en este friso pintado sobre uno de los muros de la tumba QV66, el lugar de enterramiento de Nefertari (c. 1295-1255 a .C.) ( Dominio público )

Los antiguos egipcios creían que Osiris fue el primer faraón de Egipto, y que trajo la civilización a su tierra. La agricultura, las leyes, las instituciones religiosas y la cultura fueron otorgadas al pueblo de Egipto por el dios. Su reinado fue una época de prosperidad para los antiguos egipcios, y en él todos eran felices excepto su hermano Set, quien estaba celoso y se sintió cada vez más resentido por el éxito de Osiris. De este modo, el hermano celoso conspiró para deshacerse de Osiris.

Set golpea primero

Set hizo un hermoso ataúd a la medida exacta de Osiris y seguidamente organizó un banquete. Durante el banquete, Set anunció que el ataúd sería entregado a la persona que encajara perfectamente en él. Uno por uno, los invitados de Set probaron suerte, pero ninguno de ellos tuvo éxito. Por último, Osiris saltó dentro del ataúd para ver si se ajustaba a su cuerpo. Aprovechando esta rebuscada oportunidad, Set cerró el ataúd y lo arrojó al Nilo con su hermano dentro. Las aguas del Nilo llevaron el ataúd hasta el mar, y finalmente el féretro acabó reposando en un árbol de tamarisco cerca de Biblos, en Fenicia. Osiris permaneció allí hasta que murió.

Set, una antigua deidad egipcia. Imagen basada en pinturas halladas en tumbas del Imperio Nuevo. (CC BY-SA 4.0)

Set, una antigua deidad egipcia. Imagen basada en pinturas halladas en tumbas del Imperio Nuevo. ( CC BY-SA 4.0 )

Finalmente, Isis consiguió encontrar y recuperar el cuerpo de su hermano y esposo, trayéndolo de vuelta a Egipto. La diosa intentó entonces revivir a Osiris, pero Set descubrió el regreso de su hermano y cortó su cuerpo en pedazos, dispersándolos por todo Egipto. Isis logró recuperar todas las partes del cuerpo de Osiris excepto su pene, que había sido devorado por un pez oxirrinco. Sin embargo, de alguna manera Isis fue capaz de revivir a su esposo, y el dios Horus fue concebido durante este tiempo. Encontrándose incompleto su cuerpo, Osiris ya no podía reinar sobre la tierra de los vivos, y por lo tanto se convirtió en rey del Inframundo.

Osiris, Isis y Horus: colgante con el nombre de rey Osorkón II (CC BY-SA 1.0)

Osiris, Isis y Horus: colgante con el nombre de rey Osorkón II ( CC BY-SA 1.0 )

El ascenso de Osiris al poder

Como faraón de Egipto, Osiris es representado con los símbolos de la realeza, es decir, la corona Atef, que es una combinación del Hedjet, la corona del Alto Egipto, y una pluma de avestruz a cada lado, además del cayado, el mayal y una barba falsa.

De izquierda a derecha, Osiris, Anubis y Horus. Pintura mural de la tumba de Horemheb. (Imagen: CC BY 2.0)

De izquierda a derecha, Osiris, Anubis y Horus. Pintura mural de la tumba de Horemheb. (Imagen: CC BY 2.0 )

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article