Portada-El Diluvio, óleo pintado entre los años 1837 y 1839 por el artista Francis Danby. (1793-1861). Tate Gallery. Londres, Inglaterra. (Public Domain)

¿Hubo realmente un diluvio universal?

(Leer articulo en una sola página)

“El año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del gran abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches”.  (Génesis 7, 11-12)

“La historia de cualquier parte de la tierra, como la vida de un soldado, consiste en prolongados períodos de aburrimiento, seguidos de breves períodos de terror”.  Dr. Derek V. Ager, investigador geológico.

Hace entre 5.000 y 9.000 años, en la provincia de Sinope, norte de la actual Turquía, aconteció un hecho de espectacular magnitud histórica. Un acontecimiento de tales características que lo ha llevado a convertirse en el pilar de la hipótesis que propone al ‘Gran Diluvio’ bíblico como una tergiversación exagerada de sucesos reales.

En septiembre del año 2004, una expedición submarina llevada a cabo en el Mar Negro por parte de un conjunto de instituciones (entre ellas la National Geographic Society ), concluyó que dicho mar no fue siempre tal y como lo conocemos en la actualidad, sino que se originó a partir de un inmenso lago, particularmente grande, que en un determinado momento de la historia comenzó a ensanchar sus cauces de una forma inusualmente rápida.

Fotografía vía satélite del Mar Negro. (Public Domain)

Fotografía vía satélite del Mar Negro. ( Public Domain)

Tal fue la velocidad con que se elevó el nivel de aquellas aguas, que los pobladores de un área aproximada de 150.000 kilómetros cuadrados en torno a ellas se vieron obligados a desplazarse, sin tregua, en busca de tierras más seguras. Gentes que huyeron dejando atrás viviendas, herramientas y otros indicios que permitieron a la expedición de submarinistas liderada por el famoso oceanógrafo Robert Ballard descubrir la existencia de asentamientos humanos en una porción de tierra que hoy yace a unos 100 metros de profundidad, bajo la masa de agua más pobre en oxígeno de todo el planeta.

Este llamativo hallazgo, realizado bajo las aguas del Mar Negro, no solo contribuyó a enriquecer los conocimientos históricos acerca de un tiempo en el que el Próximo Oriente sufrió graves alteraciones a nivel hídrico, sino que planteó también el interrogante de cuál fue la causa que provocó una alteración de tales proporciones.

Así fue como científicos y divulgadores volvieron a poner en boga un tema clave para la comprensión del desarrollo histórico de la civilización y de las distintas etapas climáticas por las que ha atravesado la Tierra. Un tema enlazado no solo con la tradición judeo-cristiana, sino también con muy diversos mitos procedentes de las culturas más dispares del mundo: “El Diluvio Universal”.

En la actualidad, las hipótesis que proponen la crecida del Mar Negro como consecuencia de una lluvia de proporciones planetarias, se ven obligadas a refutar una gran cantidad de leyes científicas, la mayor parte de ellas geológicas, que los investigadores han establecido en base a observaciones empíricas a lo largo de los años.

El mito del diluvio universal es un tema enlazado no solo con la tradición judeo-cristiana, sino también con muchas leyendas procedentes de las culturas más dispares del mundo. En la imagen, la tablilla de arcilla número 11 del poema épico sumerio de Gilgamesh, en la que se narra la historia del diluvio universal. Museo Británico de Londres, Inglaterra. (Public Domain)

El mito del diluvio universal es un tema enlazado no solo con la tradición judeo-cristiana, sino también con muchas leyendas procedentes de las culturas más dispares del mundo. En la imagen, la tablilla de arcilla número 11 del poema épico sumerio de Gilgamesh, en la que se narra la historia del diluvio universal. Museo Británico de Londres, Inglaterra. ( Public Domain )

En primer lugar, los geólogos escépticos proponen que, de haber sucedido un diluvio de estas dimensiones, deberíamos encontrar un estrato a nivel mundial de arcilla cubierta de guijarros, cieno, cantos rodados y otros elementos. Para ellos resulta curioso que esta capa no pueda encontrarse. Más aún cuando la inundación narrada por la Biblia habría tenido lugar en una época tan reciente como hace ‘sólo’ unos 5.000 años.

Asimismo, opinan que tampoco deberían hallarse los diferentes estratos fósiles estudiados actualmente, con diversas especies animales y vegetales ocupando capas específicas del suelo. Siguiendo una lógica diluviana, los restos animales de especies anteriores a la gran inundación (incluyendo los extintos dinosaurios) deberían hallarse en un solo estrato, sin distinción alguna. Sin embargo, la paleontología contradice estas suposiciones por completo.

Nuestra Misión

Ancient Origins pretende descubrir e investigar lo que creemos representa la parte más importante de los conocimientos que podemos lograr como seres humanos: nuestros orígenes.

Si bien hay quien podría pensar que poseemos ya un conocimiento profundo sobre el tema, pensamos que aún existen infinidad de enigmas y misterios que necesitan ser estudiados.

Por lo tanto, alentamos a una comunidad abierta dedicada a la investigación, la comprensión y explicación de los orígenes de la vida de nuestra especie en el planeta Tierra: organizamos, apoyamos y también financiamos los esfuerzos que van en esta dirección.

Nuestro objetivo es ir más allá de las teorías, y presentando una evaluación precisa de la investigación actual, resaltamos y ofrecemos puntos de vista alternativos a las declaraciones de la ciencia y arqueología convencionales.

Embárcate con nosotros en un viaje para explorar civilizaciones perdidas en el tiempo, antiguos lugares y hallazgos y misterios científicos inexplicables, mientras reconstruimos conjuntamente la historia de nuestros orígenes.

Next article